«Nuestro éxito está en poner al día la danza clásica»

J. Monroy
-

Carlo Pesta es presidente y director artístico del Ballet de Milán. Se trata de la única compañía que cuenta con teatro propio en Italia, y que está llevando por todo el mundo sus representaciones en lo que ha dado en llamar ballet neoclásico

A las siete de la tarde comienza en el auditorio El Greco la interpretación del Romeo y Julieta del Ballet de Milán, una obra de ballet neoclásico que dirige el presidente de la compañía, Carlo Pesta.
¿Qué se va a encontrar el público toledano que acuda a la obra?
Se trata de una producción de Romeo y Julieta novedosa. Tiene un mensaje importante en su final. Es una historia de amor increíble. Pero hoy se puede intentar otra idea de la obra de Romeo y Julieta, que no va a terminar, que va a continuar. Al final triunfa al amor siempre.
¿Quiénes son Federico Mella y Giulia Paris, que interpretan a Romeo y Julieta?
Federico Mella, el bailarín principal, es muy interesante, porque es un chico muy joven, con veinte años. Se trabaja muy bien con él, porque es un talento increíble. Próximamente será un talento importante. Es muy fuerte y muy técnico. Giulia acaba de ganar en Italia el premio Talento Danza, que no se refiere sólo a la técnica, sino que se refiere también a la interpretación. Hay muchas bailarinas guapas sobre el escenario que no transmiten emoción. Giulia es otra cosa.
¿Cómo se ha adaptado la obra de Tchaikovsky para conseguir dos actos de cuarenta minutos?
La obra de Tchaikovsky dura veinte minutos. Hemos tenido que adaptarla. La partitura que sonará esta noche de Romeo y Julieta tiene muchos momentos de trabajos completos de Tchaikovsky.
¿Como define la danza neoclásica que veremos hoy?
La danza neoclásica es una evolución de la danza clásica. La danza clásica históricamente ha sido la base para construir nuevas soluciones artísticas de más actualidad. Y una de las partes más difíciles del trabajo del Ballet de Milán es intentar cada día poner de actualidad la danza clásica. De ahí el éxito que tenemos, porque hacemos una nueva modalidad de la danza clásica actualizada. Obras como El Lago de los Cisnes representan la historia de la danza, pero hoy tenemos otros medios, y nosotros hacemos la danza clásica de la era de las nuevas tecnologías. Otra cosa distinta la danza contemporánea y la danza experimental.
¿Cuál es el proyecto del Ballet de Milán? Sorprende que sea el único con teatro propio en Italia.
Ha sido un poco locura mía. Es un proyecto importante de tener un teatro solamente para la danza en Milán, que es la ciudad más importante de Italia.
Y aún así, la compañía no se queda allí y busca constantemente salir de gira.
Sí, constantemente. En el teatro propio se representa solamente la producción de la compañía. Pero en los demás espectáculos damos la oportunidad a cada promotor de organizar las giras y buscarnos teatros. Pero nosotros nos quedamos en Milán sólo con la producción de la compañía. Durante el próximo año, tendremos en marcha ocho producciones, tanto en gira, como en nuestro teatro.
¿Es la danza la hermana pobre de las artes escénicas?
Que la danza es la hermana pobre es una cantinela que se viene repitiendo. Pero el éxito de público no dice lo mismo. Estamos en crisis en el teatro y en el music-hall, pero no ha llegado a la danza. La danza está en plena ebullición.
Pero, ¿hay problemas para emprender giras?
Organizar giras es muy importante para nosotros, pero tener fechas es complicado, porque toda Europa está en crisis. Nos encontramos con problemas en Italia, en España o en Francia. Cada país tiene su problema.
¿La cultura de música clásica está poco valorada en España?
Yo creo que sí. Para solucionarlo, hace falta una programación un poco más actual, como la que hacemos nosotros. No todo el mundo puede estar con la mentalidad del pasado.
¿Aprovecharán para ver Toledo y las exposiciones con motivo del Año Greco?
Toledo es un lugar muy interesante para nosotros, y es un privilegio estar para nosotros en un momento como este. Intentaremos ver algo de la ciudad después de la actuación, esperemos que nos dé tiempo.