scorecardresearch

«Tolón tiene obligación moral y jurídica de bajar impuestos»

M.G
-

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Claudia Alonso, arremete contra Tolón por su gestión en el Ayuntamiento, asegura que el contrato de la basura se ha dejado en manos de los licitadores y pide más celeridad para elaborar el POM

«La oposición está muy unida, ojalá quisiera unirse el PSOE» - Foto: David Pérez

El verano acaba de terminar y comienza el otoño político. ¿Qué espera y quiere de este curso político para Toledo?

Lo que quiero es que Toledo se recupere de la crisis porque estamos sumidos en una crisis económica y social enorme y esta ciudad ha sido de las últimas en despertar. Toledo ha estado prácticamente un año vacía, con negocios y comercios cerrados, y empresas que no podían mantener su actividad. Quiero que empiece a despertar y si el equipo de Gobierno tuviera cierta humildad y dejara de lado la soberbia podríamos hacer muchas cosas de manera conjunta para ayudar a que esta situación revierta.

Dice que Toledo tiene que despertar. ¿Cuáles son las propuestas del Grupo Municipal Popular?

Proponemos una bajada de impuestos y sabemos que funciona porque ya se ha hecho en otras ocasiones. Eliminar trabas burocráticas y favorecer la implantación de empresas genera empleo y riqueza. En la situación actual estamos viendo una subida de impuestos a nivel general y autonómico y tenemos un ayuntamiento que presume de tener 30 millones de superávit, con lo que tiene la obligación moral de bajarle los impuestos a los ciudadanos.

Toledo es  la tercera ciudad española que más impuestos paga al ayuntamiento y hemos tenido progresivas subidas de la presión fiscal que son inasumibles. Basta con comparar lo que paga un vecino de IBI en Toledo con otro de viviendas grandes en municipios cercanos a la ciudad. Tenemos la obligación de ayudar a los vecinos con bajada de impuestos, bonificaciones, exenciones.

Comienza el debate de las ordenanzas fiscales. Desde el equipo de Gobierno apuntan que el Ayuntamiento perderá ingresos por dos millones de euros el próximo año. ¿Qué le parece?

El planteamiento de la izquierda parte de una base errónea que es presuponer que la riqueza no se crea. Sin embargo, el nuestro es distinto porque creemos que el Ayuntamiento tiene la obligación moral y jurídica de bajar los impuestos. Es una vergüenza que no se lo planteen en la situación en la que estamos. Lo absurdo es decir que dejarían de recibir y tratar de evitar su responsabilidad porque en el resto de municipios de España se han adoptado muchísimas medidas y ayudas en relación al covid para que los ciudadanos y las empresas pudieran salir de la crisis cuanto antes.

¿Su grupo eliminaría alguna tasa?

Habría que agruparlas y estamos viéndolo. Se pueden eliminar muchas de ellas porque al final el beneficio que obtiene el Ayuntamiento es mínimo, a veces cientos de euros. Además, desde el principio estoy en contra de la tasa de basura.

¿Qué  otras propuestas llevará su grupo municipal para las ordenanzas fiscales?

Cuando el vicealcalde planteó que quería que hablásemos y valorásemos las nuevas ordenanzas fiscales le contesté que queríamos modificarlas todas y que se aplicara la bajada del 3,3% del IPC de agosto. Es la única manera realmente de ayudar y de compensar la subida de la cesta que estamos sufriendo, la de los impuestos y la de la creación de algunos por parte de la Junta. No nos han dado contestación, tocarán los impuestos que quieran y no nos van a dar opción.

Está claro que hay que hacer una revisión de todas las ordenanzas fiscales porque algunas están desactualizadas, otras deberían aplicar bonificaciones, como una subida de la bonificación a familias numerosas al 50%, lo que permite la ley. También hay que ayudar a los autónomos, a las microempresas y es necesario una subvención específica para ellos.  El Ayuntamiento tiene que ser eficaz y ayudar en lo que se necesita.

¿Cree que el equipo de Gobierno escuchará al Grupo Municipal Popular?

No creo. Llevan 14 años en Toledo haciendo lo mismo, pero nuestra obligación es intentarlo y no vamos a dejar de hacerlo. Ya lo intentamos durante el confinamiento proponiendo decenas de medidas, pero no aprobaron ninguna. Eso sí, algunas de ellas posteriormente las han puesto en marcha, pero hay una obsesión por parte del Partido Socialista de no aprobar nada que lleve el logotipo del PP, algo que nosotros no hemos hecho porque no somos sectarios. Cuando hay algo que favorece a la ciudad se apoya. En cambio, la señora Tolón no ha querido aprobar ni una sola propuesta nuestra en dos años. No quieren escuchar y ese punto de soberbia lastra mucho también las posibilidades de mejorar en lo que resta de legislatura.

Hablaba del importante superávit que tiene el Ayuntamiento, pero también está gastando mucho en los desastres ocasionados por los temporales Filomena y la DANA.  ¿Cómo ve el asunto?

El Ayuntamiento ha tenido que hacer desembolsos y en estos casos cuenta y va a contar siempre con nuestra ayuda. Pero me sorprende que Tolón no es, o al menos es lo que aparenta, un mero cargo del PSOE, es mano derecha de Pedro Sánchez, miembro del comité ejecutivo federal, está en la FEMP y es una persona con predicamento en el PSOE, algo que es bueno para una alcaldesa de Toledo, pero debería servir para mejorar los intereses de la ciudad. Sin embargo, estos cargos no han sido para mejorar la ciudad, únicamente sirven para aplaudir a su líder y justificar muchas decisiones.

Cuando el verano pasado Sánchez quiso robarnos a los ayuntamientos  Tolón lo aplaudió y dijo que era bueno. Se aprobaron las ayudas de emergencia por las nevadas de Filomena y siguen sin cobrarse y Tolón con un hilo de voz lo ha puesto encima de la mesa. A lo largo de la legislatura el Gobierno nacional no ha puesto en marcha el fondo covid, no se ha dotado el fondo de transportes en el dinero que se había pedido y no se está permitiendo a los ayuntamientos poder participar en los fondos europeos en el porcentaje que la FEMP veía necesario, y Tolón está haciendo muy mala gestión de la ciudad.

Al final, algo que debería ser bueno por ser un cargo con cierta relevancia se ha convertido en algo terriblemente dañino para la ciudad porque no es capaz de llegar a acuerdos con la Junta ni de sacar ayudas a sus líderes nacionales. Así que todos estos cargos le sirven a Tolón para defender los indultos y que haya comunidades autónomas que se lleven el dinero antes que la nuestra por ser socias del Gobierno.  Aquí aparecen ministros anunciando todo tipo de inversiones, pero no se ha conseguido que figure un euro en los Presupuestos Generales del Estado. La ciudad de Toledo no es cualquiera, es la capital de Castilla-La Mancha y tenemos que ejercer nuestro peso y nuestra voz, pero no se ha querido por dejación de funciones y una aspiración suya interna que puedo hasta llegar a entender. Tolón no ha querido molestar mucho a Pedro Sánchez a ver si la coloca, aunque al final el puesto ha sido para Isabel Rodríguez.

Se ha referido a las ayudas por el temporal de Filomena. La ciudad está sufriendo este año fenómenos meteorológicos adversos que están causando muchos destrozos. ¿Sería necesario poner en marcha algún plan o protocolo municipal específico para estos casos?

Toledo tiene un plan de emergencias relativamente nuevo, pero este tipo de planes se van actualizando conforme van diciéndolo los expertos en el tema. Aun así, en Toledo hay unas carencias endémicas muy evidentes que llevamos 14 años reclamando. Por ejemplo, en el confinamiento vimos que en el Casco no había internet, o que la ciudad tiene una superdependencia del sector turístico que no nos permite diversificar nuestro sector económico y en el momento que cayó el primero cayó el sector servicios.

Cuando llegó la Filomena vimos el desastre  político de una persona que no supo reaccionar, que pidió tarde la ayuda de los efectivos de la UME a pesar de las alarmas y alertas y tuvimos bloqueada la ciudad durante quince días. Y ahora ha llegado la DANA y hemos comprobado que hay una carestía de ciertas infraestructuras que reclamamos desde hace muchos años. Si el nuevo hospital hubiera estado en pleno funcionamiento se habría quedado 24 horas aislado y sin poder entrar ni salir ambulancias. Y todo ello porque no tenemos los accesos al hospital, tampoco el Ministerio realiza el desdoble, ni la Junta empieza las obras en la parte trasera del hospital y no están terminadas las obras de canalización.

En este caso, las carencias de infraestructuras no tienen un signo ideológico, son un problema que llevamos 14 años reclamando y que no se han hecho porque llevan todos estos años gobernando los mismos y se han conformado con la foto, pero no se han abordado los temas que crean, transforman y hacen crecer a las ciudades.

¿Qué le parece el estudio informativo del Ministerio de Transportes sobre la conexión entre el Polígono y Azucaica?

Me hubiera gustado que se hubiera planteado dentro de la ordenación urbanística de la ciudad. Si a un ciudadano le dices que no tenemos Plan de Ordenación, que el actualmente vigente es del 86 se le hace un poco lejano. Y cuando estableces un POM, que se anuló hace diez años, y explicas a los toledanos que permitirá el desarrollo de dos millones de metros cuadrados en el Polígono Industrial, con nuevos desarrollos urbanos y conexiones que cohesionen la ciudad, estableces las infraestructuras y las zonas comerciales, lo haces con lógica y no poniendo parches desde hace años Lo que hubiera querido desde julio de 2011 es que se hubieran hecho los planos de la ciudad.

En relación a lo de Azucaica, hay que tener en cuenta que el barrio ha estado bastante marginado y necesita una conexión. Pero lo que reclamamos es la unión con Santa Bárbara. Tiene que ofrecerse una salida en condiciones y no lo que se plantea. Pero tengo tan poca fe en que la propuesta se traslade a los Presupuestos Generales del Estado que hasta que no lo vea no empezaré a creer que se puede hacer algo real.

 ¿Espera un avance del POM para el próximo año?

Lo llevo esperando seis años. El POM se anuló en 2011 y el tema se hubiera solucionado sacando de nuevo el plan a exposición pública. Pero ahora se ha complicado bastante la historia. En Toledo no hay proyecto de ciudad porque vive paralizada con el plan del 86. Si se quiere instalar una empresa no puede hacerlo libremente, aquí la empresa tiene que ir al Ayuntamiento a rogar que se hagan modificaciones específicas  para venir a generar empleo y riqueza. No cabe en ninguna cabeza que tengan que ocurrir estas cosas siendo la capital de la región.

Cuando en Toledo se quieren hacer desarrollos de viviendas también se tiene que ir rogando al Ayuntamiento, con lo que eso supone, que le permitan construir. El Plan de Ordenación Municipal es un elemento fundamental y mientras no se haga con ambición de querer ser una gran ciudad, teniendo claro que debe servir a medio y largo plazo, seguiremos con los mismos problemas.  Y seguirá ocurriendo porque siguen gobernando los mismos.

El Ayuntamiento ha iniciado el expediente de anulación del PAU de La Peraleda. ¿Cómo le gustaría que se desarrollara esa zona?

No voy a admitir que se vaya aumentando el archipiélago de Toledo. No es que no lo vea como barrio a medio o largo plazo, siempre dejando claro que la zona debe contar con todos los estudios arqueológicos y patrimoniales, pero no concibo un modelo de ciudad insostenible tanto económicamente como medioambientalmente. Tampoco puede salir el Gobierno regional a decir ahora que quiere hacer algo en el Barrio Avanzado.

Las lluvias torrenciales de primeros de septiembre han dejado al descubierto de nuevo restos de amianto en el Polígono.  ¿Hay que volver a actuar?

La solución se planteó en el informe de Emgrisa, en el que figuraba que había unos núcleos en los que se permitía el sellado del amianto. Sin embargo, veo lo que ha pasado y tengo la sensación de absoluto engaño y que ha tratado de parecer que lo solucionaban pero no es así.

¿Qué espera del convenio de Vega Baja entre el Ministerio, la Junta y el Ayuntamiento?

Lo estoy esperando desde hace demasiado tiempo. De tanto esperar puedo pensar que será un papel  con un acuerdo con cuatro cosas bonitas. Pero soy una persona de fe y voy a tenerla y a esperar a que Tolón cuando se haga la foto nos sorprenda y se ejecute algo magnífico  para poner en valor los restos patrimoniales y que los ciudadanos podamos disfrutar de esta zona.

¿Se ha mirado el contrato de la basura que está en licitación?

Después de las muchas prórrogas que ha habido han hecho un contrato en cuyos pliegos permiten que cualquiera pueda proponer cualquier cosa, pero el Ayuntamiento no se ha mojado en los temas principales, como el bolseo. No podemos consentir tener una ciudad llena de bolsas basuras, pero esta problemática también la han dejado al arbitrio de los licitadores y no se ha asumido la responsabilidad. También se pedía que se ampliara la recogida selectiva y lo hacen a través de puntos móviles, entre otras cosas.

 El equipo de Gobierno no ha querido mojarse y no ha buscado la ayuda de otros grupos. Toda la oposición tenía muy claro que si nos sentaban a hablar hubiéramos colaborado y habría salido un servicio de limpieza y de recogida para Toledo verdaderamente útil. Hay que tener en cuenta que los impuestos que pagamos en la ciudad son altísimos y queremos recibir unos buenos servicios, pero no han querido escuchar y nos costó muchísimo que nos lo explicaran, aunque únicamente lo hicieron con las cláusulas administrativas, pero la chicha está en las cláusulas técnicas.

También me llama la atención que el contrato lo hayan tenido tan oculto. Yhay que recordar las graves declaraciones del concejal del área de supuesta corrupción que no se me olvidan, que llevamos a Fiscalía para que lo investigue. Pero lo han llevado de una forma política tan errónea que espero que realmente se adjudique un contrato beneficioso para los ciudadanos.

Otros contratos de limpieza y recogida basura en ciudades patrimonios son parecidos. El de Santiago de Compostela, por ejemplo, que también es reciente, invita a las licitadoras a presentar las propuestas que mejor se adaptarían al servicio.

Desconozco el contrato de la basura de Santiago de Compostela, pero cuando externalizas un servicio lo haces porque tienes confianza en la especialización de las empresas y porque técnicamente saben ellos de su área más que el personal municipal, pero tienes que dejar mínimos establecidos, pero no se ha hecho.

Cuando sacas a licitación un contrato así no lo haces exclusivamente enfocado a las características administrativas, que son muy correctas, también hay que determinar qué ciudad quieres, si contenedores integrados o bolsas de basura en la calle que rasgan los gatos por la noche. También tienes que decidir si quieres aumentar las calles en el servicio y no coger un callejero y hacer un apaño dejándote calles que hay que incluir... Nosotros queremos un mejor contrato y está claro que habrá mejoras que tengan que plantear las empresas y entra dentro de la competitividad y eso es bueno, pero otra cosa muy diferente es no dar la cara en temas que ellos saben que son polémicos hay una línea inmensa.

El Consorcio se ha establecido ahora un ambicioso objetivo para que el Casco gane residentes a través de la rehabilitación de edificios y su puesta en venta o alquiler. ¿Le gusta esta política?

Sí lo es. Pero tengo que decir que Manolo Santolaya, el anterior gerente del Consorcio que falleció hace unos meses, hizo también una política muy buena de recuperación de espacios que estaban perdidos en la ciudad y es algo que no se había hecho nunca. La línea del Consorcio siempre ha sido la protección patrimonial y pasa por no tener una ciudad monumental cementerio. Es una política muy acertada y tenemos que exigir al resto de administraciones que poco a poco se vayan recuperando los niveles de inversión que se tuvieron hace años. Hay que recordar que Zapatero fue el que le pegó el hachazo económico más grande al Consorcio y a partir de ahí tuvo Manolo Santolaya que reinventarlo.

¿Qué opina del proyecto del Corral de Don Diego? ¿Cree que terminará materializándose del todo? Es una zona del Casco que lleva muchos años cerrada y sin uso.

Eso espero. Ahí no van a encontrarse con mi oposición. Y como confió en las personas que trabajan en el Consorcio y en su buen gusto, quiero pensar que saldrá adelante. Es una obra que ha tenido muchos problemas porque cuando se concibió este espacio para uso residencial apareció el maravilloso Salón Rico, pero confío en que ahora saldrá adelante.

¿Es posible que Toledo repita con el VIII Centenario del Nacimiento de Alfonso X el éxito del ‘Año Greco’ de 2014?

La organización de los eventos internacionales se tiene que preparar con muchísima antelación y con gran profesionalidad. Entiendo que nos ha pillado un covid por medio, pero me hubiera gustado que la programación hubiera comenzado antes y no en noviembre. Aun así, espero que sirva para potenciar Toledo y tengo muchas esperanzas.

Además, apuesto porque las conmemoraciones sean estables y no que nos demos cuenta sin tiempo, como ocurrió con la de Pérez Galdós, que pasó en Toledo sin pena y sin gloria. Y si nos remontamos atrás también hay cosas mejorables porque la clausura de la conmemoración de Toledo como Ciudad Patrimonio de la Humanidad se hizo con una clase de zumba en el Ayuntamiento. Sin embargo, ahora se ha seguido una línea mucho más adecuada y me gustaría pensar que se pueden celebrar estos eventos que funcionan tan bien a través de una entidad especializada.

Desde el equipo de Gobierno se dice desde hace tiempo que el PP está instalado en el discurso del odio.

Es el argumentario que les mandan desde Ferraz. Ese tipo de discursos se dirigen a los fans más aguerridos, pero ahí está nuestro trabajo de estos dos años de legislatura. Ellos tienen una amenaza muy grande con el hecho de que puedan surgir otros partidos de izquierda que puedan hacerles daño políticamente, pero el discurso del miedo funcionó en su momento, ya no.

¿Podía estar más unida la oposición en el Ayuntamiento?

Está muy unida, mucho más que nunca, por supuesto, con nuestros matices y respetando cada uno sus posturas ideológicas. Ojalá el PSOE quisiera unirse a nosotros.