Los trabajadores de la limpieza del hospital exigen los test

lt
-

Recuerdan que están en contacto con zonas donde se trata el virus y ya padecen algún caso de contagio

Los trabajadores de la limpieza del hospital exigen los test - Foto: Yolanda Lancha

Los 120 trabajadores (inmensa mayoría mujeres) de la contrata de limpieza del Complejo Sanitario de Toledo (Virgen de la Salud, Centro de Especialidades y Hospital Virgen del Valle) llevan tres semanas esperando a que el Sescam cumpla su palabra de someterles a los test de coronavirus. Nadie les ha llamado, ni siquiera para darles una fecha mucho menos para hacerles la prueba. Y se han cansado de estar callados. Ayer, a través de CCOO empezaron a pedir públicamente lo que le han prometido y parece que «meter ruido» vuelve a ser el método más eficaz porque a última hora les llegaban noticias de que se atiende su reivindicación. Veremos.

El fiasco y la decepción que padecen se une a la discriminación porque saben que otros compañeros en otras provincias sí que han pasado los test (en Escalona han ido a hacérselo a los sanitarios pero se lo negaron a los de limpieza). La cuestión es que el pasado 25 de abril   la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha anunciaba que, junto a los profesionales del sistema sanitario público regional, se sometería a las pruebas a los trabajadores de  la contratas del Servicio de Salud y cuando han ido a preguntar a las oficinas del Virgen de la Salud les han dicho que allí no ha llegado ninguna orden en ese sentido.

Ante esa respuesta, el Comité de Empresa de los trabajadores de la limpieza se ha puesto manos a la obra para reclamar lo que consideran justo ya que trabajan codo con codo con personal sanitario (con quienes mantienen una buena relación y existe un alto grado de solidaridad para compartir material en la medida de las escasas posibilidades de unos y otros) y en instalaciones donde se trata la enfermedad, siendo ellos una parte fundamental para mantener a raya el virus.

En el Complejo Hospitalario la empresa es Ferrovial (tampoco ha tenido por su parte la iniciativa de los test) y este grupo de trabajadores tiene entre sus integrantes al menos un positivo por coovid-19 confirmado en el turno de mañana, otros dos ingresados y dos aislados por posibles casos en su entorno cercano.

En cuanto a los equipos de protección (Epi), la empresa les ha surtido de las gafas y mascarillas, estas se renuevan periódicamente, y les han dado una charla sobre la manera adecuada de colocarse todos los elementos.

Sin embargo el trabajo de limpieza mantiene la mecánica habitual, sin nada especial ya que las disoluciones de químicos ya se venían realizando desde antes de esta crisis.