Adelsys Vida, el respirador que se prueba ya en Parapléjicos

J.A.J
-

El dispositivo imita un brazo que, con movimientos repetitivos, insufla aire a un paciente.Esta empresa de Ajofrín ha desarrollado un dispositivo respiratorio no invasivo que ha superado todos los test iniciales en pulmón artificial

La necesidad agudiza el ingenio, y la gran necesidad de medios médicos provocada por el coronavirus está siendo un acicate para que numerosos emprendedores y empresas propongan soluciones rápidas, sencillas y económicas para los distintos problemas médicos que plantea la enfermedad. Entre ellos, el más acuciante está siendo el de mantener la función respiratoria de los pacientes más graves. Esto tradicionalmente se ha venido solventando con los respiradores de las camas de UCI, pero la intensa afluencia de enfermos ha llevado al límite este recurso, que no puede aumentarse fácilmente debido a la saturación del mercado sanitario internacional. Esto ha llevado incluso a recurrir a elementos de fuera del ámbito sanitario como las máscaras de buceo.
Sin embargo, la inventiva de una empresa radicada en la localidad toledana de Ajofrín, Adelsys, ha venido al rescate de los afectados por este problema con un mecanismo sencillo y cuya eficacia va pareja a su bajo coste. Se trata de un brazo mecánico que, con movimientos repetitivos, presiona un globo similar al usado por los sanitarios de urgencias para insuflar aire a un accidentado. El aire proporcionado así con el artefacto, cuya frecuencia de movimientos se adapta así a las necesidades del paciente, se facilita al mismo con un tubo al final del mismo está la correspondiente mascarilla.
«En Adelsys hemos diseñado un sencillo equipo que lo único que hace es simular una mano manejando un respirador manual»,  explica el director de Adelsys, Fernando Martín.
Ponen a prueba respiradores de bajo coste Ponen a prueba respiradores de bajo coste El dispositivo, según destacan fuentes de la compañía, ha sido ya probado con éxito en pulmones artificiales en los cuales se han reproducido las disfunciones que pueden sufrir enfermos de coronavirus. Desde este lunes afronta su prueba definitiva, un ensayo con humanos que se efectuará en el Hospital Nacional de Parapléjicos de la capital toledana. A partir de ahí, se espera que en unos días, el dispositivo obtenga el visto bueno para su fabricación masiva. Desde Adelsys precisan que, con la sencillez de la máquina, se podrían fabricar unas 1.000 diarias para solventar las necesidades de respiración mecánica en los hospitales donde se precise.
Un ejemplo de lo económico que es el modelo es que ha sido dotado de un mando de control, que  reduce el contacto del sanitario con el paciente y así previene contagios. Sin embargo, este mando está unido a la máquina por cable en lugar de radiofrecuencia, para hacer no sólo más barata su fabricación sino también más sencilla la técnica del dispositivo y así facilitar que reciba el visto bueno de las autoridades sanitarias.
un soporte no invasivo. Fuentes de Adelsys precisan que la máquina en cuestión no es en sí un sustitutivo de los respiradores de UCI, ya que estos últimos son soportes vitales de carácter invasivo que obligan a introducir un tubo en la garganta del paciente. El dispositivo, de este modo, sería del tipo no invasivo, pero con posibilidades de mantener vitalmente a un paciente mientras no haya un respirador de UCI disponible.
Este elemental mecanismo que puede desarrollar un papel fundamental para conservar la vida de los enfermos graves de coronavirus ha sido desarrollado por la doctora española Sara Lozano, experta en ingeniería médica que trabaja en el hospital alemán de Friburgo. Lozano ha destacado la virtualidad de este respirador ya que «hemos conseguido separar al enfermo de la persona que le atiende», gracias a su mando de control.




Las más vistas