scorecardresearch

El PP denuncia que los PGE olvidan las inversiones en Toledo

LT
-

No aparece ni un euro para abrir nuevos accesos al hospital, ni para construir el puente de Azucaica, ni para desdoblar la A-42, ni para los arroyos que se desbordaron con la DANA

El PP denuncia que los PGE olvidan las inversiones en Toledo

El PP municipal, a través de los diputados nacionales elegidos en la provincia, presentará la mayor cantidad de enmiendas al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que ha preparado el Gobierno de Pedro Sánchez y donde «Toledo sale nuevamente seriamente perjudicada en las inversiones».

Después de estudiar «detenidamente» el documento, Claudia Alonso denuncia que no aparece ni un euro para abrir nuevos accesos al hospital, ni para construir el puente que debería unir Azucaica con el Polígono, ni para desdoblar la A-42.

Tampoco destina ni un euro para que la CHT realice las obras de acondicionamiento de los arroyos que se desbordaron con la DANA aunque tras la reunión de la alcaldesa con la ministra Ribera se prometió que habría dinero para acondicionar los cauces y evitar que se repitan las riadas en Santa Bárbara o Azucaica.

La portavoz del PP afirma que el Gobierno «engaña» a los guardia civiles ya que se consignan 2,2 millones para  toda la provincia hasta 2025 y solo 50.000 euros para este 2022, es decir, nada de los 17 millones para levantar el nuevo cuartel (hay una referencia de inversión futura de 10 millones pero los primeros 300.000 euros serían en 2024).

Para la muralla de Toledo se presupuestan 60.000 euros (subraya que son menos que los 80.000 que había para 2021 y «un abismo» en relación con el millón del último Gobierno del PP). Admite que sí hay dinero para el museo de Correos «pero eso no mejora la calidad de vida de los toledanos» ni arregla los problemas.

Otro asunto para el que no pone dinero es la Vega Baja donde «hay un convenio oculto del que nadie sabe nada» y el PP reclama la copia del documento sospechando que «no debe ser bueno» porque en caso contrario « lo habrían presentado a bombo y platillo».

En resumen, en los PGE no existe nada de lo prometido por Ábalos en materia de carreteras, ni por Ribera para  los arroyos (que es lo básico para Alonso), además «hay un desprecio constate» hacia los municipios ya que no hay  ni un euro para ayudar a los ayuntamientos con todo lo que han tenido que asumir en la pandemia.

Los concejal del PP asegura que «mientras haya un Gobierno así los toledanos lo van a seguir pasando cada vez peor» y subraya una «realidad constatable», en su opinión, que «el sanchismo de Tolón perjudica gravemente a la ciudad».

A todo esto se añade que los PGE traen «una grandísima subida de impuestos» a las clases medias, familias, autónomos, pymes, para los que crean riqueza y empleo porque «la izquierda lo único que sabe hacer es arruinar a España» y usan el dinero de una parte para pagar «peajes con otras CCAA que les sostienen», es decir, «aumentan partidas ideológicas, no las que contribuyen a sacar España para adelante. La ministra del PSC se lleva el dinero a Cataluña y cuando un Gobierno nacional es preso de los intereses nacionalista perjudica al resto», como consecuencia en Toledo se incumple todas las promesas que llevan años repitiéndose, perjudica al desarrollo de la ciudad por las inversiones pedidas que no vienen presupuestadas «otro ejercicio más».

Alonso señala que todo esto afecta a los toledanos como al resto y que se une la subida de luz, la cesta de la compra, etc., por lo tanto son unas cuentas que «empobrecen a todos». Por contra, el PP quiere que la gente tenga dinero en su bolsillo y que los empresarios tengan incentivos.

La concejal dice que ahora es el turno de los presupuestos de la Junta en los que espera que se asuma la parte que les toca en los accesos al hospital (por atrás, enlazando con Los Viñedos), dinero para acabar los edificios «a medio hacer, que son mamotretos muertos», que haya partidas para el amianto, para que el Hospitalito sea residencia para los mayores, dinero para cultura, turismo, hostelería, en definitiva «que el sanchismo de Tolón no perjudique también en lo autonómico».