Talavera elimina el aparcamiento de Corredera para terrazas

L.T.
-

El Ayuntamiento también retira los alcorques y nivela la calzada para dar más espacio en la vía pública a la movilidad peatonal y mejorar los establecimientos hosteleros

Talavera elimina el aparcamiento de Corredera para terrazas

El Ayuntamiento de Talavera ha decidido eliminar el aparcamiento de la zona de la muralla en la calle Corredera además de retirar los alcorques y nivelar la calzada para «facilitar la movilidad de los peatones en este espacio y para dar más espacio a los establecimientos hosteleros para que puedan ampliar sus terrazas» y poner en funcionamiento su actividad económica.
El concejal de Hacienda y Seguimiento de las Contrataciones y las Concesiones, Luis Enrique Hidalgo, ha manifestado que se están adecuando varios espacios de la calle Corredera del Cristo para favorecer las sinergias entre la movilidad peatonal y la actividad del comercio local. Se trata de un espacio que generó polémica al ser utilizado como aparcamiento junto a unas murallas de singular importancia patrimonial.
Hidalgo ha recordado que desde el Ayuntamiento se ha permitido la ampliación de los espacios de las terrazas, teniendo en cuenta que desde el Gobierno central se ha autorizado un máximo de las mesas y veladores en la vía pública para cumplir con la distancia de seguridad y prevención.
Se trata así de una nueva alternativa que además de liberar el espacio, lo va a destinar para que lo puedan utilizar estos negocios de hostelería de la zona que estén demandando ampliar sus terrazas.
Todas estas acciones, ha explicado el también teniente de alcalde son necesarias para «conseguir mejorar la movilidad peatonal dentro del Conjunto Histórico de la ciudad, así como para favorecer sinergias entre hostelería, comercio y, sobre todo, con el turismo».
Hidalgo también ha señalado que esta opción es muy importante para empezar a «retomar el pulso para que la ciudad vuelva a ser atractiva para los visitantes que nos quieran venir a ver desde otras ciudades», y es que «al final, estas acciones ponen en valor este Casco Antiguo», con los peatones caminando por estas calles durante los fines de semana, con las terrazas y comercios abiertos y creándose una unidad entre todos elementos con el turismo.