El Cigarral del Ángel, un 'espacio con autenticidad'

La Tribuna
-

El Cigarral del Ángel, restaurado por la aseguradora Soliss, propietaria del inmueble, ha sido seleccionado a través del organismo Turespaña por su entorno y oferta gastronómica como uno de los 35 'Espacios con autenticidad' de toda España

El Cigarral del Ángel, un ‘espacio con autenticidad’

En su cometido por proyectar al exterior los espacios de interés turístico dentro de España, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a través de Turespaña, organismo autónomo de la Administración General del Estado, ha publicado una nueva guía denominada ‘Espacios singulares de reuniones’ para promocionar la celebración de eventos públicos y privados en establecimientos situados alrededor del territorio español. Entre los 35 espacios incluidos en esta manual, el Cigarral del Ángel ha sido uno de los seleccionados dentro del apartado ‘Espacios con autenticidad.
Su inclusión en esta distinguida guía se debe a la riqueza histórica como lugar emblemático de Toledo, su idílico entorno entre olivos y cuidados jardines y su oferta gastronómica, que ahora cuenta con la dirección en cocina del chef Iván Cerdeño, reconocido con una estrella Michelin por su anterior proyecto El Carmen de Montesión.
Dedicado al Santo Ángel Custodio, guardián de Toledo, El Cigarral del Ángel es el cigarral más antiguo y se encuentra en un enclave de ensueño junto al río Tajo, ofreciendo una panorámica exclusiva a la ciudad. Una ubicación que desde los primeros siglos cautivó a ilustres personajes de la historia de España como Lope de Vega o Tirso de Molina, entre otros.

El Cigarral del Ángel, un ‘espacio con autenticidad’
El Cigarral del Ángel, un ‘espacio con autenticidad’ - Foto:
El inmueble es propiedad de la aseguradora Soliss, que se ha encargado de realizar su actual restauración. Entrando por la puerta principal, su Palacete, que fue residencia de la escritora, poetisa y compositora Fina de Calderón, recoge en su planta superior una sala luminosa y dispuesta con gran amplitud que invita a contemplar desde cada mesa las privilegiadas vistas a la ciudad de Toledo mientras se disfruta de la propuesta culinaria de Iván Cerdeño. A ambos lados de este edificio, se encuentran el Jardín de Agalén y el Patio de los Naranjos, perfectos para comidas y celebraciones tipo cóctel en el exterior.
Por otro lado, bajando por un paseo de estilizados cipreses se encuentra la Plaza de la Ermita del Santo Ángel Custodio, el lugar más noble y antiguo del recinto. A un lado de la capilla, el Patio de los Poetas, lugar de reunión de los afamados artistas del Siglo de Oro, y al otro, el Claustro, un corredor abovedado con columnas porticadas que rodea un elegante jardín central ideal para exclusivos banquetes. Tras el convento, rodeada de árboles centenarios por un costado, y por la ribera del Tajo por el otro, la Terraza del Río dispone de una panorámica inigualable en un lugar histórico, perfecto para cualquier tipo de celebración al aire libre. Por último, el Salón Panorámico, un gran espacio cubierto a los pies del río Tajo con grandes ventanales desde donde se puede observar la capital.
En definitiva, el Cigarral del Ángel cuenta con múltiples espacios preparados para grandes celebraciones y eventos tanto públicos como privados en el que sorprender a los invitados con espectaculares vistas a la ciudad imperial de Toledo.
El Cigarral del Ángel, un ‘espacio con autenticidad’
El Cigarral del Ángel, un ‘espacio con autenticidad’ - Foto:
Sobre Cigarral del Ángel. Dominando el otrora llamado valle de Agalén, muy cerca de la muralla que delimita el casco histórico Toledo y del puente de San Martín, se encuentra el cigarral dedicado al Ángel Custodio, guardián de la ciudad de Toledo. La privilegiada situación de este enclave toledano cautivó, desde los primeros siglos de nuestra era, a ilustres personajes como Lope de Vega o Tirso de Molina, entre otros. Su exclusiva panorámica sobre la ciudad Imperial, su inmediatez a la ribera fluvial, la suavidad de sus temperaturas y su vistosa vegetación, lo convirtieron en el lugar perfecto para grandes celebraciones, así como centro de encuentro de poetas, historiadores y eruditos, quienes bajo el mecenazgo de sus patronos celebraron tertulias y reuniones para el cultivo de las artes y las ciencias.