La visita a Toledo aclara que sí se han vulnerado normativas

I.P.Nova / Toledo
-

La eurodiputada, Bodil Valero, visitó el río a su paso por el puente San Martín para realizar un informe que enviará posteriormente a autoridades nacionales y a la Comisión Europea

La visita a Toledo aclara que sí se han vulnerado normativas - Foto: David Pérez

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo también paró ayer por Toledo durante su visita al río Tajo. Concretamente, fue la eurodiputada del grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea, Bodil Valero, quién se acercó hasta las lindes del río a su paso por la capital tras la invitación del Partido Castellano, PACS, y de la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo. La visita, que se enmarcó según el presidente nacional del PACS, Pedro Manuel Soriano, debido a la importancia histórica y cultural del Tajo en la ciudad, permitió conocer a la política europea el estado del río «en un día corriente en el que el caudal ha vuelto a su cauce normal: poco agua y mucha suciedad». 
En sus declaraciones a los medios, la eurodiputada Bodil Valero manifestó que, bajo su punto de vista, «sí se han vulnerado algunas de las directivas» en el trasvase del río Tajo. «Se puede cumplir con las normativas formalmente, con las consultas, etc, pero hay que saber de qué forma se han hecho posibles y cuál es la idea de la directiva. Y es que, de lo que se trata es de proteger el medio ambiente. Lo formal no va siempre de la mano de la visión de la directiva», concretó.
Sobre el emblemático puente de San Martín, la mandataria aseguró que compartirá con el resto de sus compañeros de la comisión, que ha estado viajando por España estos días, sus impresiones y las enseñanzas que se lleva de esta ruta concertada con la plataforma de Toledo en Defensa del Tajo. «En esta visita nos hemos encontrado con los municipios y afectados por el plan hidrológico del Tajo. Haremos un informe que enviaremos a las autoridades de aquí y, próximamente, a la Comisión Europea», argumentó.
Para la eurodiputada lo más importante es que con estas visitas sus compañeros han podido comprobar si las autoridades han cumplido con la normativa o no.  «Según hemos visto difiere mucho la visión de la gente que realiza la petición y la visión del ministerio. Yo he pedido más información, sobre todo en lo que respecta a los estudios sobre los impactos ecológico y los que hacen referencia al plan concreto, para así estudiarlo más a fondo. Es que son dos posiciones muy distintas», concluyó concretando que, aunque su opinión personal sí esté clara, tiene que ponerse de acuerdo con la delegación para emitir un veredicto final que llegará hasta las autoridades competentes. 
Fue el presidente de la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo, Alejandro Cano, quién agradeció a la alta mandataria que se quedara «un ratito más» de lo que se habían quedado el resto de parlamentarios. «Es lamentable que la visita haya sido tan escueta, sobre todo para encontrarse con la realidad y no verlo en fotos sino en directo. Hay que ver cuál es el maltrato del Tajo y el valor que tiene para Toledo este río, que es todo», argumentó.