Tolón sustenta su triunfo en la transferencia de Cs y UP

F. Rodríguez
-
Tolón sustenta su triunfo en la transferencia de Cs y UP

Aunque el trasvase de votos al PSOE es evidente, también les ha pasado factura un aumento de la abstención, que llegó al 30,24% con 19.028 personas

Milagros Tolón ha ganado a Pedro Sánchez en las urnas. La alcaldesa de Toledo jugaba en casa y le ha metido 4.955 votos de diferencia al inquilino de la Moncloa, una prueba más de que en las elecciones municipales se acaba votando más a la persona que al partido. Y es que, aunque son escenarios distintos, extrapolando los resultados de dos elecciones tan próximas en el tiempo -menos de un mes- se pueden sacar algunas conclusiones.
La más evidente de ellas ya se ha dicho. Milagros Tolón es la gran triunfadora de la última cita con las urnas. Ha alcanzado los 19.258 votos y se ha quedado a un paso de mejorar los mejores resultados en la historia del PSOE municipal. Los cosechó en 2011 el actual presidente de la Junta, Emiliano García-Page (20.025 votos); aunque bien es cierto que fueron las últimas elecciones del bipartidismo.
La segunda lectura es que se ha producido un evidente trasvase de votos. Aunque la participación ha caído mucho en las municipales respecto a las generales -30 días machacando política pasa factura a cualquiera-, lo cierto es que en algunos barrios es muy evidente dónde han ido los votos que pierden algunos partidos. Principalmente Podemos y Ciudadanos, que son, aparentemente, los damnificados del proceso.
El pasado 28 de abril, con la única obligación de decidir el Gobierno de España, los toledanos acudieron masivamente a las urnas. Las llamadas a la participación desde los partidos de izquierdas, a los que la abstención siempre ha pasado factura históricamente, sumado a que finalmente el efecto Vox no fue tan marcado como se esperaba, dejaron un panorama muy favorable a Pedro Sánchez.
El Polígono (con 4.539 votos) y Buenavista (con otros 4.573) fueron los principales apoyos de un PSOE en clave nacional que pese a todo tuvo que plantar cara a un Partido Popular que cosechó en la ciudad 11.198 votos y que fue la fuerza más votada en Buenavista (4.828).
No es casualidad que los dos barrios con mayor población de la ciudad sean los que marcan las diferencias. En el Polígono, donde reside Milagros Tolón, el PSOE ha sido la fuerza más votada tanto en las generales como en las municipales. Con todo, la alcaldesa ha logrado superar en 1.905 votos la renta de Pedro Sánchez, algo que ha sido clave para su triunfo y que ha salido, principalmente, de los votos ‘robados’ a Unidas Podemos y Ciudadanos.
Y es que, Ciudadanos ha cosechado 1.335 votos menos en el Polígono en las municipales que en las generales (de 2.350 a 1.015). Mientras que Unidas Podemos se ha dejado por el camino 930 respaldos en el mismo cambio de proceso (de 2.116 a 1.186). La suma de ambas diferencias supera los 1.905 votos en los que crece el socialismo en el barrio.
Lo mismo ocurre en Buenavista y Palomarejos, en donde Ciudadanos se deja la friolera de 1.843 votos cuando hay que decidir por el Ayuntamiento en lugar de Moncloa. Unidas Podemos, en ese mismo barrio, también baja en 832 votos.
La transferencia de votos no es un mal endémico en toda la ciudad. Hay barrios que se mantienen muy fieles a sus ideas y costumbres, como es el destacado caso de Santa Teresa, en donde los márgenes de diferencia para el PP, el gran triunfador allí, son mínimos y ni siquiera achacables a la bajada de la participación.
Pablo Casado sumó 1.368 votos en el entorno de la avenida de Barber y la Reconquista; mientras que Claudia Alonso le superó incluso con 1.389. Una vez más, Ciudadanos y Podemos son los perjudicados del trasvase de votos en Santa Teresa, pero con la ayuda destacada, aquí sí, de Vox, ya que Santiago Abascal sumó 737 apoyos en el barrio frente a los 356 de Alberto Romero.
Al margen de un cambio de voto evidente de un proceso electoral a otro, hay que tener en cuenta que las últimas elecciones municipales en la ciudad han tenido uno de los porcentajes de abstención más altos que se recuerda. En total, 19.028 toledanos, casi el número de votos que le han dado la Alcaldía a Tolón, optaron por quedarse en su casa el 26-M, una abstención del 30,24% que pulveriza la del 18,99% (11.923     personas) que se registró en las generales.