El PP justifica el gasto del remanente en planes de empleo

Leticia G. Colao
-

Santiago Serrano recuerda que las modificaciones presupuestarias para incorporar remanente de tesorería se hicieron en Pleno y con informes favorables de la Intervención

El PP justifica el gasto del remanente en planes de empleo

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Santiago Serrano, justifica el gasto de remanente positivo de tesorería de los últimos años, en la necesidad de asistir a los planes de Empleo y haciéndolo siempre con el visto bueno del interventor.
En la información publicada ayer en La Tribuna sobre la auditoría realizada por el equipo de Gobierno, se explica que el PP gastó 7,2 millones de euros del remanente de tesorería «en partidas no ajustadas a la legislación», concretamente a la Disposición Adicional sexta de la LO 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. En este sentido, desde el PP defienden que «cualquier modificación de crédito que se hizo para incorporar el remanente se llevaba antes a Pleno y se hizo con informes favorables de Intervención».
Serrano explica que la mayor parte de esta cuantía, que esta ley indica que debe utilizarse primero a reducir deuda y después a inversiones financieramente sostenibles, se utilizó para que la ciudad pudiera acogerse a los planes de empleo del Gobierno regional, un  gasto extraordinario que se tenía que financiar con ingresos ordinarios y sin endeudarse. «Si no hubiera sido por la utilización de este remanente, hubiera sido imposible acogernos a ello».
Los populares esperan aún el informe de Intervención solicitado por el Gobierno de García Élez para conocer en detalle el criterio del órgano fiscalizador que aprobó todas sus actuaciones, aunque aún no se lo han facilitado. Por ello, lamentan la «falta de transparencia» del equipo de Gobierno «porque está haciendo una serie de acusaciones pero no está dando opción a que se planteen otras versiones».
Serrano es consciente de los problemas de liquidez «que ha tenido el Ayuntamiento de Talavera casi  siempre» pero insiste en que «más del 80 por ciento de la deuda municipal actual sigue siendo consecuencia de la gestión del anterior gobierno socialista». En este sentido, define como «catastrófica» la «losa» que se encontraron en las arcas municipales en 2011, y aún así, destaca que «reducimos en estos años la deuda de 60 a 35 millones y aun así, a día de hoy, después de 8 años, todavía más de un 80 por ciento es de su gestión».
«Lo que hicimos estos años fue sanear el Ayuntamiento, reducir la deuda y en determinados momentos acogernos al plan de empleo, porque la ciudad lo necesitaba». No obstante, el portavoz popular recuerda que el PSOE, en la oposición, siempre criticaba que no fuéramos al máximo de plazas... «de haber sido así, el agujero ahora sería mucho mayor», explica, a la vez que se pregunta «qué hubieran dicho si no nos hubiéramos acogido a los planes de empleo».
Serrano lamenta igualmente que el PSOE les eche en cara no haber reducido la deuda de los créditos ICO, a la que tuvieron que recurrir para hacer frente al «pufo que dejaron los socialistas en forma de deuda a proveedores y que a día de hoy seguimos pagando».


"Poco boyante". El portavoz del  mayor grupo de la oposición destaca la situación «poco boyante» que el Ayuntamiento ha tenido «casi siempre, más aún después de la gestión socialista», añade. Así, asegura que la deuda de 7,7 millones en más de 4.000 facturas sin abonar se debió a un momento de tensión económica «puntual» sin el cobro del IBI y tras dos meses sin contabilidad por el cambio del programa, algo que se soluciona con operaciones de tesorería a corto plazo.
«Ya sabíamos que el Ayuntamiento no está en una situación boyante, es difícil de gestionar porque la situación de la ciudad es complicada y el Ayuntamiento no es impermeable, había que actuar en consecuencia, que es lo que tienen que hacer ellos ahora, reducir gastos, aumentar ingresos... gobernar, en definitiva». Serrano critica que el Gobierno de Élez «lleva ya 11 meses tirando cantos a la oposición pero no han tomado ni una sola decisión de qué van a hacer con lo que tienen entre manos».