Desde Toledo se controlan 6.000 molinos de energía eólica de 8 países

i. g. villota | TOLEDO
-

El Centro de Control y Operación de Energías Renovables (CORE) que Iberdrola tiene en Toledo gestiona 200 parques eólicos ubicados en España, Portugal, Brasil, Grecia, México, Hungría, Rumanía e Italia

Labrador visitó la mañana de ayer las instalaciones del CORE de Iberdrola - Foto: Yolanda Lancha

igarciavillota@diariolatribuna.com

El Centro de Control y Operaciones de Energías Renovables (CORE) que tiene Iberdrola en Toledo se encarga de controlar 200 parques eólicos ubicados en España, Portugal, Brasil, Grecia, México, Hungría, Rumania e Italia. Unas instalaciones que suman un total de 7.000 megavatios de potencia  y disponen de 6.000 molinos autogeneradores y 200 subestaciones eléctricas asociadas. Además, desde él operan 68 minicentrales hidráulicas.
Unas pantallas de grandes dimensiones permiten el controlUnas pantallas de grandes dimensiones permiten el control - Foto: Yolanda Lancha El delegado del Gobierno en  Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, visitó ayer el centro, instalado en la capital regional desde 2003, acompañado por el director adjunto al director general del área de energías renovables de Iberdrola, Víctor M. Rodríguez; el delegado de la compañía en Castilla-La Mancha, Francisco Rubio, y de otros responsables de energías limpias de la eléctrica.
Tras la visita, el delegado destacó el compromiso de la región con la renovables, al producir el 22 por ciento de la eólica de España.
Labrador destacó que el CORE es un «centro puntero» nacional e internacional y ensalzó que la empresa tiene en la región una potencia instalada de casi 1.900 megavatios, es decir, genera 1.900 megavatios de energía, de los que 1.835 corresponden a parques eólicos.

reducir emisiones de co2. Así, el delegado apuntó que en el «corazón» de Castilla-La Mancha tenemos un centro de referencia en el sector de la renovables, fuentes energéticas que evitan la emisión de «millones de toneladas de CO2 a la atmósfera».
Labrador destacó el esfuerzo y el compromiso del Gobierno regional gracias al Plan General de Energía anunciado por Cospedal para este año.
Por su parte, Víctor Rodríguez aseguró que el CORE es el centro de todas las instalaciones renovables que Iberdrola tiene en el mundo. «Elegimos Toledo por el gran desarrollo que las energías renovables estaban teniendo en Castilla-La Mancha y que nos sirvió tanto de aprendizaje como para después extender este conocimiento al resto de España y al resto del mundo», apuntó.
Explicó que los trabajadores del centro solucionan los problemas que se producen en cualquiera de los parques eólicos de Iberdrola instalados en un total de ocho países. El edificio cuenta con unas pantallas de grandes dimensiones que lo posibilitan.
Recordó que el CORE cumple este año su décimo aniversario y  explicó que durante esta década ha desarrollado nuevas capacidades y funcionalidades orientadas a aumentar el control sobre el funcionamiento de los parques eólicos y las minicentrales hidráulicas.

plantilla de 35 personas. Para ello, detalló que el centro cuenta con una plantilla de 35 personas, formada por operadores, ingenieros e informáticos que dan soporte de forma remota a cualquier incidencia que se produzca en las instalaciones.
Asimismo, recordó que actualmente no existe un centro de control orientado a las energías renovables con la capacidad y las dimensiones que presenta éste, por lo que se ha convertido en un referente dentro del sector.
Rodríguez agradeció enormemente la visita del delegado del Gobierno, al que instó a subir a uno de los molinos  para «contemplar la tierra que es bien bonita», aunque bromeó que las instalaciones cuentan con ascensor «para la tranquilidad de todos».
Labrador recogió el guante y también en tono de broma aseguró que subirá al molino y lo hará «a pie, con la energía renovable de las piernas» y sin utilizar el ascensor.