Llamamiento por las adolescentes "víctimas" de violencia

M.G
-

El manifiesto del Consejo Local de la Mujer, que en esta ocasión leyó la portavoz del Grupo Municipal Popular, Claudia Alonso, apuntó el peligro que supone el control a través de las redes sociales

Llamamiento por las adolescentes "víctimas" de violencia - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Un martes más. El calendario manda que todos los martes inicio de mes se celebre una concentración en el parque de la Vega por ellas, por las víctimas de violencia de género. Y se ha hecho como manda ya la tradición, aunque haya sido uno de esos días demasiados negros, ya que ha coincidido con el asesinato de una mujer en Córdoba a primera hora de la mañana. El autor, su marido, la mató y después se entregó a la Policía acompañado de sus hijos de diez y de seis años.
El Consejo Local de la Mujer ha desplegado su enorme pancarta y la portavoz del Grupo Municipal Popular, Claudia Alonso, ha entonado un discurso que ha iniciado con el significado de la violencia contra las mujeres para  Naciones Unidas:«Una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo. La forma más extrema de discriminación».
Alonso ha recordado que ya se ha superado el millar de víctimas mortales desde que se iniciaron las estadísticas en España, al que se han ido sumando también «decenas de hijos asesinados y otros tantos que han quedado huérfanos».
El manifiesto se ha centrado en recordar la cantidad de víctimas, incluidas las más vulnerables. Si bien, también Alonso ha realizado un llamamiento ante el aumento de adolescentes que sufren este tipo de violencia, jóvenes «muy expuestas ante las nuevas formas de violencia de control a través de las redes sociales». Si bien, también se refirió a las mujeres con alguna discapacidad «y por tanto con mayores problemas de accesibilidad a los recursos públicos», y a las mujeres mayores por sus dificultades «para salir del círculo de la violencia» por dependencia económica, «por un largo historial de abusos», y a los menores, «esas víctimas silenciosas de los malos tratos ejercidos sobre sus madres».
Por tanto, Alonso ha dejado claro que la obligación de las administraciones es apoyar a todas las mujeres que sufren violencia de género «para que puedan salir de esta situación», no únicamente a que se atrevan y den el paso para denunciar, también «acompañarlas en el proceso que se inicia a partir de ese momento y ofrecerles una oportunidad para que puedan vivir con sus hijos en paz, lejos de las amenazas de su agresor».
En este caso, Alonso ha subrayado en la lectura del manifiesto que España «ha sido un país pionero ern el trabajo para erradicar todas las formas de violencia contra la mujer». También ha comentado que  "la sociedad española ha dado grandes pasos para la erradicación del machismo criminal en nuestro país». Además, la portavoz del Grupo Municipal Popular, rodeada del resto de miembros del Consejo Local de la Mujer, ha resaltado la necesidad «de agradecer la labor para acabar con esta lacra de nuestro sistema judicial, policial y social.
En relación a la Justicia, el manifiesto incide en que existe «un ordenamiento jurídico muy completo, de elevados estándares de transparencia en la difusión de los datos y de un potente sistema de recursos de asistencia y protección».
Por último, Alonso ha lanzado un mensaje de esperanza: «Hay salida a la violencia de género». Las estadísticas también lo confirman, ya que 8 de cada 10 mujeres lo logran y la clave, en buena parte, reside en la denuncia, aunque ha reconocido que se trata de un paso complicado por miedo, pero insistió en que no están solas en este «duro camino».
Alonso ha terminado de leer el manifiesto apuntando un reto:«Queremos  erradicar esta lacra que nos avergüenza como sociedad y que atenta contra la dignidad, la vida y la integridad de muchas mujeres. Por eso, queremos decirles que no vamos a retroceder ni un milímetro en la defensa de sus derechos».