Boticaria García y Arantxa Castaño despejan el coronavirus

M.G./ Toledo
-

La conocida divulgadora y la periodista publican un libro de descarga gratuita que responde a las principales preguntas y dudas sobre el coronavirus. Prometen una segunda edición con más información

Boticaria García y Arantxa Castaño despejan el coronavirus

Suele decir el escritor Paulo Coelho ‘que en la vida no se trata de tener buenas respuestas, se trata de tener preguntas interesantes’. Quizá muchos estén de acuerdo, pero en estos tiempos en los que el coronavirus está protagonizando la primavera lo mejor es aclarar dudas, ofrecer información, desmontar bulos y, sobre todo, encontrar respuestas al quiz que plantea este nuevo virus que ha degenerado en pandemia mundial. Y en esta tesitura se encontraban hace unos días la divulgadora sanitaria Boticaria García y la periodista Arantxa Castaño, vinculada a la UCLM, un tándem perfecto que acaba de cocinar ‘123 preguntas sobre coronavirus’, un volumen gratuito que vio la luz el pasado 23 de abril.
El proyecto ayuda a diluir «la incertidumbre que golpea en cada puerta de forma amenazante» desde marzo, como bien define el periodista Andrés Aberasturi en el prólogo de este libro tan necesario y orientado a todos los públicos, destinado a los que se hacen preguntas sobre el Covid-19 y quieren informarse más sin volverse locos buscando respuestas, estudios y noticias. 
La colaboración de una farmacéutica que ha entrado de lleno en los medios, las redes y las estanterías de las librerías y de una inquieta periodista que siempre quiere ir a más resume el éxito de una iniciativa muy útil que han materializado en tres días gracias a los textos que han ido publicando desde finales de enero, el análisis del virus, su contexto y la participación de reconocidos expertos,  profesionales sanitarios y científicos, «más de 40 amigos que firman muchas respuestas» sobre la pandemia.  Ambas agradecen también el trabajo de diseño y maquetación en tiempo récord de María Dolores Alfaro.  
¿Qué son los coronavirus? La pregunta que da inicio al libro sigue siendo muy necesaria porque la palabra es muy nueva para la mayoría a pesar de que algunos de estos virus «son viejos conocidos y están ampliamente distribuidos por el mundo». Además, Boticaria García y Arantxa Castaño aclaran, ya que se ha extendido popularmente que se trata de una gripe, «que pueden causar diferentes enfermedades, que van desde procesos leves como el resfriado común, hasta otros más graves como el síndrome respiratorio agudo grave».
Pregunta a pregunta, ambas van desgranando las vías de contagio, el tiempo durante el que permanece activo en distintas superficies, «hasta 24 horas en cartón, por ejemplo», e insisten en que el hecho de que se encuentren «bichos» en distintos objetos y materiales no quiere decir «que haya bichos suficientes» para que se produzcan contagios. A medida que las autoras desgranan preguntas elementales, se van estableciendo otras que han generado «mucha confusión, como ocurre con la posibilidad de que el coronavirus permanezca activo tres horas en los aerosoles, con lo que «se han extremado las precauciones con respecto a su uso», pero indican «que no significa que el virus, en condiciones normales permanezca siempre en el aire tres horas».
En uno de los apartados, titulado ‘¿Y quién es él?’, indagan en el periodo de incubación, en los síntomas, la inmunidad, el comportamiento de los asintomáticos, el posible tratamiento con fármacos como Remdesivir, la importancia de los test masivos, los falsos positivos y negativos, o la posibilidad de que las altas temperaturas de verano «incidan negativamente en la extensión del coronavirus», como responde el conocido meteorólogo José Miguel Viñas, que también incide en que «el factor ambiental no parece el más importante de los que actúan» y destaca la movilidad y la contaminación ambiental, esta última porque «ayuda a provocar casos más graves».
prevención El libro repasa las distintas mascarillas disponibles, las medidas de prevención, los materiales de protección, desinfectantes, el uso de la lejía, la limpieza, y el peligro de mezclar dos productos como la lejía y el amoniaco, que produce cloramina, «muy tóxica».
«Hay cosas que no han cambiado con la pandemia, pero no se sabían o no se les prestaba atención y ahora son de dominio público. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición tiene desde hace años en su web indicaciones para lavar y desinfectar fruta y verduras y ahora es cuando cobra vigencia». Y sostienen que esta situación «nos ha enseñado algo que mucha gente hacía mal: La lejía siempre con agua fría».
Parte del libro se reserva a la desinfección de alimentos, cuestiones nutricionales y otras relacionadas con otros síntomas menos conocidos del virus, las personas de riesgo, el insomnio y otros factores derivados del confinamiento, la toma del ibuprofeno y la responsabilidad individual en esta pandemia. 
Las autoras reciben más de un centenar de consultas diarias en instagram, y una muy repetida surgió a raiz de la filtración de un documento interno de la Asociación Española de Pediatría que advertía de algunos síntomas que podían conducir a un shock pediátrico. «Aún es necesario un mayor conocimiento sobre la manera en que cursa esta enfermedad en niños», pero insiste en que los profesionales ya han dejado claro de que se tratan de «casos infrecuentes».
algunas mentiras El libro finaliza con un decálogo de bulos que circulan desde hace semanas, como la protección del plátano frente al virus, si se agarra al maquillaje y si las infusiones lo matan. «Hace días también la hoja de eucalipto se ha convertido en el nuevo salvaslip como filtro en las mascarillas caseras» y cuentan que hay «un cubano que promete curar la infección en dos horas con aspirina, limón y miel». Boticaria García y Arantxa Castaño seguirán contestando dudas en las redes sociales y prometen una segunda edición con muchas preguntas y más respuestas.