El Museo de Santa Fe reabre sus puertas tras llevar años infrautilizado

C. M.
-
El Museo de Santa Fe reabre sus puertas tras llevar años infrautilizado - Foto: Víctor Ballesteros

La remodelación del edificio ha contado con la inversión de 200.000 euros por parte del Ministerio de Cultura, y de 150.000 aportados por la Junta, para reparar grietas y humedades

El Museo de Santa Fe se abre al público, una vez más, con el objetivo de «poner a disposición de la sociedad una parte importante del edificio para celebrar todo tipo de actividades». El consejero de Educación, que en ningún momento se refirió ni al proyecto de renovación ni al presupuesto destinado al mismo, se limitó a ensalzar el «valor histórico de un edificio que ha sido vértice involuntario de los caminos de España» y que «devuelve y enriquece la oferta museística».
En este sentido, y reiterando -en tres ocasiones- que el Gobierno regional con esta intervención «salda una deuda histórica muy importante con Toledo, Castilla-La Mancha y España», Marcial Marín realizó una reseña histórica del edificio para concluir que se abren al público  seis salas de la primera planta del Museo que acogerán «exposiciones temporales, conciertos, conferencias y congresos».
De momento, los visitantes podrán contemplar la exposición sobre el ‘Apostolado’ procedente de Peralejos de las Truchas, atribuido a Miguel March (ca. 1630 - ca. 1670), y accederán al lugar los próximos días 16 y 27 de marzo con motivo de los conciertos de ‘Shawnee Mission East High School Choraliers & Chamber Choir’ y del grupo ‘Ibuki’.
Sobre el resto de las salas del Museo, el consejero señaló que se trata de espacios en los que todavía están «pendientes de ultimar los trabajos de restauración», por lo que «se podrán abrir a lo largo de este año». Se hace importante recordar que quedan por adecuar otras cuatro salas, que son las llamadas históricas y que, por ello, requieren de control arqueológico.
En cuanto a los trabajos de recuperación que se han llevado a cabo en el inmueble, tuvo a bien Víctor Manuel Antona, jefe del Servicio de Archivos y Museos de la Junta, informar sobre las labores desarrolladas en un proyecto en el que se han invertido 350.000 euros, de los cuales el Ministerio de Cultura ha aportado 200.000 euros, mientras que la Junta ha contribuido con 150.000 euros. Cantidad que se ha dedicado a la reparación de grietas y a la subsanación de los problemas relacionados con la humedad.
En este punto, y puesto que Santa Fe ya se rehabilitó para albergar la exposición ‘El Greco. Toledo 1900’ celebrada desde marzo y hasta agosto del pasado año 2009, el conservador apuntó que el deterioro se ha debido al abandono en el que quedó el edificio tras esta exhibición y a la coincidencia con las obras en el Miradero, que dicho sea de paso no ayudaron a los problemas ya existentes en el edificio.

Un gran proyecto museográfico. Aprovechó la ocasión, el consejero, esta presentación para insistir en que «el gran objetivo es el gran proyecto museográfico de los museos Santa Cruz y Santa Fe para que, una vez terminadas las celebraciones del Greco, vuelvan a convertirse en uno de los museos más importantes de nuestro país». Con esta intención, y puesto que Santa Fe está llamado a ser espacio de ampliación del Santa Cruz, Marcial Marín recordó que se trata de un contenedor que «cuenta con más de 4.500 metros cuadrados» en el que, anunció, «se ampliará la colección arqueológica y la de bellas artes» y «se mejorará el contexto de El Greco contemporáneo con muestras de artistas coetáneos al Greco para resaltar la obra de este autor cretense».