García Élez se compromete a luchar por un "cambio radical"

Leticia G. Colao
-

La candidata del PSOE anunció en su presentación la creación de un Foro Ciudadano, ante el que rendir cuentas y dar participación a los talaveranos

García Élez se compromete a luchar por un "cambio radical" - Foto: Manuel Reino Berengui

Agustina García Élez presentó ayer de manera oficial su candidatura a la Alcaldía de Talavera por el PSOE en un acto celebrado en el Museo Ruiz de Luna en el que estuvo arropada por buena parte del Gobierno regional, con su presidente a la cabeza, Emiliano García-Page, y entre los que se encontraban los titulares de Sanidad; Bienestar Social; Cultura, Educación y Deportes; Hacienda y Administraciones Públicas, además de todos los directores generales de Fomento, que quisieron arropar a su todavía consejera.
Tita García, como dejó claro que se la conoce y quiere que la llamen, dedicó unas sinceras y emotivas palabras a los presentes en el Ruiz de Luna, el lugar elegido estratégicamente por ser «ejemplo de tradición, de cultura y seña de identidad de esta ciudad, como es la cerámica que llevamos los talaveranos en el corazón y cuya esencia se encuentra aquí». Allí, arropada por los suyos, familiares, amigos, militantes socialistas y muchos simpatizantes, Tita reconoció que la decisión de ser candidata a la Alcaldía «me llena de responsabilidad pero lo hago con el más absoluto convencimiento de que Talavera necesita un cambio radical y se le vamos a dar».
Dejó claro que sigue siendo la misma, que no le ha cambiado el coche oficial, como la aconsejó el presidente el mismo día que tomó posesión como consejera -día del que ayer se cumplían dos años- y que es muy llorona, como demostró cuando habló de su orgullosa familia. Dijo ser la misma Tita de siempre, la de su barrio de Patrocinio, la del centro de mayores, la de la Caja, o la «consejera de Talavera» y a la que le siguen «temblando las piernas y la voz» cuando debe hablar ante muchas personas.
Pero no se amilana ante la que dijo es «posiblemente, la decisión más importante que he tomado, ser candidata a la Alcaldía de Talavera, la primera del PSOE, porque la ciudad, mi ciudad, lo necesita». Por ello, «y porque me duele ver a Talavera triste y porque hay problemas circunstanciales que se han convertido en casi crónicos», animó a los presentes a vivir y a hablar de la ciudad en positivo, para que la ciudad salga de ese pesimismo y lo cambie por confianza para superar obstáculos.
Recordó que sus dos años como consejera y la confianza del presidente Page le produjeron dudas y temores, que cambiaron a compromiso del que aprendió a superarse, a repartir igualdad y justicia y sobre todo a llamar a la puerta de otras administraciones, lo que hará si llega al sillón de la plaza del Pan. «Seré la primera en exigir para mi ciudad, pero también la primera en hacer mis deberes, porque he aprendido de alcaldes como Rivas y Corrochano, que con vuestra gestión dejásteis una ciudad mejor».
Con ese ejemplo, «y porque Talavera tiene futuro, oportunidades y muchas expectativas, me comprometo a trabajar en serio por todos y todas», con el objetivo de «hacer de Talavera la capital del oeste español». No lo hará sola, reconoció, sino con los hombres y mujeres que conforman su candidatura, «valientes que  representan los diferentes  sectores de la ciudad» y con los que luchará, dijo «para que Talavera vuelva  a ocupar el lugar que nunca debió abandonar». Para ello, García prometió «trabajo, trabajo y trabajo, sin varitas mágicas ni pócimas salvadoras, sino con diálogo y la participación de todos, copiando el Foro Ciudadano del Gobierno regional».
La candidata socialista apostó por la «ciudadanía, la economía, la movilidad y la sostenibilidad» en un «proyecto de Talavera para vivir pero también para ser vivida».