«Queremos un Toledo de consenso no de intereses partidistas»

M.G
-
Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo y candidata del PSOE. - Foto: David Pérez

La candidata del PSOE a la alcaldía de Toledo, Milagros Tolón, resalta el proyecto del PSOE para que la ciudad continúe avanzando. No se plantea pactos y espera que los toledanos respalden la gestión de estos cuatro años para que la ciudad crezca

La pregunta obligada a dos días de las elecciones. ¿Por qué hay que votar al PSOE en el Ayuntamiento de Toledo? Las campañas esta vez parecen infundir miedo con esos mensajes de que viene la derecha o la izquierda...
No es que vengan los malos, pero si no conseguimos gobernar puede ocurrir lo que pasaba cuando gobernaban ellos en Castilla-La Mancha. Toledo sufrió el mayor agravio en paralizaciones, recortes y pérdidas de derechos. Y ahora están los mismos candidatos que entonces porque la del PP -en referencia a Claudia Alonso- era portavoz en el Ayuntamiento y vimos como se paralizaban las obras del hospital y de los centros de salud. Todo lo que se ha conseguido en estos cuatro años, y tenemos hechos y datos muy buenos, se puede perder volviendo hacia atrás y Toledo no avanzaría.
No es votar miedo, es votar futuro o no. Es votar consenso, diálogo o crispación. Nosotros hemos llegado a muchos acuerdos con entidades y partidos y tengo claro que ellos no lo harían así. Queremos un Toledo de propuestas, de consenso y de diálogo y no una ciudad de la paralización y del interés partidista por encima de todo, como ha ocurrido con temas importantes como el Tajo. Desde el Ayuntamiento llevamos una propuesta al Pleno para interponer un recurso contra el Plan Hidrológico y todos los grupos lo apoyaron menos uno, el PP.


El PSOE dice que lleva Toledo en la cabeza y en el corazón. Para gobernar en el Ayuntamiento se necesitará más cabeza que corazón, ¿no?
Se necesita mucha cabeza, pero siempre hay que gobernar con el corazón. Hemos aumentado el presupuesto más del 50% en las políticas sociales. En Toledo hay gente que lo pasa mal y me importa más ayudar a cualquier persona o familia, no sólo en cuestiones económicas, que hacer un parque, aunque también se tienen que hacer. Para nosotros lo más importante son las personas aunque nos preocupe mucho la gestión económica y el empleo. Y para llegar a ciertas cuestiones hay que gobernar con la cabeza y tener el corazón muy presente, como todo en la vida.

 

Si tuviera que poner nota del 0 al 10 a la gestión municipal de estos cuatro años, ¿qué sacaría?
No soy quien para poner nota, pero espero que el domingo la pongan los toledanos y vean que hemos trabajado mucho para la ciudad. Hemos estado en la calle. La política municipal es de proximidad y cercanía, nuestra seña de identidad. Pero no se trata de hacerlo ahora, hay que estar los cuatro años. Cuando ha habido algún problema gordo que se nos podía echar en cara hemos estado escuchando a la gente. Estoy satisfecha de mi equipo de Gobierno, por primera vez más mujeres que hombres. Somos gente normal, corriente, uno más.
Los toledanos y toledanas tienen que sentirse arropados por sus instituciones cuando tienen un problema y hay que estar con ellos. Ahora en la campaña electoral es muy fácil hacer propuestas, incluso algunas reflejan que no se tiene ni idea de como funciona el Ayuntamiento. Cuando tomamos posesión dije que iba a ser la alcaldesa de todos y estaría permanentemente en contacto con todo el mundo y así ha sido.

 

¿Qué es lo que más rabia le da haberse dejado en el tintero estos cuatro años?
Lo más importante es seguir creciendo en empleo, en desarrollo económico, en servicios sociales, en las políticas culturales y de ocio. No tengo espinas, para eso tenemos cuatro años y quiero que sean un referente en empleo y en inclusión social para que todas las personas que son diferentes estén incluidas en todas las políticas del Ayuntamiento.
La ciudad también tiene que seguir creciendo en infraestructuras. Se ha hecho en muchos barrios, pero todavía queda por hacer porque en cuatro años no da tiempo a todo. La hoja de ruta está hecha y tenemos muy claro lo que queremos para avanzar.


Toledo sigue sin un nuevo POM. ¿Es quizá un fracaso en esta legislatura? Sus contrincantes insisten en que prometió tener listo el documento en 15 meses y han pasado cuatro años y nada.
El POM es el fracaso del Partido Popular. Fracasaron en esto y en muchos contratos del Ayuntamiento que hemos tenido que volver a sacar. Por eso, cuando los tribunales y la Junta dictaron la anulación del POM hace un año, el Ayuntamiento tenía las herramientas urbanísticas para hacer frente a la situación. Eso se llama previsión. Insisto en que fue el PP el que fracasó porque es el POM del señor Molina y hemos pagado las consecuencias. Aun así, teníamos el músculo bien preparado, las modificaciones urbanísticas 28 y 29, la primera aprobada y la segunda pendiente de que lo haga la Junta, para que Toledo siguiera creciendo. Las empresas han venido porque había suelo, hemos crecido en vivienda porque se han levantado más de 700, y en desarrollo de todos los barrios.
No nos vamos a distraer. Sabemos lo que la ciudad necesita y hoy tiene más seguridad para invertir que hace años porque tenemos las herramientas urbanísticas. Si hay empresas que quieran venir, como Montepino o ‘Puy du Fou’ en su momento, estamos preparados.


La puesta en marcha del hospital preocupa por los posibles problemas de tráfico. Aunque el Ayuntamiento no es la única administración implicada, ¿se garantizará un buen plan de accesos y de comunicaciones para que el Polígono no se convierta en una ratonera?
Lo más importante es que vamos a tener hospital moderno y universitario. Hace cinco años no nos preocupaban los accesos, nos preocupaba la bochornosa situación del Virgen de la Salud y el futuro hospital, un proyecto que paralizó el PP.
Nosotros hemos realizado nuestro trabajo con los accesos nuevos dentro del Polígono y las rotondas de comunicación y la Junta ya está trabajando en abrir un acceso que baja de la carretera de las Nieves. También sabemos que se está trabajando con el Ministerio de Fomento no sólo para los accesos del hospital, sino para las comunicaciones de Toledo, que afectan a la zona sureste de la ciudad.


Vega Baja también es un objetivo principal en la próxima legislatura. ¿Hay una línea clara a seguir en Vega Baja que vaya más allá de que las decisiones salgan por consenso?
Sí, totalmente. La primera muestra ha sido la senda de las moreras que genera esperanza e ilusión y ha salido adelante por consenso de todos. Además, me enorgullece decir que la Universidad de Castilla-La Mancha, la Facultad de Arquitectura, nos dio la enhorabuena por empezar a actuar en Vega Baja después de más de diez años. Construiremos el campo de fútbol Carlos IIIcon terrenos que nos dará la Junta, el cuartel de la Guardia Civil y se protegerán los restos arqueológicos de una zona muy sensible, pero haciendo ciudad.


¿Pero se garantizará que no haya viviendas en un futuro?
Ya el cuartel de la Guardia Civil, en una zona libre de restos, supondrá construcción de viviendas. No hablamos de la masificación de la construcción porque eso no lo quiere nadie ni allí ni en ninguna parte de la ciudad, pero habrá que hacer ciudad, no sólo viviendas, zonas dotacionales con paseos, una zona que pueda ser aprovechada por los vecinos y la Universidad.


¿Es necesario continuar avanzando en la peatonalización del Casco?
Sí. Siempre. En la próxima legislatura queremos también cambiar los autobuses que suben por microbuses. Será una de las principales medidas porque al día pasan 560 por Zocodover. Hay que ir ganando espacio para los residentes. Toledo tiene un Casco vivo y no en todos los que hay en España hay más de 10.000 habitantes, así que es necesario crear las condiciones adecuadas para que vivan a gusto.
Hemos ampliado la zona verde, por ejemplo, a propuesta de los vecinos. También me sorprende cada vez más la fibra óptica, una de las cuestiones más demandadas del Casco Histórico, mucho más que cualquier otra iniciativa. Y ha sido una apuesta de esta legislatura que se terminará de completar en la siguiente.


¿Qué mejoras se podrán introducir en el contrato de la limpieza viaria y la recogida de basura que hay que licitar en esta próxima legislatura?
Que se cubran todos los barrios porque el actual no llega a todos sitios. El contrato viene de la anterior época y lo más importante es introducir el reciclado en el Casco, igual que hacemos esa recogida selectiva a los comerciantes. También hay que mejorar el sistema que hay. En otros barrios funciona bien, pero el más problemático es el Casco. Hay que mejorarlo estudiando esa orografía tan complicada.


Una de las críticas más repetidas de la oposición ha sido por la prórroga de ese contrato cuando se podía haber licitado en su momento. ¿Realmente la decisión de prorrogarlo ha sido porque no se sabía qué hacer con el bolseo?
No. Era porque entrábamos en un periodo electoral y queremos que la nueva concesión la saque el nuevo equipo de Gobierno. A menos de un año de las elecciones lo más adecuado no era sacar un contrato que puede estar en trámites un año y medio, como ocurre con otros grandes contratos como el del transporte o el de las luces, ya que suele recurrirse, y no queríamos que estuviera todo paralizado en la época electoral. Queremos que el nuevo Gobierno municipal escuche y saque el pliego de la limpieza y recogida.


El PSOE lleva en el programa electoral un ambicioso plan de vivienda para hacerla asequible. ¿Cómo se concreta?
El Ayuntamiento tiene el suelo que tiene, no tiene las competencias en vivienda, pero aun así puede hacer mucho. Llevamos una ordenanza de control de mantenimiento de edificios. Además, vamos a levantar viviendas en distintos puntos de la ciudad que están perfectamente catalogados por medio de la Empresa Municipal de la Vivienda, que nos ha tocado sanear en esta legislatura.
Cuando llegamos, el PP planteaba cerrarla, pero la EMV es una herramienta, junto al Consorcio, que puede utilizarse bien. Ha pasado por diferentes periodos, unos mejores y otros peores, estos últimos coincidieron con el gobierno del PP, y una vez saneada hay que buscar las condiciones necesarias para crear viviendas, no únicamente en el Polígono, también en Santa Bárbara, con el PAU del Paseo de la Rosa, una avenida muy importante por su conexión con otras zonas de la ciudad, y en Palomarejos.
Además, cuando realicemos la permuta con los terrenos de la Guardia Civil, con los ministerios de Interior y de Defensa, el suelo actual de la Comandancia, entre 10.000 y 15.0000 metros cuadrados, será para la EMV, para viviendas, sobre todo, para los jóvenes. Habrá posibilidad de construir más de 400 o 500 porque hay mucho terreno y será un importante aliciente para la recuperación y el desarrollo del barrio.


Hablando del nuevo cuartel. En Ciudadanos critican que no se ha consultado el emplazamiento y lo ha decidido usted y el general de la Guardia Civil sin contar con la ciudadanía ni con el resto de partidos.
¡Estábamos para consensos! El consenso ha sido con el Ministerio de Defensa y con el de Interior. El Gobierno municipal lo sabía y estaba de acuerdo. Cuando tienes que tomar una decisión tan importante e Interior te llama y te dice que si no hay espacio no hay cuartel, hay que hacerlo. Hubiese sido más fácil haber dado terrenos en el Polígono, pero la Guardia Civil nos pidió en Vega Baja y eso hicimos. Corría mucha prisa porque el Plan de Infraestructuras del Estado se aprobó en enero y había que consensuarlo con las administraciones implicadas y la Guardia Civil.


¿Cuáles son las expectativas empresariales para la próxima legislatura? Ya ha anunciado que está negociando con otra gran empresa su traslado al Polígono Industrial.
La hoja de ruta ha sido la creación de empleo y en estos cuatro años se han creado 7.500 puestos de trabajo en la ciudad. El Ayuntamiento se ha implicado en la atracción de empresas. Nunca vamos a crear empleo, pero sí facilitar las posibilidades de su creación y lo hemos hecho con las empresas que han venido y con las que vengan.
En el Pacto por el Desarrollo del Empleo hemos tenido una relación muy cordial con los empresarios y hemos puesto nuestro grano de arena con la adecuación del Polígono Industrial, que está bastante machacado desde el punto de vista de las infraestructuras y necesitaba una apuesta importante y ahí van metidos tres millones de euros, 1,5 millones para los accesos y otro tanto, con el plan Edusi, para la calle Jarama.
De esta manera, habrá un lavado importante de cara, incluido el saneamiento y el alumbrado, para crear las condiciones propicias para que vengan empresas y hay muchas interesadas en Toledo, una de ellas destacada por la cantidad de puestos de trabajo que se podría crear. Hay que ser discretos porque hay muchas ciudades que juegan a lo mismo, pero Toledo se está convirtiendo en un referente en la innovación. Tenemos Logisfashion, las ampliaciones de las farmacéuticas, el convenio que se ha firmado con la UCLM para que se convierta en un centro de innovación, que ayudará a a traer nuevas empresas, sin contar con el Hospital Nacional de Parapléjicos, que también atrae desde el punto de vista de la investigación.


¿Y la negociación es con una empresa logística?
Sí.

 

Se habla mucho de ‘Puy du Fou’ y de una afluencia alta de visitantes, algo que preocupa en algunos sectores. ¿Está la ciudad preparada para acoger a tanta gente que quiera acceder al Casco?
Estamos trabajando desde el punto de vista de la movilidad y del transporte público. Además, hay siete peticiones de licencia para hoteles, no sólo en el Casco, en el término municipal. La ciudad está preparada porque el sector lo está. Hubo un momento delicado con el Año Greco por el gran número de visitantes y se ha visto que está preparado. La hostelería está entusiasmada.


¿Es un buen momento, ya que el Gobierno central será del PSOE, para presionar y que derive más fondos al Consorcio de la Ciudad? La subvención se queda corta desde hace unos años, sobre todo, si se compara con otros organismos similares.
Para nosotros es una prioridad porque el Consorcio es una herramienta importante de rehabilitación en el Casco.


Los otros partidos llevan en sus programas la necesidad de que hyaya un mayor control de proyectos y obras municipales. ¿Lo ve necesario?
No. A la vista están las obras que hemos hecho. Quiero valorar la labor de los técnicos municipales. Quien dice eso no conoce su trabajo. Realizan su labor de manera profesional y escrupulosa.


Si el PSOE gana las elecciones, ¿está dispuesta a hablar con todos los partidos o habrá cordón sanitario?
Voy a hablar con todos, como he hecho en esta legislatura, que ha sido la del consenso y el diálogo. De hecho, Ciudadanos aprobó dos veces los presupuestos y las ordenanzas fiscales. Hay que llegar a acuerdos y el consenso no se tiene que romper nunca.


Hay rumores que apuntan que el Partido Socialista ya ha pactado una posible legislatura con Ciudadanos en l a región si así lo indican los resultados. Si esto ocurre, ¿pactaría usted también aquí con Esteban Paños?
Queremos pactar con la ciudad y que los toledanos y toledanas nos den su apoyo por nuestro proyecto de futuro. Es posible conseguirlo y no nos planteamos otra cosa. Y supongo que Emiliano García-Page también querrá esa mayoría para llevar su proyecto en Castilla-La Mancha.


En caso de que no haya mayorías suficientes, ¿que piensa hacer?
No hablo de mayorías absolutas, también se puede gobernar sin ellas y en eso estamos trabajando.


¿Tiene miedo de que pueda haber un pacto a la andaluza en Toledo?
Los toledanos tienen que tener miedo de que haya un pacto a la andaluza porque significa retroceder en políticas de igualdad, en derechos, en obras, en empleo y ser poco sensibles a las políticas sociales. No nos interesa a ninguno.


Tal y como se ha desarrollado esta legislatura junto a Ganemos Toledo, ¿preferiría gobernar en minoría y con acuerdos puntuales con alguna fuerza o alcanzar un pacto de gobierno con alguna de ellos?
Una cosa es que el consenso y el diálogo esté presente en la legislatura y otra querer gobernar con alguno. Nuestro objetivo es sacar el máximo número de votos para gobernar, pero el consenso y el diálogo no se deben perder nunca porque el resto de partidos también representan a los ciudadanos.