El Estado concentra sus fondos para obras en terminar la A-40

J.A.J./Toledo
-

Fomento incluye 28 millones para el tramo Villarrubia-Santa Cruz y otros 64 millones para el Torrijos-Toledo. Reduce la partida para el proyecto de estación de tren en Seseña a la mitad

El Estado concentra sus fondos para obras en terminar la A-40 - Foto: Víctor Ballesteros

Los temidos, por escasos, Presupuestos Generales del Estado, no han olvidado una de la infraestructuras más demandadas de la provincia, la Autovía A-40. La vía absorberá 92 millones de euros de las partidas del Ministerio de Fomento este año, si bien este dinero pagará, sobre todo, obras en fase de finalización  en los tramos Torrijos-Toledo (64 millones) y Villarrubia de Santiago-Santa Cruz de la Zarza (28 millones).
Hay que recordar que la citada vía se hacía por el denominado como ‘método alemán’, en el que las constructoras sólo cobran cuando se prevé que los trabajos terminen. De hecho, estos dos tramos de la A-40 sufrieron retrasos, entre otros motivos, al suspender pagos sus dos primeras adjudicatarias y no ser capaces de sustentar las obras con sus propios recursos. Las constructoras actuales sí han sido capaces de mantener los trabajos, hasta el punto de que el tramo Toledo-Torrijos ha experimentado un importante avance en los últimos meses.
Mejor situación presenta el tramo Villarrubia-Santa Cruz, donde se esperan que las obras acaben antes del verano. La conclusión de este tramo permitirá la unión por autovía del nudo de comunicaciones de Ocaña, por el que pasa la A-4, la N-301 y la AP-36, con la A-3 en Tarancón.
Por otra parte, los presupuestos aún recogen un pago de 3,6 millones para la constructora del tramo de la A-40 de variante de Ocaña y Noblejas (ya construido).
 Otra inversión recogida es la de 3,9 millones en la variante Suroeste de la N-502 en Talavera de la Reina, además de 42.500 euros para el proyecto de ampliación de la autopista R-5 hasta la Ciudad de la Cerámica.
Saliendo de las carreteras, Fomento también recoge la redacción del proyecto de nueva estación de tren de cercanías para Seseña. Pero con una inversión de 50.000 euros. Hay que recordar que, pese a que en la pasada legislatura PSOE e IU pactaron dedicar a esto una inversión de 500.000 euros, al final se incluyó en los presupuestos del año pasado una partida de solo 100.000. Este proyecto ha debido quedar pendiente, toda vez que en los primeros presupuestos del PP se vuelve a recoger pero fijando como coste total la mitad, 50.000 euros, que es lo presupuestado en esta anualidad.

Las sociedades estatales movilizan 30 millones.

Otra buena parte del gasto del Estado en la provincia para este año vendrá de la mano de diversas sociedades públicas, como las de Aguas o ferroviarias, que sumarán en los presupuestos algo más de 30 millones.
En este área, la mayor partida es la de Aguas de la Cuenca del Sur, que dispondrá para este año de un total de 13 millones. De ellos, 11 irán a la mejora de la depuración de vertidos en la capital toledana, mientras otro millón va a mejoras de abastecimiento de agua en la Mancomunidad del Río Algodor y medio millón a depuración de líquido en la cuenca del río Amarguillo en La Mancha toledana.
Después van las dos sociedades ferroviarias. ADIF dejará en la provincia 9,5 millones, de los que 8 repercutirán en la mejora de la línea de AVE Madrid-Levante. En cuanto a Renfe, destinará 4,3 millones a la mejora y ampliación de su taller de reparaciones de convoyes ferroviarios en La Sagra.
También es reseñable el millón de euros que Correos destinará a la mejora de sus servicios en Toledo. De ellos, unos 600.000 se destinarán a construcciones.
También aparece en el apartado de sociedades estatales Seittsa (Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre), con una inversión de 1,7 millones en  la mejora del tramo que une la R-4  con la A-4 en Ocaña. Hay que recordar que Seittsa es precisamente la entidad designada por Fomento para intervenir en autopistas para evitar su quiebra.
Aunque no sea cuantiosa, llama la atención una inversión de 250.000 euros de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI, heredera del antiguo Instituto Nacional de Industria) para una planta de biogás en Madridejos.
Aparte, quedan inversiones menores de sociedades como RTVE, que destinará 32.000 euros para sus infraestructuras en la provincia. Esta cifra es sólo un cinco por ciento de la inversión prevista con que contaba la Radiotelevisión estatal en Toledo el año pasado, cuando sumaba unos 615.000 euros.

-La Justicia, relegada.

Si los pasados presupuestos incluían 200.000 euros para el nuevo edificio judicial de Talavera y 50.000 euros para el Instituto de Medicina Legal (servicio forense) de Toledo, estos proyectos no recibirán ni un euro este año., quedando pospuestos para el trienio 2013-2015  Hay que recordar que el coste total de la nueva sede judicial talaverana es de 1,9 millones y el del servicio forense es de 3,8 millones. Para el mismo trienio quedan aplazadas las inversiones en nuevos juzgados de Torrijos (1,5 millones) y la mejora de sedes como la Audiencia Provincial (913.000 euros) y  los juzgados de Ocaña (4,8 millones) y Orgaz (925.000 euros).

-Más para Guardia Civil, menos para Policía.

Si las inversiones en instalaciones de la Guardia Civil aumentan de los 54.000 euros de 2011 a los 62.000 previstos para este año, las que percibirá el Cuerpo Nacional de Policía caen de 200.000 a 35.400 euros.

-Inversión cultural de Fomento a Quintanar.

Recientemente, el Ayuntamiento de Quintanar de la Orden anunciaba el inicio de la restauración de la Casa de Piedra. Esta obra será financiada por el Ministerio de Fomento en el actual proyecto presupuestaria con su coste total ,598.000 euros, después de que quedara sin aplicación una partida de 200.000 euros incluida en los presupuestos de 2011. La primera decisión de invertir en este edificio, en 2009, corresponde curiosamente a una quintanareña, la entonces ministra de Vivienda Beatriz Corredor, aunque es ahora cuando se hace realidad.