scorecardresearch

El Meta Data Center empezaría a funcionar a partir de 2025

C. S. Jara
-

Sería la primera fase del proyecto, que según las previsiones estaría lista a los dos años del inicio de la construcción, previsto para finales de 2023

Meta Data Center de Clone, en Irlanda, puesto en marcha en 2018. - Foto: Meta

La primera fase del Meta Data Center Campus entraría en funcionamiento en 2025, dos años después de iniciada su construcción. Esa es la previsión de la compañía californiana, que ha incluido este plazo en la memoria del proyecto presentado a la Consejería de Fomento para conseguir la Declaración de Interés Regional. Esta documentación, consultada por La Tribuna, especifica que el proyecto estará plenamente operativo en 2030, pero que la construcción se desarrollará por fases y que se espera que los primeros edificios empiecen a funcionar dos años después de iniciadas las obras. La empresa, titular de Facebook, Instagram y Whatsapp, cuenta con empezar la construcción a finales de 2023, con lo que, de cumplirse las previsiones, a finales de 2025 podría empezar a utilizarse la primera fase del Data Center Campus.

El complejo se levantaría en la segunda fase del polígono industrial de Torrehierro, en el que la empresa dispondría de 191 hectáreas de suelo. El Gobierno central ya ha anunciado su intención de allanar el camino a Meta. Así,  el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana aseguró la colaboración, a través de la Entidad Estatal de Suelo (Sepes), Invest in Spain (ICEX), entidad dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo; la Junta de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Talavera de la Reina, facilitarán la implantación del Campus de Centro de Proceso de Datos sobre una superficie aproximada de 190 hectáreas, propiedad de Sepes.

Torrehierro, opción más ventajosa. «El proyecto del 'Meta Data Center Campus' precisa de importantes requerimientos técnicos -relativos a dotación de agua, energía, calidad del aire, sensibilidad sísmica- que el suelo de que dispone Sepes en Talavera de la Reina cumple adecuadamente y es la opción más ventajosa para la implantación del proyecto», señalaba este Ministerio para destacar la importancia del proyecto presentado por la compañía norteamericana.

El Ministerio destacaba del proyecto, además de la inversión que se estima en unos 1.000 millones de euros, «su capacidad para generar un importante número de puestos de trabajo cualificado, con la consiguiente dinamización del municipio de Talavera de la Reina». Añadía además que «una vez en funcionamiento los 5 o 6 edificios, se prevé la creación de unos 250 empleos directos de alta cualificación técnica, a los que habrá que sumar las de los generados por las empresas auxiliares», según informaba en un comunicado.

El de Talavera será el primer Data Center de Meta en el sur de Europa y el cuarto del continente, ya que se sumará a los de Irlanda, Dinamarca y Suecia, que ya están funcionando. 

En la documentación que adjunta para aspirar a la Declaración de Interés Regional, Meta hace mucho hincapié en la importancia de su instalación y en las repercusiones que tendrá sobre la economía local, regional y nacional. «La apuesta por Talavera de la Reina, unido al ecosistema tecnológico ya presente en el municipio, supone un claro aliciente a la atracción de nuevas empresas internacionales consolidando el ecosistema digital del municipio», explica, a la que lo considera también un incentivo para Castilla-La Mancha, «a la hora de reforzar que la imagen de la región que sea reconocible y atractiva para los inversores internacionales y ayudar a promoverla como un destino para la atracción de empresas extranjeras». 

Con respecto a Talavera, considera que el Data Center Campus tiene el potencial de convertirse en una pieza clave en el ecosistema de innovación y desarrollo de la región, impulsando la zona de Talavera de Reina como polo de actividades económicas avanzadas».