Dos grupos de Segunda, la posible solución

J. M. Loeches
-

El Comité Nacional deFútbol Sal está en contacto esta semana con los clubes de Segunda B para saber su opinión y exponerles una propuesta que les beneficiaría

El Bargas FS seguirá en Segunda B la próxima campaña - Foto: Yolanda Redondo

Tras dar por concluidas las ligas en el fútbol y el fútbol sala no profesional, el trabajo está enfocado ahora en solucionar el entuerto de los ascenso, ya que lo único seguro es que no habrá ascensos. Miembros del Comité Nacional de Fútbol Sala se han puesto en contacto durante esta semana con los cuatro clubes de Segunda División B para intercambiar opiniones con respecto a la solución de la temporada 2019/20. El martes fue el turno de los grupos 1 y 2 y ayer miércoles se estableció conexión por videoconferencia con el 3 y el 4. En este último milita el único representante toledano en la categoría, el Bargas FS. Faltarían el 5 y el 6.
Su presidente, Ramón Mena, ya había manifestado que la mejor solución al curso era darlo por cancelado y arrancar de nuevo la próxima campaña. Se sabe que se va a respetar la clasificación que había antes de decretarse el estado de alarma, pero no qué va a pasar con los equipos que optan al ascenso. Una de las propuestas que toma forma, a iniciativa del Mataró y el Manresa, es que de cara a la próxima temporada 2020/21 se amplíe la Segunda División a dos grupos.
Desde su punto de vista, es el momento de acometer una remodelación en la categoría de plata del fútbol sala nacional aprovechando la actual crisis del coronavirus. Y es que, resulta incoherente que la Segunda B, con 96 conjuntos en competición, solamente tenga cuatro plazas de ascenso, por lo que ni siquiera los campeones tienen garantizada su presencia en Segunda y se lo deba jugar en unos ‘play off’. De esta manera, la propuesta con dos grupos daría muchas más opciones y permitiría ver una liga mucho más atractiva y disputada, pues el único aliciente ahora mismo es la clasificación para la Copa del Rey.
Además, gracias a esta solución, los clubes de Segunda B podrían encarar la competición de una manera más desahogada porque los desplazamientos no serían tan largos, en la mayoría de los casos, al permitir la entrada de otros conjuntos de la misma comunidad o, incluso, de la misma provincia.
Así las cosas, en esa hipotética Segunda División con dos grupos se podría dar cabida a todos los campeones y a los que estén clasificados a continuación y que dispongan de los medios necesarios para salir en dicha categoría hasta completar el cupo de equipos que se estipule (aún no se ha decidido). Además, el Comité Nacional de Fútbol Sala también solventaría de golpe los ascensos desde Tercera División y el resto de categorías.
Por tanto, el Bargas FS, que estaba salvado a día 15 de marzo, se mantendría una temporada más en Segunda B. Asimismo, del Grupo XVI de Tercera tendría garantizada una plaza en la categoría de bronce el Cobisa FS como actual primer clasificado de la segunda fase. Al quedar huecos libres, es probable que tuvieran acceso más equipos, como el Infantes FS y el Valdepeñas B, segundo y tercero, siempre y cuando acepten la plaza y cumplan los requisitos.