Muere un vecino de Seseña, de 37 años, ahogado en el Jarama

S.L.H
-
El suceso ha tenido lugar el sábado por la tarde en el río Jarama, cerca del Puente Largo.

Fue a ver a un amigo pescar, cuando se introdujo en el río para refrescarse. Fue tragado por un remolino. Los buceadores de la Guardia Civil lo encontraron a cinco metros de profundidad unas seis horas después.

Un hombre de 37 años de edad, vecino de Seseña, murió ahogado este sábado por la tarde cuando se estaba bañando en el río Jarama, a su paso por la localidad madrileña de Aranjuez.
Efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil recuperaron el cuerpo sin vida del hombre desaparecido, a la altura del Puente Largo, tras una intensa búsqueda en superficie por parte de los bomberos.
El hombre, que estaba acompañado por un amigo, informaron fuentes de Protección Civil de Aranjuez,  se introdujo en el río sobre las seis de la tarde para darse un baño, pero empezó a dar palmadas en el agua porque tenía problemas. 
El amigo trató de rescatarlo agarrándole del brazo, pero no lo consiguió y acabó saliendo con dificultades del río, en el que vio hundirse a su acompañante.
Hasta el lugar, situado en el kilómetro 3 de la M-305, a la altura de Aranjuez, se desplazó un equipo de Bomberos de la Comunidad de Madrid que inició la búsqueda del bañista con una lancha. 
Durante las primeras horas, los bomberos realizaron un trabajo superficial por ambas orillas del río con bicheros y buscando hasta una determinada profundidad. 
Al no localizarlo ni en las márgenes del río ni en la superficie, sospecharon que podría estar a varios metros de profundidad.
Por ello, los bomberos avisaron al Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil, que realizaron una búsqueda subacuática. Pasada la medianoche el cuerpo sin vida del hombre fue localizado a cinco metros de profundidad y enganchado a las hierbas que plagan el lecho del río en esta zona. 
Un vecino de la zona colaboró con su sonar. Durante la operación de rescate también participó un vecino de Seseña, conocido en el lugar al disponer de barcas para pescar, que puso a disposición del operativo de búsqueda el sonar de su embarcación para rastrear el río. Un helicóptero del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) también participó en una primera batida. 
Hasta el lugar de los hechos se desplazaron bomberos de la Comunidad de Madrid, una ambulancia del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, otra del SUMMA, así como voluntarios de Protección Civil de Borox y Seseña, al margen de agentes de la Policía Local de Aranjuez.
En la corriente del río Jarama, a su paso por el Puente Largo, se forman muchos remolinos y es una zona con diferentes profundidades. Además, señalan las fuentes consultadas, su lecho está lleno de hierbas y cieno que incrementan la peligrosidad de bañarse en sus aguas.