La esencia de un pueblo

Redacción
-

'Mucho que contar' es el lema elegido este año para las duodécimas Jornadas Fadriqueñas que vienen honrando año tras año al fundador de esta población manchega

La esencia de un pueblo

Un pueblo sin tradiciones es un pueblo sin historia, sin pasado que sustente  un presente y alerte sobre lo que necesita para afrontar el futuro. Por eso, La Villa de Don Fadrique cumple cada año con la tradición de dedicar un fin de semana a homenajear a quien fuera el fundador de esta población manchega a la que otorgó la calificación de Villa y el nombre que la distingue.
Será el próximo fin de semana -7,8 y 9 de junio- cuando tengan lugar los actos culturales/turísticos como motivo de la XII Edición de las Jornadas Fadriqueñas. Este año  bajo el lema ‘Mucho que contar’.
Señala al respecto la concejala en funciones ( y electa) de Juventud y Festejos, Mª Carmen Díaz-Maroto, que en esta ocasión se ha elegido como hilo conductor y motivo del cartel anunciador la Carta Puebla que el Infante Don Fadrique de Castilla otorgó a este municipio el 25 de abril de 1343, ‘liberándola’ así de Corral de Almaguer de la que dependía bajo en nombre de La Puebla de la Isla.
 Las jornadas que «tienen un marcado carácter cultural» y turístico, incluyen en su programación exposiciones de diversas temáticas, conferencias (este año a cargo de Jorge Jiménez Jiménez -doctor cum laude en Historia del Arte por la UCLM), teatro, música, bailes, degustaciones gastronómicas... Y como novedad este año, y fruto de una propuesta de la Asociación Patrimonium Fadricensis, de reciente creación, visitas guiadas por el patrimonio local. «No somos un pueblo con destacados elementos patrimoniales», reconoce la concejala que no olvida sin embargo que «tenemos pequeños tesoros que son dignos de visitar y conocer», algo que sintoniza perfectamente con el lema de las jornadas ‘Mucho que contar’.
«Hay particularidades de nuestros monumentos que pueden pasan desapercibidas en una visita privada», apunta la concejala, «y estas visitas van a permitir ‘descubrir’ estos pequeños tesorillos».
Así las cosas, La Villa de Don Fadrique ya está  presta para recibir a todos aquellos quienes quieran conocer un poquito más sobre su historia y además disfrutar de un fin de semana plagado de actividades culturales y de ocio, eso sí, sin dejar de lado la perspectiva histórica, porque la esencia de estas celebraciones es conmemorar el origen de la Villa y  homenajear a quien fuera su valedor. «No queremos salirnos de la esencia histórica», subraya la concejala, «se trata de que la gente participe y conozca parte de nuestra historia, nuestra cultura y nuestra tradición». Y para ambientar las calles y animar al paseo por el pueblo, están los puestos del mercado medieval pero también muchos vecinos que durante estas jornadas se prestan a vestirse ajustándose a la época que se recrea. «Los primeros año sí se involucraba más», reconoce la concejal, «pero ahora parece que se da menos y como no queremos que desaparezca esta costumbre en esta labor es importante la participación de las asociaciones».
Por delante tres intensos días (7, 8 y 9 de junio) de fiesta y júbilo, en los que disfrutar de las diferentes actividades que la Concejalía de Festejos, en colaboración con las diferentes asociaciones y clubes locales, han preparado para la ocasión.
Unas citas que abundan en los orígenes de la historia de esta Villa y en la vida del que fuera su mentor, el Infante Don Fadrique, hermanastro del rey Pedro I El Cruel, que fue su ejecutor un 29 de mayo de 1358 en los reales alcázares de Sevilla.
Así pues, el teatro, los espectáculos de calle, el mercado medieval, la música, los espectáculos de fuegos artificiales, las degustaciones de dulces y platos típicos y muchas actividades más configuran un programa de actos que tiene su punto de partida este viernes a las 19,00 horas con la apertura del Mercado Medieval y la Plaza de Juegos Infantil.
Y es que los más pequeños también tendrán actividades enfocadas a sus edades, eso sí, en las que se les intentará hacer retroceder a la ‘desconexión’ con juegos de madera y otros como el aro, talleres y teatro familiar.
«El motor de esta fiesta es la cultura», insiste la concejal de Festejos que invita a acudir a todos los vecinos de la localidad, de localidades de la comarca y de donde quiera que deseen conocer su trocito de historia.  «Todos los días hay muchas actividades en las que poder participar y de las que poder disfrutar», anima la concejal de Festejos para reafirmar su invitación a unas Jornadas Fadriqueñas que de nuevo exhibirán al visitante lo mejor de la historia, la tradición, la cultura y la hospitalidad de La Villa de don Fadrique.