CCOO demanda la llegada de industrias a la Jara y la Mancha

J.M.
-
CCOO demanda la llegada de industrias a la Jara y la Mancha

El sindicato pide una mayor incorporación de las mujeres al sector porque representan el 27 por ciento de los casi 54.000 empleados en la provincia

El secretario general de CCOO en la provincia, José Luis Arroyo, y el secretario general de CCOO-Industria en Castilla-La Mancha, Ángel León, presentaron ayer el informe y las propuestas del sindicato en la provincia y celebraron una asamblea con medio centenar de delegados de este sector para analizar la situación concreta de cada una de las empresas. En el ámbito regional, Toledo representa un puntal porque aquí se encuentra el 41 por ciento de los empleados del ramo con casi 54.000 trabajadores. No obstante, aprovecharon para demandar el desarrollo de polígonos industriales como el de Talavera con suelo poco atractivo, o en los municipios de las comarcas de la Jara y la Mancha, ejemplos de «la España vaciada», tras la caída por la crisis económica.

«Estamos ya en un buen escalón, pero hay que seguir apostando por atraer industrias. Hay que consolidar las que ya tenemos, garantizando carga de trabajo, infraestructuras y formación del capital humano», manifestó al respecto León en medio de la ronda de presentación por provincias de este informe publicado en el ámbito regional hace unos días.

Antes, su compañero Arroyo había pedido a las administraciones públicas una estrategia que favorezca la incorporación de más mujeres al sector industrial en la actualidad, porque ahora mismo representan el 27 por ciento del total de los ocupados en la provincia.  «Se tiene que atajar la segregación por sexos. La presencia de mujeres es muy inferior con respecto a los hombres, y consideramos fundamental dos actuaciones para revertir la situación: la negociación colectiva y los planes de igualdad», indicó. Y apostilló: «La segregación en la industria se puede explicar por una segregación de origen y un mantenimiento de los roles», en referencia a que las niñas se incorporen a la formación en esta actividad.

Al respecto, Arroyo indicó que la administración debe ver en la industria un polo de fijación de población en la provincia por la caída de determinada actividad industrial, como en industrias de transformación agroalimentaria en la Jara.

Asimismo, abogó por aumentar la inversión en I+D+I y por favorecer las exportaciones. También, reclamó la modernización de la educación profesional, por lo que pedirá a la Junta de Comunidades que se vincule la formación profesional a los retos de las empresas en la provincia. Asimismo, reivindicó el fortalecimiento del sector aeroespacial en la Sagra para formar a los trabajadores y se convierta en un polo de atracción de las empresas.

«Queremos que se extienda a otros ámbitos de la provincia para que haya un capital humano formado para la atracción de empresas en la industria», subrayó al respecto. Y dijo que hay que atraer inversiones y para ayudar al crecimiento de las ya existentes en la provincia.

En este sentido, el informe detalla la existencia de menos empresas con menos trabajadores que las que funcionaban en 2008. «Es fundamental que la administración pública trabaje para favorecer el crecimiento en los pueblos», aseveró antes de recalcar que los salarios son más bajos que en el resto de España, con la incorporación también de planes de movilidad para los trabajadores con una corrección de la siniestralidad en los accidentes in itinere; por ejemplo, el uso del transporte colectivo en el polígono de Toledo o en Illescas.

Los representantes de CCOO pidieron de nuevo la creación de un observatorio industrial para favorecer la planificación del sector a medio y largo plazo. En este sentido, apuntaron que hay que conseguir empresas duraderas que se adapten a los cambios del mercado. «Es fundamental que hagamos un seguimiento y ver los retos que tienen para establecer una estrategia industrial», dijo.

Los dos participantes expusieron datos demográficos relacionados con la actividad económica como el descenso de la población en la provincia en los últimos años. Así, incidieron que hay 13.000 habitantes menos que en 2011.

«Hay que lamentar que en esta legislatura no se hayan podido culminar los trabajos iniciados en 2017 para elaborar y poner en marcha la Ley de Industria de Castilla-La Mancha», apuntó el secretario general de CCOO en Industria en Castilla-La Mancha.

León destacó que esta provincia ha recuperado casi totalmente los niveles de actividad y ocupación previos a la crisis, pero «aunque la tendencia es positiva, aún queda camino por recorrer». León recordó que CLM aún carece de una norma legal que regule la actividad industrial en la región, que sigue basada en la ley básica estatal de 1992. En la actual legislatura, el Gobierno llegó a elaborar un anteproyecto, «al que CCOO planteó numerosas propuestas», pero que «se quedó en el tintero».