21 juegos españoles en PlayStation Talents

Sara Borondo
-
21 juegos españoles en PlayStation Talents

El programa de Sony da cobijo a estudios que están empezando y a otros ya consolidados

En los últimos 10 años Sony Interactive Entertainment (SIE) ha apoyado más de 100 videojuegos desarrollados en España; algunos de ellos producciones pequeñas, pero otros con repercusión internacional como Invizimals. Hace cinco años Sony España creó un plan específico para estimular la creación de entretenimiento interactivo local: PlayStation Talents, que va creciendo cada año más, y hace unos              días Sony presentó 21 juegos que estaban incluidos en el programa de 2019.
Los antecedentes de Talents están en los premios que convocó entre 2002 y 2006 PlayStation en el encuentro de Cultura y Creatividad Digital Art Futura, según recordó en la presentación de los proyectos de este año María López, quien se jubiló hace cuatro años siendo directora de negocio de PlayStation en Iberia y que es una figura histórica en la industria del videojuego en España. 
En 2008 -con James Armstrong al frente de la empresa en el país-, Sony produjo PlayChapas, desarrollado por Zinkia (la empresa que creó a Pocoyó), para la consola portátil PSP. Después llegó Invizimals y, en 2014, Sony ideó los premios PlayStation, con cinco categorías y un premio de 10.000 euros en metálico, los kits de desarrollo de PlayStation, una campaña de marketing en medios de SIE, la publicación del juego y espacio físico para trabajar durante 10 meses. 
En la pasada edición ganó A Tale of Paper, un juego protagonizado por un muñeco de origami que adopta distintas formas, de Open House Games, que es uno de los 21 juegos que están actualmente en desarrollo dentro de Talents, al igual que el ganador de la edición portuguesa, el multijugador de conducción y destrucción Keo, del estudio RedCatPig. 
La actual directora general de SIE Iberia, Liliana Laporte, recogió el testigo y apoyó con más decisión aún el desarrollo español creando distintas ramas para el programa Talents. Games Camp está pensada para estudios de videojuegos universitarios o pequeños compuestos por, al menos, tres personas, a los que se les proporciona un espacio de trabajo y posibilidades para desarrollar en PlayStation 4, así como asesoramiento de producción y marketing y contar como mentor a Shaid Ahmad, antiguo director de contenido estratégico de Sony en Europa. Este año hay seis sedes de Games Camp (Madrid, Valencia, L’Hospitalet de Llobregat, Málaga, Bilbao y Las Palmas de Gran Canaria) en las que se están desarrollando 14 títulos, que se suman a los dos de los premios y los cinco que hay dentro de la tercera rama de Talents centrada en el desarrollo de videojuegos, llamada Alianzas, con proyectos desarrollados por estudios nacionales ya consolidados. Treasure Rangers, de los vascos Relevo Games, está protagonizado por un grupo de alumnos uno de los cuales tiene autismo e intenta concienciar sobre el trastorno del espectro autista. Aces of the Multiverse, de Xplora y GammeraNest, convierte la actividad del jugador en el mundo real en puntos y ventajas dentro del juego utilizando un smartwatch para niños. Completan el quinteto Summer in Mara, una deliciosa aventura de exploración de Chibig Studio; la aventura surrealista dibujada y animada a mano The Many Pieces of Mr Coo, de GammeraNest y la plataforma LearnStation en la que trabajan Voxel y la Universidad de Ingeniería y Tecnología de Perú y Voxel.
Otras tres ramas de Talents, First, Futuros Talentos y Campus se orientan a estudiantes de todas las edades. PlayStation First es una iniciativa internacional en la que SIE proporciona a las universidades adscritas medios para crear contenidos para las plataformas de PlayStation ya sea mediante el préstamo de kits de desarrollo u otras como la creación de un máster propio en Marketing, Comunicación y Gestión de Videojuegos en Voxel School.
Futuros Talentos acerca a los estudiantes de bachillerato el mundo de los videojuegos desde una perspectiva empresarial y Campus, la última incorporación al programa, es un campamento organizado por The Lake Lab para niños de entre nueve y 14 años que combina naturaleza y tecnología en la sierra de Cádiz al precio apto solo para bolsillos pudientes, de 1.500 euros.