El Museo del Ejército, el quinto más visitado

C.M
-
Exposición temporal 'Rojo, amarillo y rojo. La bandera de todos. 175º aniversario'. - Foto: Víctor Ballesteros

El director del Museo del Ejército, Antonio Rajo, consideró que el «éxito» de las cifras registradas el pasado año se debe a «las actividades realizadas a lo largo de todo el año, al trabajo del personal y al gran esfuerzo de difusión»

El Museo del Ejército recibió el pasado año «un total de 371.753 visitantes» -cerca de 12.000 personas más que en 2017- de manera presencial y fue ‘transitado’ a través de su web por 93.019 personas. Con estas cifras calificadas por el director del Museo del Ejercito como exitosas, celebró dirigir que el suyo se ha situado como «el quinto museo de titularidad estatal que más volumen de visitas registró en 2018». Y puesto que la institución ha apostado por realizar diversas actividades culturales centradas en su edifico y sus fondos, Antonio Rajo aprovechó la ocasión para agradecer «el trabajo del personal» y destacar «el esfuerzo realizado en el ámbito de la difusión».
En este punto, apreció el valor de «haber consolidado la cifra de los 350.000 visitantes al año» y la importancia de orquestar actuaciones dirigidas tanto al público familiar como a los centros escolares. Así, sobre las acciones culturales dirigidas a niños y familias -realizadas los fines de semana-, han llegado a «casi 5.000 personas» participantes en 164 sesiones correspondientes tanto a cuentacuentacuentos como a visitas, pasanado por  el teatro de guiñol o el programa ‘El Museo en familia’.
Prestando atención a las actividades didácticas, apreció Rajo el plan educativo -del que «estamos muy orgullosos»- que ha implicado a «391 colegios, llegando a 19.863 escolares de entre 13 y 14 años», sin olvidar la apuesta veraniega ‘Enseñar a enseñar’ en la que 20 niños «pasaron la noche en una de las salas del Museo».
al cuidado de sus fondos. El director del espacio no pasó por alto las intervenciones desarrolladas en la difusión y mantenimiento de sus fondos al indicar que se han cedido o prestado «39 fondos» conllevando la «restauración de 83 fondos», lo que significa que «anualmente se restauran cerca de 100 piezas». De ellas, 30 han sido de ‘Uniformidad y simbología’; 10 de ‘Bellas artes’; 39 de ‘Armas’; y 4 de ‘Arqueología y patrimonio’  
En cuanto al esfuerzo editorial, enumeró «dos grandes publicaciones» relativas a la ‘Guía de visita’ «para que los visitantes puedan preparar el recorrido y saber qué consideramos imprescindible», y el tríptico ‘Las 20 piezas más significativas del museo’.
Sobre la disposición de la institución a colaborar con el aumento del conocimiento sobre las piezas conservadas, el director del Museo destacó que «se han atendido 631 peticiones de manera online o presencial de investigadores» correspondiendo «233 al archivo y 398 a los fondos museográficos y bibliográficos», lo que evidencia la «simbiosis» necesaria para aportar nuevos datos sobre la importancia de las piezas cobijadas en el Museo.
Finalizó, Antonio Rajo, enumerando en 476 los impactos logrados en los distintos medios de comunicación, cifra que «ha crecido un 40%» con respecto a 2017.

 

De los últimos de Filipinas a O’ Donnell pasando por Normandía y los 100 años de Letonia

Una vez aportados los datos logrados el pasado año, Antonio Rajo consideró que la línea de actuación presente pasa por «mantener y fortalecer el vínculo con la sociedad»  a través de las actividades, la cesión de espacios y la atención a los investigadores». Todo, aseveró, «para potenciar la visita, aumentar la presencia pública del Museo y contribuir a su proyección nacional e internaci onal».
Bajo estas premisas, el Museo del Ejército de Toledo albergará siete exposiciones temporales, de las que cuatro son de formato menor, y una será permanente. Sobre esta última prevista «para antes de Semana Santa», apuntó que estará dedicada a ‘El ejercito en el tiempo actual’ para «mostrar la historia del ejército español a día de hoy».
En cuanto a las temporales, destacó la que desde abril o junio -y hasta septiembre- «mostrará objetos, documentos y cartas, algunos de ellos inéditos hasta el momento, para contar los hechos que ocurrieron» en torno a ‘Los héroes de Baler. Historia de los últimos de Filipinas’. Unos meses más tarde, en octubre, ocupará el espacio un recorrido  sobre ‘O’Donnell y la guerra de África’.
Sobre las propuestas de menor formato, informó de la dedicada al «desembarco de Normandía con piezas Lego, que se podrá ver en los meses de julio y agosto»; de la prevista para el ‘175 aniversario de la Guardia Civil», y de la referida a los 100 años de la fundación del Estado de Letonia.
Por supuesto, el Museo continuará realizando actividades formativas  como los programas de prácticas; las actuaciones técnicas;los planes de inserción laboral de Cecap; o los proyectos de investigación y acción cultural.