Proyectos con corazón que adornan el alma

Lola Morán Fdez.
-
Proyectos con corazón que adornan el alma

El Punto de Encuentro y Cultura El Salvador acoge los últimos días de una exposición solidaria con obra de Vicente Martín Calderón donada para construir una guardería en África

Arte y solidaridad se vuelven a dar la mano en una exposición protagonizada por la obra de Vicente Martín Calderón que afronta sus últimos días en el Punto de Encuentro y Cultura El Salvador de Talavera. Hasta este jueves día 30 todavía hay oportunidad de participar en esta cita que, desde que abriera sus puertas al público, ha tenido una muy buena acogida por la ciudadanía.
Como explicó a este diario su autor, Vicente Martín Calderón, desde que inició esta faceta de arte solidario hace ya unos años, la colaboración de la gente ha sido una de las constantes. La sensibilidad de la población hacia los fines de estas exposiciones, unido a que ha gustado y gusta la obra del propio artista. De hecho, buena parte de las pinturas son imágenes de la propia ciudad.
En concreto, en esta nueva exposición Martín Calderón ha reunido un total de 46 obras de diferentes formatos. Se divide en tres bloques, uno para los trabajos que el artista denomina ‘asimétricos’, donde engloba dibujos a tinta china realizados de manera geométrica, rompiendo la moldura tradicional.
Se suma otro bloque que, bajo el nombre de ‘Violáceos’, recopila obras con diferentes texturas resultado del trabajo de Martín Calderón con aglomerado astillado.
Un tercer bloque es el que el artista denomina ‘Terracota’, donde reúne imágenes de dimensiones reducidas realizadas mediante collages y tinta china. Con ellas muestra la evolución de su obra a lo largo del tiempo, dejando patente una creatividad que evidencia que su arte no se estanca en una única línea de trabajo.
guardería en benín, áfrica. Toda la obra ha sido donada por Martín Calderón para recabar fondos destinados a un proyecto de Florencio Díaz Díaz para la construcción de una guardería en Benín, África. Martín Calderón explicó a este diario que Díaz lleva 20 años desarrollando en África un proyecto con el que primero construyó una escuela, después dotó al poblado de letrinas y ganar así en higiene; y ahora pretende construir una guardería para que las mujeres trabajadoras puedan dejar allí a sus niños durante la jornada laboral.
Para arropar este proyecto Martín Calderón ha ofrecido su colaboración a través de dos exposiciones, una celebrada en febrero en una galería de arte del barrio de Chamberí de Madrid, y ahora otra que concluirá este jueves en el centro ElSalvador de Talavera.
Si bien la primera estaba protagonizada por estampas madrileñas, la de Talavera lo está por imágenes de la ciudad, así como de Toledo, «la ciudad de cuento» y de Madrid, «la ciudad de las escapadas culturales».
Todo un año de trabajo ha sido preciso para crear las obras que conforman esta exposición. «Mi premio está en pasar esos buenos momentos en el taller, disfrutando, haciendo lo que realmente me gusta», explicó Martín Calderón, quien añadió que desde hace varios años colabora con este «arte solidario» con distintas entidades.
«Mi idea es seguir trabajando en esta línea y con el tiempo, todo este aprendizaje de cuarenta años que llevo, cuando me jubile de mi actual trabajo, poder desarrollarlo con personas discapacitadas a las que pueda ayudar a que se sientan bien porque la plástica es una terapia impresionante», explicó.
Así, se plantea seguir colaborando «siempre de manera desinteresada», ya dando clases, como ahora lo hace con estas exposiciones, totalmente donadas económicamente a dicho fin.
En el caso concreto de esta muestra que acoge El Salvador, la venta está funcionando «muy bien». De hecho, son precios muy asequibles y hasta el momento se ha recaudado algo más de 700 euros. Una cifra importante, más aún teniendo en cuenta que en Benín un maestro cobra 35 euros mensuales, según indicó el artista.
La obra que no se venda se quedará, como es habitual en las exposiciones de Martín Calderón, en manos de la entidad beneficiaria. Si bien normalmente esta obra no vendida se destina después a alguna rifa o subasta para seguir recabando fondos o para decorar las instalaciones de la entidad con la que colabora, esta vez se ha pensado reservarla para, una vez construida la guardería en Benín, decorarla con las pinturas de Vicente Martín Calderón como recuerdo de esta colaboración.

Proyectos con corazón que adornan el alma
Proyectos con corazón que adornan el alma