La seguridad ciudadana en Toledo costará 11,2 millones

MG
-

El Ayuntamiento asume mayores costes en los servicios de la Policía Local y del Parque de Bomberos que hace años. En siete años el presupuesto se ha incrementado en más de 1,2 millones

La seguridad ciudadana en Toledo costará 11,2 millones - Foto: VÁ­ctor Ballesteros


La ciudad lo merece por seguridad.  El Ayuntamiento de Toledo echa mano de la calculadora todos los años para concretar los gastos que se derivan de la Policía Local, el Parque de Bomberos y Protección Civil, un montante elevado porque se trata de servicios especiales con amplias plantillas, a pesar de ser insuficientes, y necesidades concretas que elevan los costes. En esta ocasión, los técnicos municipales han incluido en el proyecto presupuestario un gasto de 11, 2 millones de euros, prácticamente 600.000 euros más que lo que se proyectó para 2018, ya que la Policía cuenta con una partida de 6,4 millones y los bomberos con otra de 4,8 millones de euros.
Los cálculos salen redondos porque el aumento de estas partidas obedece fundamentalmente a los acuerdos de mejoras que han pactado los sindicatos y el equipo de Gobierno municipal para los policías locales y los bomberos tras muchos meses de intensas negociaciones.
En este caso, cabe resaltar que los agentes percibirán entre 3.100 y 3.700 euros más al año, en relación a sus funciones, para aumentar el complemento específico y acortar distancias con los sueldos de otras capitales de la región. También los bomberos han conseguido algunas mejoras económicas a través de una subida del complemento específico -2.100 euros anuales por efectivo- y un complemento de productividad que añade otros 653 euros para cada uno de ellos.
Ambos servicios han experimentado una notable subida en los últimos años a pesar de que apenas se ha incorporado personal en estas plantillas y son necesarios muchos más efectivos en ambos cuerpos, bastante envejecidos, para alcanzar unas ratios razonables y ajustarse a las necesidades reales de la ciudad. En concreto, los sindicatos han comentado en más de una ocasión que la Policía Local debería contar con 25 agentes más.
Un breve repaso al presupuesto de años anteriores refleja que el Ayuntamiento va asumiendo mayores costes en  Seguridad Ciudadana, puesto que desde el año 2012 el presupuesto ha crecido más de 1,2 millones de euros, buena parte por el aumento de horas extras tanto en la Policía  Local como el Parque de Bomberos, servicios especiales y otros condicionantes que van sumando euros en el presupuesto.
A Toledo le sale cara la seguridad ciudadana, puesto que el gasto supone más de un 11% del presupuesto del próximo año, que finalmente se ha establecido en 94,7 millones de euros, 365.000 euros más que el de 2018.
Un rápido vistazo al borrador de los presupuestos que tendrá que aprobarse antes del 10 de enero, una vez que se debata con los grupos y se planteen alegaciones, muestra una larga lista de gastos vinculados al mantenimiento de edificios y de vehículos.  La factura en arrendamiento de coches en la Policía Local será de 155.000 euros, un 6,9% más que en 2018. Además, en el parque de bomberos se ha calculado un coste de 116.801 euros por mantenimiento de maquinaria e instalaciones, 65.000 euros de vestuario y prácticamente 200.000 euros en vehículos, aunque no se especifica más.
otros conceptos. La jubilación anticipada también obligará al Ayuntamiento a hacer cuentas por la sobrecotización de un 8,4%  por policía que tendrá que abonar a la Seguridad Social. De momento, está previsto que dejen de prestar servicio 16 efectivos en enero y el equipo de Gobierno municipal aún no se ha pronunciado sobre sus planes para cubrir tantas plazas en tan poco tiempo. Los sindicatos llevan meses advirtiendo de la posible merma en la plantilla y creen que  la administración municipal debería sacar una oferta de empleo público ajustada a esta necesidad, ya que para estos casos el Gobierno no establece esas restricciones económicas que han mantenido los ayuntamientos tras la crisis económica.
En cualquier caso, se supone que las arcas tampoco lo notarán tanto, puesto que el aumento de plantilla sale más barato que mantener a los 16 policías que se van a jubilar porque a estos últimos se les abonan los trienios.
El borrador de los presupuestos  incluye también otra serie de gastos en estos servicios. Poco más de 6.000 euros de la Dirección y Servicios Generales de Seguridad Ciudadana y Movilidad, aunque aquí el ahorro es significativo, 55.936 euros respecto a este año;2,9 millones de gastos relativos al tráfico y  el estacionamiento, con lo que se incluye el contrato de la ORA, adjudicado a Eysa hace unos meses, que supone alrededor de 1,9 millones de euros anuales, a los que también hay que añadir otros 648.088 euros por la grúa, un aumento del 39,4 respecto a este ejercicio.
También la movilidad cuenta con una partida específica en este borrador. En este caso, está previsto un coste de 1,3 millones de euros, un 22,4% más de encarecimiento del servicio en comparación con 2018.