EL ICS de Talavera apoya el diagnóstico con PCR del COVID

La Tribuna
-

El Instituto de Ciencias de la Salud talaverano es uno de los 24 laboratorios que ya prestan apoyo en España en la realización de test de PCR para el diagnóstico del Covid-19

EL ICS de Talavera apoya el diagnóstico con PCR del COVID

El Instituto de Ciencias de la Salud (ICS) de Talavera es uno de los 24 laboratorios validados para realizar labores de apoyo en la realización de test de PCR para el diagnóstico del Covid-19. El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), en coordinación con el Ministerio de Ciencia, ha aprobado en los últimos días la capacitación de nuevos centros, y ya son un total de 24 los que prestan apoyo, ente ellos el ICSde Talavera. El proceso de validación sigue abierto, por lo que este número seguirá aumentando según las necesidades, según informan desde el Ministerio de Ciencia e Innovación.
Sumando las capacidades de todos ellos, los 24 centros que a día de hoy están validados pueden hacer más de 5.000 PCR diarias, lo que supone un importante refuerzo a la capacidad diagnóstica en España para el manejo del SARS-CoV-2 y de la COVID-19. Varios centros más están en fase de capacitación, por lo que esta cifra seguirá creciendo en los próximos días.
Desde que se detectó la necesidad de reforzar la capacidad diagnóstica, el ISCIII lleva a cabo un proceso de análisis y selección para asegurar que los centros colaboradores cumplan con los requisitos de bioseguridad y dispongan del personal y los procedimientos adecuados para poder realizar estas pruebas.
Los 24 laboratorios validados por el ISCIII para colaborar en el diagnóstico por PCR de la COVID-19 corresponden a universidades y centros de investigación biomédicos, militares y veterinarios, y entre ellos figura también la Universidad de Castilla-La Mancha. Prestan apoyo a los hospitales de su comunidad y, en algunos casos, a universidades, centros de referencia, residencias y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
Validación. El proceso de validación de centros se lleva a cabo de la siguiente manera: en primer lugar las comunidades autónomas confirman la necesidad de apoyo diagnóstico; a partir de ese momento, la petición de colaboración parte de los propios centros interesados en colaborar, en coordinación con los gobiernos autonómico y central. Posteriormente, el centro envía su solicitud de capacitación al ISCIII, que analiza los procedimientos de bioseguridad, inactivación, extracción y PCR y, si se cumplen los requisitos, da el visto bueno. Finalmente, son las propias comunidades autónomas quienes activan a los centros y les proporcionan las muestras que necesitan ser analizadas.
Desde el inicio de la pandemia la comunidad científica ha mostrado un gran interés por colaborar en todos los procesos e iniciativas que permitan mejorar el manejo del virus y la enfermedad. Pese a esta notable predisposición por sumar apoyos, hay que recordar que no todos los centros que se ofrecen reúnen las condiciones necesarias para llevar a cabo esta labor. Por ello, la selección y aprobación de laboratorios se guía siempre según las necesidades identificadas y cumpliendo siempre con criterios necesarios de seguridad y capacidad.
El aumento de la capacidad que permiten todos los centros colaboradores ya está permitiendo una mejora de la cobertura de las necesidades diagnósticas. Su labor será aún más relevante a corto y medio plazo, cuando vayan entrando en vigor las medidas de progresiva apertura social y la red de centros sanitarios del Sistema Nacional de Salud necesite apoyos para realizar más estudios diagnósticos entre la población española.
Los requisitos necesarios para que un centro reciba la validación son los siguientes: disponer de personal formado en técnicas de biología molecular;tener capacidad para trabajar con muestras infecciosas de nivel 2, cabina de bioseguridad y equipos adecuados;disponer de capacidad para producir reactivos de inactivación;manejar técnicas de extracción por medios propios que no resten capacidades a los centros hospitalarios;poder realizar PCR por medios propios o mediante kits comerciales;tener personal capacitado para validar informes de análisis clínicos; caso de no disponen de este servicio, la validación la realiza un hospital, personal sanitario o los servicios de salud pública de la comunidad autónoma.