Se licita la explotación de una ciudad romana, un castro y un monasterio

Luis J. Gómez / Toledo
-

Los adjudicatarios tendrán que pagar 500 euros de canon anual a la Junta. A cambio, se podrán quedar con los ingresos de la venta de entradas y otras actividades que programen

Ercávica

La Junta ha sacado a licitación la explotación turística de las ruinas de una ciudad romana, un monasterio cisterciense, un castro celtibérico, una cueva con pinturas rupestres y un poblado hispano-musulmán. Ha sido la Consejería de Educación la que ha abierto un proceso y las empresas tienen hasta mediados de semana para presentar sus ofertas.
La Consejería ha dispuesto la licitación en dos lotes. Uno de ellos está en el entorno del pantano de Buendía e incluye el yacimiento romano de Ercávica, en el término de Cañaveruelas (Cuenca), y el monasterio de Monsalud, en Córcoles (Guadalajara). El segundo lote está enteramente en la provincia de Guadalajara, en el parque del Alto Tajo. Aquí entra la Cueva de Casares, que comprende un poblado hispano-musulmán, y que se encuentra en La Riba de Saelices. En este lote entra el castro de Ceremeño, en el término de Herrería.
Por cada uno de los lotes los adjudicatarios tienen que pagar a la Junta un canon de 500 euros al año. Como la duración del contrato será de dos años y se puede prorrogar otros dos, la Junta estima que el valor total del contrato podría llegar a los 2.000 euros incluyendo el máximo de prórroga. El adjudicatario no sólo tendrá que pagar ese canon a la Junta, sino que deberá encargarse de la limpieza de la zona visitable, la electricidad, agua, gastos de desperfectos, de folletos y publicidad. El Gobierno obligará a los adjudicatarios a que abran estos monumentos un mínimo de cuatro días al mes. ¿Y qué conseguirá el adjudicatario? Pues podrá quedarse con los ingresos que genere con la venta de entradas y las actividades que programe en estos entornos.
Monasterio de MonsaludMonasterio de Monsalud
Gratis para los parados.

La empresa que se haga con la explotación turística de estos monumentos podrá quedarse con los ingresos de las entradas, pero no podrá poner cualquier precio. En el pliego de condiciones la Junta especifica que el precio máximo de la entrada no puede superar los 6 euros. Además se obliga a que se haga un descuento del 20% a familia numerosa y del 50% a familia numerosa especial. La Junta exige que la entrada sea gratuita para menores de 12 años y desempleados. Según los datos de los que dispone la Administración, el yacimiento de Ercávica recibió 4.378 visitas en 2011, con picos en abril y agosto. El monasterio de Monsalud, que ese año sólo abrió de abril a septiembre, recibió 1.377 visitas.
Para adjudicar la explotación turística de estos enclaves, la Junta evaluará hasta 80 puntos la oferta económica (el que más pague de canon). Luego podrá dar hasta 20 puntos al que proponga abrir más días al mes. La Junta ya intentó poner en marcha esta colaboración público-privada para los cinco parques arqueológicos de la región, que finalmente serán gestionados por ayuntamientos y diputaciones.