Quince creativos años en San Vicente

A.D.M.
-

El Círculo de Arte celebró su aniversario destacando la labor creativa de sus diferentes áreas. Presidió la celebración la alcaldesa de Toledo, quien pidió su colaboración para el centenario de Alfonso X el Sabio

Quince creativos años en San Vicente - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

La iglesia mudéjar de San Vicente, uno de los templos más interesantes de Toledo -sede hasta los años sesenta de la Inmaculada Oballe del Greco, muestrario de revestimientos históricos y de restos arqueológicos desde la antigua Roma hasta la Edad Moderna-, acogió ayer la celebración del XV aniversario del Círculo de Arte. «Un centro cultural y de libre pensamiento -según los organizadores del acto- que ha supuesto un hito en la revitalización del casco histórico de la ciudad». Lástima que el tema elegido ayer para subrayar el aniversario no fuera restituir el recuerdo de la valiosa pintura del Greco a su primitivo emplazamiento. Lástima que se ahondase en tópicos manidos y fuera de rigor sobre la vinculación del edificio con las «Casas Viejas de la Inquisición», lugares comunes en dirección a la manida idea del ‘museo de instrumentos de tortura’ que Toledo (y el propio Círculo de Arte) no se merecen. 
El aniversario contó con la presencia de la alcaldesa, Milagros Tolón -quien aprovechó para pedir a los miembros del Círculo de Arte su implicación en el centenario del rey Alfonso X el Sabio-, y con representantes de todas las fuerzas políticas. Tolón manifestó que el Circulo de Arte «ha sido un gran dinamizador de la ciudad», colaborando en actividades relacionadas con la Capitalidad gastronómica o el XXX aniversario de la Declaración de Toledo como Ciudad Patrimonio de la Humanidad. En este sentido, dio las gracias al empresario Ventura del Álamo y al Grupo Cinco notas por su gestión de la parte empresarial de este espacio.
Desde 2004 han sido tres los presidentes del Círculo de Arte: Fernando Barredo de Valenzuela, Luis Pablo Gómez Vidales y Rosa Hortelano Leal. En estos quince años han trabajado por el establecimiento y la consolidación de una oferta habitual de exposiciones y conciertos -sus dos principales bloques-, pero también teatro, cine, tertulias y presentaciones de libros, entre otras actividades. La presidenta actual destacó la estrecha relación entre la tolerancia y las artes, subrayando el desarrollo de estas al margen de ideologías. Barredo de Valenzuela, por su parte, recordó durante la noche de ayer a Marina Riaño como «un puntal delCírculo».
Dentro del terreno artístico -son varios los departamentos de esta asociación relacionados con las artes plásticas, desde Escultura (que coordina Gabriel Cruz Marcos) hasta Pintura (José Morata), pasando por Fotografía (Daniel López Vázquez)-, es necesario recordar los encuentros internacionales, NEXO, organizados durante buena parte de estos quince años en la iglesia de San Vicente. Gracias a estas citas, celebradas en el mes de agosto, han pasado por la ciudad -no solo por la sede del Círculo, sino también por el castillo de San Servando o el IES Sefarad- decenas de artistas de nacionalidades muy diferentes, exportando además el modelo toledano a países como Colombia (NEXO-Miranda).
Los escultores del Círculo de Arte, por otra parte, con el argentino Juan Giordano a la cabeza, impulsaron una serie de jornadas de talla en madera a motosierra. Algunos de sus resultados pueden apreciarse, más de diez años después, en el tramo final de la Vía Tarpeya, al inicio de Santa María de Benquerencia.
El Año Greco (2014) fue un momento de especial efervescencia. Incluyó desde exposiciones hasta performances, pasando por una ópera diseñada y producida por Fernando Barredo de Valenzuela. El entonces presidente del Círculo de Arte, por cierto, elaboró una peculiar iconografía inspirada en el artista cretense. Poco antes de esas fechas comenzaron a celebrarse tertulias sobre diferentes temas culturales y de actualidad, cuyos coordinadores han sido Luis Pablo Gómez Vidales, Antonio Casado Poyales y Pedro Pablo Salvador Hernández.
En el campo de la música han sido incontables los conciertos celebrados en el ábside de san Vicente, desde Siniestro Total hasta Ara Malikian, desde Leonor Watling hasta Luis Eduardo Aute, pasando por los toledanos MAI o Julián Maeso. Cine y audiovisuales (coordinados por Tito Cañada) han estado representados por las sucesivas ediciones del Festival de Cine Social de Castilla-La Mancha y por todo tipo de encuentros, desde el reciente Festival de Cine con Discapacidad hasta la Semana del Cine Palestino celebrada en 2013.
En estos quince años ha habido también espacio para la polémica. El Festival Toledo Escena Abierta (TEA) -cuya XV edición fue presentada precisamente ayer en el Ayuntamiento- no siempre ha contado con el apoyo de las instituciones de la ciudad, encontrando en San Vicente un escenario libre de prejuicios. Especialmente controvertida fue la celebración, en 2007, del I Concilio Ateo de Toledo, organizado por la plataforma Alternativa Laica.