La alta participación obliga a reponer urnas y papeletas

J.S./CM
-
La jornada de ayer se desarrolló sin incidencias en la provincia. - Foto: Yolanda Redondo

Los tres vecinos censados en el municipio toledano de Illán de Vacas, el presidente y los dos vocales, fueron los «primeros en votar», hecho lo cual cerraron el colegio hasta el escrutinio

La alta participación ha sido una de las claves de las elecciones generales celebradas ayer. En la provincia de Toledo acudieron 401.884 toledanos a depositar su voto, cifra que representa el 78,36% del censo de electores.
Esta alta participación, que superó en 6,6 puntos la de los comicios de junio de 2016, provocó que en algunos colegios electorales tvieran que reponerse papeletas y urnas. Así sucedió en algunos centros de votación del toledano barrio de Santa María de Benquerencia y en el municipio de Layos.
La jornada electoral transcurrió sin incidencias. De hecho, la Delegación del Gobierno no recibió al cierre de los colegios ninguna denuncia, aunque tuvo constancia de incidentes menores que se pudieron subsanar en el momento. Es el caso ocurrido en un colegio electoral de Talavera en donde los simpatizantes de VOX, taparon con sus papeletas las correspondientes a Unidas Podemos.
La falta de incidencias en las votaciones fue la tónica general desde las primeras horas de  la jornada electoral. El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, compareció, como viene siendo habitual en las jornadas electorales, para apuntar que el proceso había comenzado con «total normalidad» con la constitutición de las 3.081 mesas electorales de la región para que los más de 1,5 millones de electores convocados a las elecciones generales puedan ejercer su derecho a voto.
En este sentido, Francisco Tierraseca explicó que tan sólo produjo algún retraso de la presencia de los presidentes o de los vocales que tenían que constituir la mesa. En todo caso, confirmó que «antes de las 10 horas estaban constituidas el cien por cien de las mesas electorales de la región».
El buen discurrir de la jornada estuvo garantizado con la presencia de más de 5.500 efectivos policiales que velaron por el correcto funcionamiento de la jornada. Eso, junto a los 1.861 representantes de la Administración que fueron los encargados de transmitir todos los datos y avances de participación disponibles. El 93% de ellos contaron con dispositivos móviles para comunicar directamente los datos registrado en el escrutinio al centro de datos situado en Ifema, mientras que el 7% restante lo hizo a través de los teléfonos disponibles en los distintos colegios electorales.
Además, destacó Tierraseca el esfuerzo realizado por el Estado para «ofrecer una difusión directa en tiempo real de todo el proceso a través de las distintas web del Ministerio del Interior».
Illán de vacas, el primero en votar. El delegado informó de que los tres habitantes censados del municipio toledano de Illán de Vacas, que por supuesto son el presidente y los dos vocales de la mesa electoral, «han sido de los primeros en ejercer esta mañana su derecho a voto», tras lo cual han podido cerrar el colegio con la autorización de la junta electoral de zona. A las 20,00 horas volverán a abrir el colegio electoral para realizar el recuento de sufragios. El resultado fue el siguiente: dos votos para el Partido Popular y uno para Unidas Podemos.
Francisco Tierraseca avanzó también que 43 personas «invidentes solicitaron ejercer su derecho a voto», por lo que se ha puesto a su disposición el maletín para poder votar.