¿Qué fue de los héroes del último ascenso?

J. M. Loeches
-

Más de la mitad de la plantilla del curso 2012/13 se ha retirado, la mayoría por culpa de las lesiones. Pituli y Falcón siguen en el club

¿Qué fue de los héroes del último ascenso?

El próximo 2 de junio se van a cumplir siete años del último ascenso del CD Toledo a Segunda B. Aquella temporada 2012/13 dejó imágenes para el recuerdo que los aficionados quieren que se repitan pronto, por eso son evitables las comparaciones. Y la plantilla que dirigió Abraham García no pasa inadvertida a día de hoy. Pero, ¿qué fue de los héroes de ese ascenso?
Para empezar, el entrenador es profesor ayudante de INEF en Madrid después de una aventura en China, en el YC Helanshan; otra en Hong Kong, en el Kitchee; y entre 2016 y 2018 con la Gimnástica Segoviana, conjunto al que ascendió a Segunda B. En cuanto a la plantilla, más de la mitad de los jugadores ya se han retirado, bien por edad o porque les han obligado las los problemas físicos.
Precisamente, la portería es la línea más castigada por las lesiones. Los tres guardametas de aquel ascenso dejaron el fútbol. El primero fue Emilio, que colgó los guantes después de la temporada 2014/15 con el CD Illescas. A Sergio Menor ‘Buyo’ no le quedó más remedio en 2018. Aguantó bien unas campañas en el Mora CF y, aunque lo intentó después en el Villaverde Boetticher, una luxación en la rótula de la rodilla a poco de fichar por el CF Talavera, aceleró su adiós al fútbol. Ahora, con 29 años, es monitor en las escuelas deportivas de su localidad, Cobeja.
¿Qué fue de los héroes del último ascenso?¿Qué fue de los héroes del último ascenso?Y el tercero en sufrir un calvario fue Manolo Rodríguez, fichado con el curso ya empezado. Luego se acabó convirtiendo en uno de los jugadores más queridos. Permaneció en el CD Toledo hasta la temporada 2016/17 y después fichó por la UD Ibiza. Sin embargo, su rodilla derecha le jugó otra mala pasada en marzo de 2018. Yen septiembre de 2019 anunció que se retiraba tras veinte años como profesional.
El de Linares compartió vestuario con David Parra, lateral derecho toledano que también tuvo que aparcar las botas por una lesión de ligamento cruzado en 2014, cuando militaba en el desaparecido CD Puertollano. Actualmente tiene 33 años y es monitor en Bargas. En defensa pugnaba por un puesto con Javi Sánchez, actual entrenador del Villarrubia CF en Segunda B, y con Sergio San José, que a punto de cumplir 37 años milita en el CF Talavera. El lateral zurdo Samuel (34 años) tampoco tuvo más recorrido y se retiró. Pedro Hernández sí que aguantó el curso siguiente en Segunda B y luego pasó a formar parte del cuerpo técnico del CD Leganés, primero con Asier Garitano y luego con Mauricio Pellegrino. Pero el pasado verano el Real Madrid lo reclutó como analista técnico y actualmente trabaja para Zinedine Zidane. Asimismo, Miguel Falcón lo dejó en ese momento para ser ayudante de Imanol Idiakez. A día de hoy dirige al Toledo B en Preferente.
Jugaba de mediocentro y a veces de lateral derecho Alfonso de la Cruz, uno de los que sigue en activo. El roblense milita en el PSS Sleman de la Liga 1 de Indonesia y es vicepresidente del CP Villarrobledo que preside su hermano Berni. El que no se libró del adiós prematuro fue Campillo, que en la 2013/14 apenas disputó siete partidos con el CD Eldense tras lesionarse. Le renovaron, pero ya no pudo volver al verde. Sí que siguió, en el Mora CF, Roberto García Trigo ‘Butra’ a pesar de que aquella temporada acumuló una úlcera corneal y una fractura de mano.
Y ahora mismo se mantienen en activo Pituli, que regresó al club en agosto; Josevi, que defiende los colores del CD Torrijos; Acuña, en las filas de la AD Parla; Héctor  Maqueda, que juega en el Trival Valderas; y el delantero Rufino, desde 2017 en el Selangor FA de la Superliga de Malasia. Compartió faceta anotadora con un Alfonso Rivera que se retiró tras el ejercicio 2015/16, sin demasiada suerte en el Niki Volou de Grecia, el Conquense y el Puerta Bonita. Tampoco juegan ya ni Mínguez ni Iván Mateo, aunque el madrileño lo dejó en la última campaña, tras ascender con Los Santos de la Humos a Primera Autonómica de Madrid. Después de jugar con el Toledo en Segunda B hasta 2015, pasó por el Alcalá, el Alcobendas, el Unión Adarve y el Santa Ana.
Y, para concluir, dos canteranos que no tuvieron la misma suerte. Álvaro Gómez, un mediocentro que prometía, lo dejó muy joven para marcharse aInglaterra y ya no volvió, aunque jugó en algunos equipos de Preferente. Por su parte, Diego Aguirre dio el salto tras la siguiente campaña al Rayo Vallecano. Jugó cedido en el Leganés y el Real Oviedo. El cuadro franjirrojo le dio una oportunidad pero fue traspasado al Zaragoza. Ahora mismo defiende la camiseta del Apollon Limassol de Chipre, que se encontraba jugando los ‘play off’ por el título antes de detenerse el campeonato.