Toledo recibe 15.000 euros contra la violencia de género

M.G.
-
Inés Sandoval. - Foto: Víctor Ballesteros

El dinero se gastará este año a las actividades de la Escuela Toledana de Igualdad. Inés Sandoval cree necesario continuar avanzando en la coordinación de los distintos servicios municipales

Más de quince mil euros. Una cuantía que puede ser más o menos importante según para lo que se destine. Se trata de la subvención que ha recibido el Ayuntamiento de Toledo recientemente del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, un acuerdo político que se alcanzó en el Congreso durante el gobierno de Rajoy y ha tardado meses en ponerse en marcha por falta de dotación presupuestaria a pesar de que el documento incorporaba 200 millones de euros para 2018. En este caso, el pacto no dio un paso hacia adelante hasta que no se produjo el cambio de gobierno.
En cualquier caso, al Ayuntamiento de Toledo esta primera inyección de más de 15.000 euros le viene muy bien para destinarla este año a la Escuela Toledana de Igualdad, que mantiene un intenso calendario de actividades de sensibilización en estos meses de primavera, aunque también hay que destacar el resto de la programación anual. 
«Por fin se ha puesto en marcha el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, llevaba un año durmiendo en un cajón», explica la responsable de Empleo e Igualdad en el Ayuntamiento de Toledo, Inés Sandoval. Un importante conjunto de medidas que, entre otras cosas, ayuda económicamente a los ayuntamientos y les devuelve las competencias en igualdad «que tenían perdidas». En este caso, se considera que las administraciones locales realizan una importante labor en este ámbito, ya que son las más cercanas y accesibles a las víctimas.
Sandoval está satisfecha con la agenda cultural y de ocio del Ayuntamiento, sobre todo, porque en esta legislatura la sensibilización ha sido fundamental gracias a las iniciativas «con perspectiva de género».  
De momento, el Pacto de Estado contra la Violencia de Género no  desviará más fondos a los ayuntamientos hasta 2020, año en el que está previsto destinar 40 millones de euros a las administraciones municipales, veinte millones más que en esta primera partida.
Esta norma ayuda a fortalecer la asistencia jurídica, posibilita la compatibilidad de distintas ayudas, modifica el Código Civil para que no sea necesario que los dos  progenitores den el consentimiento para que los menores puedan recibir aistencia psicológica, y agiliza la burocracia para que las mujeres víctimas de violencia puedan ser reconocidas como tal con el informe de los servicios sociales y sin necesidad de interponer una denuncia.
Retos. El Ayuntamiento avanza en igualdad, pero todavía queda itinerario por recorrer. Sandoval recuerda que la administración está cumpliendo con las medidas de ese II Plan de Igualdad que se ha aprobado en estos cuatro años, «y se está ejecutando muy bien», pero también fija el objetivo en el plan de igualdad para los empleados municipales, «que establece la hoja de ruta de las políticas de igualdad», que exige la Ley Orgánica para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres de 2007, dirigida a las empresas y administraciones que superen los 250 trabajadores.
Pese a todo, Sandoval sostiene que el Ayuntamiento debe seguir trabajando en esta línea para «continuar avanzando en la coordinación de todos los departamentos que trabajan contra la violencia de género», es decir, las concejalías, la Casa de Acogida, el Centro de la Mujer y la Policía Local.