El Kidokan organiza sus Olimpiadas en casa

J. M. Loeches
-

El cuadro capitalino evaluó el estado físico de sus alumnos de una manera amena con nueve pruebas que también compartieron con el Alosport, el Sakata y el Gojushindo

Para sacar el máximo rendimiento físico al confinamiento, el CD Kidokan organizó el pasado 25 de abril unas Olimpiadas en casa, con el objetivo de evaluar el estado de forma de los componentes de su escuela de una manera amena y divertida. Así, se propusieron nueve pruebas a los integrantes de las categorías Alevín, Infantil, Juvenil, Sénior y Cadete-Júnior y también para otros tres clubes toledanos: el Sakata, de Illescas, el Gojushindo, de Santa Cruz del Retamar, y el Alosport, de Gálvez.
Para dar las instrucciones, desde el conjunto capitalino se envió un vídeo en el que algunos de sus karatecas más reconocidos explicaron cada una de las pruebas. Todas ellas fueron muy sencillas de realizar y, aunque alguna requería de algún elemento, era fácil de encontrar por casa. Así, necesitaron una cinta métrica, una caja de zapatos, unas botellas de agua, el espacio necesario para hacer unas marcas a 80 centímetros y un cronómetro para registrar las marcas.
La primera de las pruebas fue el ‘Tapping test’, presentado por Héctor Caballero. Precisamente, los alumnos debían situar dos elementos con una separación de aproximadamente 80 centímetros para luego poner la mano no dominante en medio, y con los pies separadas a la altura de los hombros. A partir de ahí, debían dar con la otra mano en cada marca 25 golpes lo más rápido posible. La segunda fue ‘Flexibilidad de tronco’. Sentados en el suelo, había que situar una caja en vertical a la altura de los pies con las piernas estiradas. Entonces, el objetivo es estirarse hacia adelante y empujar la caja lo más lejos posible.
El Kidokan organiza sus Olimpiadas en casaEl Kidokan organiza sus Olimpiadas en casaPara la tercera prueba, se contó con la toledana María Espinosa, quien explicó que los alumnos tenían que hacer el mayor número de repeticiones posible la técnica mawashi en 15 segundos pero sostenido en el aire. Para la cuarta, simplemente había que ponerse en posición de abdominales, con un compañero sujetando los pies y contar las veces que se puede subir en 30 segundos. Seguidamente, la quinta, presentada por el internacional Alejandro Oritz, consistió en el salto de longitud desde una marca. Sin más.
La sexta se titulaba ‘Equilibrio flamenco’ y había que ponerse a pata coja para mantener el equilibrio encima de un palo de cepillo. Para la séptima, los participantes debían situar dos marcas con cuatro metros de distancia para después tocar una detrás de la otra, y así sucesivamente, en 30 segundos. Para la octava, se contó con la colaboración de David Molina. Simplemente fueron flexiones de brazos en 30 segundos, pero sin demasiada velocidad para hacer todo el movimiento del brazo. Y para concluir, ‘Sentados en escuadra’, una prueba en la que se debía aguantar con la espalda apoyada en la pared con las piernas en 90 grados y los brazos estirados.
Los resultados se publicaron en la página de Facebook del CD Kidokan, con todas las marcas de los participantes y también una clasificación con los tres primeros puestos de cada prueba por categorías. David Molina, Héctor Caballero, Irene Moraleda y Nicolás Balmaseda fueron los que más medallas virtuales se llevaron.


Más fotos:

El Kidokan organiza sus Olimpiadas en casa
El Kidokan organiza sus Olimpiadas en casa
El Kidokan organiza sus Olimpiadas en casa
El Kidokan organiza sus Olimpiadas en casa
El Kidokan organiza sus Olimpiadas en casa
El Kidokan organiza sus Olimpiadas en casa