El Pleno del medio minuto

M.G
-
El Pleno del medio minuto - Foto: Yolanda Lancha

El Ayuntamiento celebró ayer su último pleno de legislatura, una convocatoria extraordinaria para aprobar el borrador del acta anterior. También se celebraron todas las comisiones y los patronatos

Para muchos fue un adiós y para otros un hasta luego. El último Pleno de la legislatura, una convocatoria extraordinaria para aprobar el acta anterior y dar por cerrada la legislatura, ha dado poco de sí porque se ha celebrado en poco menos de un minuto, pero ha servido para verbalizar despedidas, apretones de manos y buenos gestos que ponen punto y final a una etapa de cuatro años en la que ha habido sus más y sus menos en distintos temas, pero no ha faltado diálogo. Esta mañana dejaban la bancada catorce concejales, casi un pleno al quince, que no continuarán en la próxima legislatura que se iniciará el sábado con la toma de posesión de la nueva Corporación.
La ley manda y el equipo de Gobierno ha convocado el Pleno extraordinario para dejar zanjada la legislatura a pesar de que el orden del día era muy pobre por su único punto, la aprobación del acta anterior. Lo mismo ha ocurrido en el resto de comisiones y en los cuatro patronatos municipales, que también han celebrado una convocatoria para dar el visto bueno al acta anterior. Y para evitar un ir y venir de concejales toda la semana se han fijado todas las convocatorias esta mañana, una cada cinco o diez minutos.
Los corrillos políticos que se han sucedido a continuación cotillearon sobre las posibles concejalías que se asignarán en la próxima legislatura porque las quinielas llevan abiertas ya algunos días. Ningún concejal del PSOE ha confirmado o desmentido que vaya a ocupar una concejalía en concreto a pesar de que ya se han filtrado nombres a lo largo de la semana. José Pablo Sabrido, actual concejal de Hacienda y portavoz, ha sido uno de los miembros de la Corporación más reclamados porque ocupará, si nada se tuerce, la Concejalía de Urbanismo, aunque no ha parado de decir que la alcaldesa no le ha comunicado nada aún. Y el mismo tono ha adoptado con respecto a la portavocía del Ayuntamiento que puede ocupar Noelia de la Cruz los próximos cuatro años.
También Teo García, concejal de Urbanismo en funciones, ha tenido que contestar varias veces que no sabía qué concejalía va a ocupar a pesar de que muchos le sitúan en Bienestar Social o en una concejalía similar, de marcado carácter social.
La salida de los cuatro concejales de Ganemos también se ha dejado notar en la despedida. Javier Mateo, Eva Jiménez, Helena Galán y Diego Mejías dejarán sus despachos mañana satisfechos por los logros conseguidos en estos cuatro años gracias al pacto firmado con el PSOE y el clima de entendimiento que se ha respirado a pesar de algunos enfrentamientos que se han resuelto de puertas para adentro para evitar polémicas.
El Grupo Municipal Popular es el que más concejales pierde. Deja tres huecos libres porque contará con seis en lugar de con nueve ediles como en esta legislatura. A esta situación se suma la salida de un total de siete miembros del grupo según la lista  electoral que confeccionó Claudia Alonso  y su equipo cercano, que únicamente ha contado con José López Gamarra y con Juan José Alcalde, que se mantenía como técnico en la formación.
El PSOE también pierde dos nombres para la siguiente legislatura,  Rosana Rodríguez, concejala de Turismo, y Nuria Cogolludo, responsable de Cultura. Son las dos únicas personas del actual equipo de Gobierno que no entraron en la lista electoral.
En Ciudadanos también se respiraba un ambiente de despedida. Isabel Martín de Eugenio no continuará en la próxima Corporación  y a cambio se sentará en el salón de plenos Julio Comendador, el número tres de la lista de la formación naranja. Si bien, lo más novedoso será la entrada de Vox en el Ayuntamiento con dos concejales, el pintor y escultor Alberto Romero y el talaverano Miguel Nuñez.