Pocos logros que celebrar en el tercer aniversario del 11-N

Leticia G. Colao
-

Informática o la Unidad de Media Estancia son algunas de las peticiones conseguidas tras la gran manifestación. También hay avances en la variante y el desdoblamiento, pero no se sabe nada de la plataforma logística, el AVE o el fin del trasvase.

Pocos logros que celebrar en el tercer aniversario del 11-N - Foto: Manu_Reino

Hoy es 11 de noviembre y aunque la pandemia y las restricciones de movilidad no lo permitirían, tampoco hay mucho que celebrar. Se cumplen tres años de la manifestación que reunió a 40.000 talaveranos y vecinos de la comarca por las calles de la ciudad uniendo en una sola voz unas reivindicaciones con mucho pasado y más que necesarias para el futuro. Pocas se han conseguido en este tiempo, algunas siguen en proceso y la mayoría, por el contrario, apenas han tenido avances.
Convocada por la Mesa por la Recuperación de Talavera y Comarca, la manifestación fue «histórica y apoteósica», recuerda a este diario el alma de la iniciativa, el sacerdote Aurelio de León, que lamenta el parón de las reivindicaciones ciudadanas obligadas por elCovid. El colectivo se encuentra prácticamente paralizado desde el mes de marzo, aunque no el espíritu de la protesta, que volverá a tomar forma cuando la situación se normalice. «Si no se nos oye, volveremos a salir, una y otra vez hasta que se nos preste la atención que merecemos», decían aquel sábado de 2017, y así fue. La ciudad salió un año después conmemorando la fecha, reuniendo nuevamente a unas 30.000 personas, y lo repitió unos meses más tarde en la ciudad de Toledo, ante las principales instituciones. Algunos logros están, aunque siguen siendo pocos.
Entre lo conseguido, destaca el Grado de Ingeniería Informática, no sin más de una década de reclamaciones; la apertura de la Unidad de Media Estancia (UME) en materia sanitaria, y el reconocimiento del Casco Antiguo de la ciudad como Conjunto Histórico, importante pero relativamente poco para las carencias de la ciudad.
En proceso, según los últimos pasos dados por ayuntamientos y  Gobierno regional, dos proyectos importantes en el área de infraestructuras. El desdoblamiento de la N-V parece avanzar, aunque aún sin partida económica en los Presupuestos Generales del Estado, lo que le quita muchos puntos. Sí que tiene cuantía, en este caso en el presupuesto regional, el cierre de la Circunvalación Suroeste, a pesar de que no están resueltas aún las expropiaciones que permitan ejecutar los trabajos.
Ysin hacer, el resto. Es decir, sin cerrar el trasvase Tajo-Segura, mientras se siguen aprobando cada mes derivaciones al Levante y a pesar de las cinco sentencias del Supremo; el ferrocarril, salvo algunas inversiones, continúa con incidentes y sin apenas avances en la Alta Velocidad; la equiparación de los Servicios Públicos con los de otras ciudades de la región, continúa prácticamente igual, y la plataforma logística, uno de los proyectos esenciales para el futuro de la ciudad, junto con la industrialización, ni está ni se la espera.
Así lo reconoce Aurelio de León. «Se ha conseguido algo, queda mucho, pero quiero ser positivo», indica. El sacerdote recuerda el trabajo del colectivo organizador para reunir a tantas personas bajo un mismo objetivo, sacar a Talavera adelante en una penosa situación económica y social. El grito unánime de ‘basta ya’ se oyó en todas las administraciones «tras años de discriminación» y tras la manifestación llegó la firma del Pacto Institucional por Talavera, suscrito por el presidente de la Junta, García-Page, el de la Diputación Provincial, Álvaro Gutiérrez, y el alcalde Jaime Ramos por parte del Ayuntamiento. Del Gobierno del Estado no se consiguió la firma, aunque siempre se manifestó el apoyo.
Este Pacto y el «compromiso» manifestado con su firma fue recordado por Aurelio De León al presidente Page en una carta enviada a finales de 2019 que, por otros medios, fue confirmada y «tenida en cuenta». También ha hablado en varias ocasiones con la actual alcaldesa, Tita García Élez, quien expresa igualmente su total apoyo en las materias de competencia municipal, «aunque la situación no es la mejor y puede que el ayuntamiento esté apurado de dinero», indica el sacerdote en clara alusión a la alerta sanitaria.


Covid-19. La pandemia del coronavirus está paralizando muchas cosas, entre ellas estas demandas de la ciudad. «Esto lo complica y lo para todo porque ahora hay necesidades primarias como comer o vestirse». Mirando a medio o largo plazo, con el Covid superado, Talavera y los talaveranos «seguiremos mirando en positivo, pero sin dejar de pedir lo que es de justicia para la ciudad».
Aurelio de León cree que el «espíritu del 11 del 11 a las 11», aquel que se movilizó con el lema ‘Talavera, por su futuro’, sigue en pie. «Algo se ha conseguido, pero hay que seguir, tenemos que ser conscientes de que siempre hay que dar más pasos, hay que seguir exigiendo pero también poniendo de nuestra parte», finaliza.