Salvan la vida a un joven con un trasplante de órganos

Agencias
-

La Paz realiza una operación pionera al reparar un fallo intestinal congénito en un adolescente de 15 años gracias a una intervención multivisceral y de tejido biológico

Salvan la vida a un joven con un trasplante de órganos y médula

El Hospital La Paz, en Madrid, ha realizado el primer trasplante del mundo simultáneo multivisceral y de progenitores hematopoyéticos (médula), que ha recibido un paciente de 15 años que padece una enfermedad congénita.
Según informó ayer la Comunidad de Madrid, la operación  fue llevada a cabo por la Unidad de Rehabilitación Intestinal junto con el Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica y la Unidad de Médula del Servicio de Hematología de La Paz, coordinado por la red Regional y Nacional de Trasplantes.
El paciente, Yassine, que padece displasia epitelial intestinal -una enfermedad congénita y hereditaria que impide a su intestino absorber nutrientes debido a un problema en la mucosa- tuvo que ser alimentado por vía intravenosa desde su nacimiento.
Antes de esta intervención ya había recibido dos trasplantes, uno de intestino y otro multivisceral, que terminaron con un rechazo de los órganos en ambos casos.
Con el fin de evitar un nuevo rechazo, y tras años de tratamientos complementarios, el pasado julio recibió su tercera implantación, la segunda multivisceral (en el que le fueron trasplantados el estómago, intestino delgado y grueso, páncreas e hígado) y semanas después, el 28 de agosto, recibió un traspaso hematopoyético (trasplante de médula ósea por el que se sustituye la médula por precursores hemapoyéticos nuevos y sanos) del mismo donante que el multivisceral.
De esta forma se intentaba inducir tolerancia a todos los órganos trasplantados y así disminuir el riesgo de choque.
En el momento de la donación de los órganos hubo que obtener la médula ósea del donante, que posteriormente se procesó y manipuló hasta recuperar los progenitores hematopoyéticos que fueron implantados el 28 de agosto en el paciente.
La técnica empleada para la realización de esta intervención multivisceral y hematopoyético es un procedimiento original e innovador, el primero realizado en el mundo, que se ha llevado a cabo con la colaboración de la Unidad de Rehabilitación Intestinal, que integra gastroenterólogos pediátricos, cirujanos, hepatólogos, personal de enfermería y auxiliares y personal de la Asociación de Pacientes NUPA; el Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica, y la Unidad de Médula del Servicio de Hematología.
La operación ha precisado además de la participación de una gran parte de los servicios del hospital, como la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos, Servicio de Anestesia y Reanimación, Infectología Pediátrica, Farmacia, Radiología, Coordinación de Trasplantes, Anatomía Patológica, Microbiología e Inmunología, entre otros.
Y también ha sido necesaria la labor previamente realizada por el grupo de Trabajo de Investigación de Trasplante y el de Cáncer Infantil, Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular, que lleva varios años investigando en esta estrategia, en la Unidad de Terapias Avanzadas de la Fundación CRIS contra el cáncer.
Por tratarse de la primera vez que se realiza una intervención de este tipo, se carecía de protocolos y métodos de actuación, y las técnicas fueron transmitidas por la Oficina Regional de Trasplantes a la Organización Nacional de Trasplantes, ONT, que aprobó el procedimiento, generando con ello las medidas para la elaboración de protocolos futuros.

 

Un centro de referencia

El Hospital La Paz es el único centro en España acreditado para la realización de todos los tipos de trasplante pediátrico y el único centro a nivel nacional acreditado para la realización de trasplante intestinal y multivisceral infantil.
Este hospital ha apostado por la investigación en el trasplante pediátrico y muestra de ello es que lidera la Red Europea de este tipo de intervenciones, así como el subcomité pediátrico de trasplante hematopoyético y de órganos sólido de la Sociedad Europea de Trasplante.
Tras 10 meses viviendo en la residencia de acogida de la asociación NUPA en Madrid, Yassine recibió ayer el alta.