Un hombre degüella a otro en Herencia

Pilar Muñoz/A.Criado
-
Degüella a su pareja en Herencia

El presunto homicida se ha desplazado hasta Ciudad Real donde se ha entregado

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local de Herencia hallaron a primera hora de este viernes el cadáver degollado de un hombre en mitad de un olivar en el paraje conocido como ‘Cañada del Pito’, en el término municipal de Herencia. Murió presuntamente a manos de otro hombre, de nacionalidad rumana, que se entregó en la madrugada de ayer en la Comisaría de Ciudad Real y se declaró autor del crimen, según fuentes de la investigación consultadas por La Tribuna.
Aunque el cuerpo sin vida de este hombre, Jesús Mora Antequera, vecino de Miguelturra de unos 60 años, fue encontrado a primera hora del viernes en una explotación agrícola, el crimen, del que aún se desconocen las causas, pudo ocurrir el jueves cerca del punto kilométrico 40 de la CM-420, a poco más de medio kilómetro del casco urbano de Herencia, donde ayer  aún quedaban restos de sangre junto a una señal de stop. Todo parece indicar que pudo ocurrir a la salida de esta carretera, que une Puerto Lápice y Alcázar de San Juan, hacia un camino rural.
La investigación continúa abierta aunque las primeras hipótesis apuntan a una discusión entre la víctima y el presunto homicida, cuya relación tampoco ha trascendido, cuando viajaban por la citada carretera.
Tras degollar presuntamente a su acompañante, el detenido trasladó su cuerpo hasta el olivar y después huyó rápidamente del lugar. Según precisaron las mismas fuentes, transcurrieron varias horas desde que se cometió el crimen hasta que este ciudadano rumano se entregó en la Comisaría Provincial de Ciudad Real.
Tras confesar su crimen, a primera hora de la mañana de este viernes los agentes localizaron el cuerpo sin vida de Jesús Mora (era propietario de una conocida ferretería en Miguelturra) en mitad de un olivar, donde también eran visibles los restos de sangre de la víctima. La policía acordonó la zona y hasta las nueve de la mañana, cuando se procedió al levantamiento del cadáver, los agricultores de la zona no pudieron acceder a sus fincas. Fue el caso de Manuel Díaz, que a mediodía de ayer aún seguía trabajando en su parcela, situada justo enfrente del lugar donde encontraron el cuerpo, sorprendido por este terrible hecho.
Autopsia. La herida que presentaba la víctima en el cuello era mortal y es compatible con una especie de hachuela. A primeras horas de la  tarde de ayer, dos médicos forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) de Ciudad Real adscritos a la demarcación de Alcázar y Tomelloso realizaron la autopsia. De este modo, se conocerá la data de la muerte y la causa, así como otras circunstancias como por ejemplo si hubo una pelea previa y a consecuencia de ello lesiones que pueden ser tanto externas como internas. El informe de autopsia será clave en el esclarecimiento de los hechos. De momento, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Alcázar de San Juan ha abierto diligencias previas y ha decretado el secreto de actuaciones. El presunto homicida permanecía ayer en los calabozos, en espera de ser puesto a disposición judicial. Fuentes jurídicas han indicado a este diario que probablemente se le tomará declaración el lunes en el Juzgado de Alcázar de San Juan. Aunque el presunto homicida se entregó en la Comisaría de Ciudad Real, los hechos ocurrieron en Herencia, que pertenece al partido judicial de Alcázar.
El Ayuntamiento de Miguelturra, donde residía Jesús Mora, ha decretado dos días de luto.