Isabel y los órganos de la catedral, juntos en una cena

F.JR./ J.S.
-

'Puy du Fou' se encarga de recrear la llegada a la ciudad de la reina de Castilla, y su recepción por parte del cardenal Cisneros, como sorpresa inaugural de las 'Cena a Ciegas' que se celebró en el claustro de la Catedral Primada

‘Puy du Fou’ sirvió el aperitivo:el cardenal Cisneros espera la llegada de Isabel la Católica en el puente de San Martín.


Vive la historia. Es uno de los lemas que acompañan a la empresa francesa ‘Puy du Fou’ y una realidad plena que se pudo comprobar  el viernes por la tarde sobre el puente de San Martín. El pistoletazo de salida de la cuarta edición de las ‘Cenas a Ciegas’, un proyecto impulsado por el Ayuntamiento y los hosteleros de la capital que ofrece una experiencia aunando gastronomía y patrimonio, se ha producido por todo lo alto, con una recreación histórica con música, actores, caballos y un cuidado vestuario.
La escena elegida tuvo a la reina Isabel la Católica como protagonista. Acompañada por su séquito, a lomos de un caballo, la regente de Castilla fue recibida ayer por el cardenal Cisneros en el emblemático puente. Una escena que se produjo, en distinta ubicación, a finales del siglo XV y que de nuevo ha podido contemplarse.

Los asistentes a la cena disfrutaron de un concierto de órgano en el coro de la Catedral.
Los asistentes a la cena disfrutaron de un concierto de órgano en el coro de la Catedral. - Foto:
Los primeros comensales en participar en la cuarta edición de las ‘Cenas a Ciegas’ fueron los primeros sorprendidos, así como los toledanos y turistas que en esos momentos transitaban por la zona. Un adelanto de lo que está por llegar el próximo 30 de agosto con el comienzo del gran espectáculo nocturno de ‘El Sueño de Toledo’ en el parque temático de recreación histórica ‘Puy du Fou’.
Pero la primera ‘cena a ciegas’ albergaba más de una sorpresa. Tras abandonar el puente de San Martí, después de tomar un aperitivo sobre el Tajo a base de jamón y queso, los integrantes de la ‘cena a ciegas’ pudieron conocer más en detalle la historia de los ‘aviones’ que anidan en los ojos del puente, donde fue enterrado a su muerte el señor de Orgaz -el desaparecido convento de San Agustín hoy Instituto Sefarad- que San Juan de los Reyes no es un monasterio, si no un convento por mucho que se empeñen las guías o dónde fundó Santa Teresa su primer convento.
Entre anécdota y anécdota, los  participantes en esta primer cita de las ‘cenas a ciegas’ se fueron encaminando hasta la plaza del Ayuntamiento donde les aguardaba la principal de las sorpresas. Y es que la cena tendría lugar minutos después en el claustro de la Primada.
‘Marita Catering’ fue la encargada de servir la cena en el claustro de la Catedral de Toledo.
‘Marita Catering’ fue la encargada de servir la cena en el claustro de la Catedral de Toledo. - Foto:
Pero antes de dar cuenta del menú elaborado por Marita Catering   -aperitivos, tartar de atún y aguacate acompañado de gazpacho de sandía y albahaca, lubina al horno sobre verduritas braseadas y salsa de lima y mantequilla, carrillera de ternera melosa glaseada con toques anisados y puré de calabaza y miel y tiramisú con gelatina de Amaretto sobre cremoso de moka-, los ‘asombrados comensales’ pudieron asistir a un miniconcierto de órgano sentados en el coro de la  Catedral. El intérprete fue Jaime León, maestro de capilla de la Catedral que tocó tres piezas en el órgano de Berdalonga.
Quien se haya quedado con ganas de poder asistir este viernes habrá una nueva cita con las ‘cenas a ciegas’, que continuarán durante el mes de junio y septiembre.