El Soliss Talavera muestra su peor versión

La Tribuna
-
El Soliss Talavera muestra su peor versión

Los de Raúl Aceña hicieron un mal partido en líneas generales ante Barça Lassa B que, pese a su juventud, le jugó con veteranía (2-7)

Los más de 1.500 espectadores que ocuparon las gradas del Polideportivo Primero de Mayo no merecían que el Soliss Fútbol Sala Talavera les enseñase una de sus peores versiones de la temporada ante un filial del Barça Lassa que fue merecido y justo vencedor.
No les salió nada a los de Raúl Aceña, que iniciaron mejor el encuentro, pero todo fue un espejismo. Perdonaron en ataque en los primeros compases con hasta tres claras. El 0-1 llegó a los tres minutos en una arrancada por banda de Juanfran y llegada, sólo, al segundo palo de Rufino para cruzar ante Rafa Luque. El 0-2 vino en la jugada siguiente, con un balón largo que Anass peinaba hacia atrás en su intento de despejar y le caía llovida del cielo a Roberto para fusilar la meta talaverana. Tiempo muerto de por medio y poca solución, tan sólo un partido alocado, de costa a costa y donde, visto lo visto, Talavera tenía mucho que perder. Y así fue, porque, Rufino le robaba la cartera a Panucci, combinaba con Juanfran, un par de paredes entre ambos y el 0-3 que llegaba. Y claro, faltaba la guinda al pastel, guinda que puso Rufino ganando la espalda a Asensio combinó con Hugo Alonso y éste envió a la red ante la presencia de Jesús Jiménez.
Peor no se podía poner la cosa, pero a los once minutos un pase con la ‘testa’ de Asensio a Jesús Jiménez lo remataba el ala talaverano para hacer el 1-4 y levantar el ánimo a un deprimido Primero de Mayo.
Y se lo empezaron a creer desde la grada. El palo impidió a Asensio seguir recortando distancias y hasta de chilena lo intentó Sergio, pero el máximo goleador de la categoría esta vez no sería capaz de ver puerta. Sí que la vio Anass para conseguir el 2-4.
Restaban dos minutos para el final de la primera y el partido tuvo una más que polémica acción en forma de falta dentro del área de Nil Closas sobre Sergio que los árbitros pasaron por alto. Pero Asensio tuvo dos lanzamiento desde los diez metros para encontrarse con Sahuquillo.
Y en la reanudación salió dispuesto el conjunto local a seguir con la misma línea. Pero tras un par de llegadas murió el Talavera y sus opciones de poder conseguir algo positivo en el encuentro, porque el 2-5 fue un mazazo. Y la verdad es que probaron de todo.
Los de Xavi Closas, pese a su juventud, empezaron a dominar como un equipo veteranos y no se pusieron nerviosos cuando los locales decidieron quemar sus naves con portero-jugador en los últimos diez minutos.
Pero ni uno ni el otro y los riesgos del juego de cinco es lo que tiene. Porque Khalid convertía desde su campo el 2-6 y el 2-7 llegaba en el minuto final gracias a Daniel.