Von der Leyen confía en una presidencia eficaz de la UE

Europa Press
-

La presidenta de la Comisión Europea espera que las elecciones generales del 23 de julio no influyan en la cita europea

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha asegurado este lunes desde Madrid que confía plenamente en que la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea que este semestre asume España será "efectiva" sin que las próximas elecciones del 23 de julio alteren su funcionamiento.

"Independientemente de cuál sea el resultado de las elecciones, yo confío en que el Gobierno español y las instituciones sean capaces de cumplir con una presidencia efectiva", ha dicho en una rueda de prensa junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la reunión entre el Ejecutivo español y el Colegio de Comisarios para marcar el arranque de la presidencia de turno del Consejo de la UE que asume España hasta diciembre.

"Tengo plena confianza en el profundo espíritu europeo de España", ha remachado la jefa del Ejecutivo comunitario, al término de unas cuatro horas de reunión entre el conjunto de ministros que forman el Gobierno y la mayoría de comisarios del Ejecutivo de Von der Leyen.

Von der Leyen confía en una presidencia eficaz de la UE  Von der Leyen confía en una presidencia eficaz de la UE - Foto: MariscalLa jefa del Ejecutivo comunitario ha advertido de que la Unión afronta un "momento crucial" porque la actual legislatura emprende la recta final antes de las elecciones europeas de junio de 2024 y aún están abiertos los expedientes de un tercio del total de propuestas que su Comisión ha promovido durante su mandato.

"Por su puesto, no todo se concluirá pero muestra la cantidad de trabajo que tenemos por delante y los ciudadanos esperan que cumplamos con nuestra políticas", ha razonado la política alemana, para explicar la importancia de que la presidencia española cumpla con su agenda de trabajo prevista durante el semestre al margen del contexto electoral.

Sobre el mismo asunto, Sánchez ha querido trasladar un mensaje de "absoluta normalidad" respecto a que un Estado miembro compagine la presidencia rotatoria del Consejo de la UE y la celebración de elecciones.

"España, afortunadamente, lleva tiempo integrada en la Unión Europea y ha acumulado una experiencia en la preparación de las presidencias rotatorias de la UE que va a hacer que todos estos dosieres avancen y se puedan cerrar nuestra presidencia", ha defendido el presidente del Gobierno.

Pacto migratorio

Entre los retos del semestre, junto a la reforma del mercado energético y la revisión de las reglas fiscales, España deberá conducir los trabajos para tratar de alcanzar un acuerdo sobre el Pacto de Migración y Asilo que lleva años encallado por las enormes diferencias entre los países del bloque respecto a cómo repartirse la carga del asilo.

Sánchez se ha mostrado convencido de que será posible llegar a un acuerdo "positivo" y "equilibrado" entre las demandas de solidaridad de los países en primera línea de la entrada irregular de migrantes, como España, y la responsabilidad en el control de la frontera que les reclaman a estos otros socios del centro y este de Europa.

Por ello, el presidente español ha apelado a la necesidad de acercar posiciones para soluciones comunes y no centradas en las "realidades nacionales". La reforma de la política de migración y asilo deben negociarla aún entre los Veintisiete y el Parlamento Europeo pero los países deben definir aún bajo presidencia española su posición en uno de los expedientes clave, el reglamento para gestión de crisis que deberá definir la "solidaridad flexible".

En la última cumbre de líderes de la UE la semana pasada, Hungría y Polonia trataron sin éxito de revertir el acuerdo de los Veintisiete sobre otro de los expedientes del pacto migratorio por el que los gobiernos apoyaron crear un mecanismo para el reparto de la carga del asilo que obligará a los países que no acepten recibir a migrantes reubicados a compensar esa falta de solidaridad con fondos adicionales o apoyo material.

Preguntado por ello, Sánchez ha defendido el acuerdo en este punto pese al enfado de Budapest y Varsovia porque se hizo con la "legitimidad política" de los Tratados que establecen que las cuestiones migratorias se deciden por mayoría cualificada, sin necesidad de unanimidad.

"Espero que podamos cerrar este importante dosier este semestre", ha insistido el presidente del Gobierno sobre una reforma que, ha recordado, lleva "mucho tiempo en el cajón" y por fin hay una "posibilidad real de cerrar".