El impacto de Iberdrola en la región es de 443 millones

LT
-

La eléctrica realizó pagos por 150 millones de euros a 380 empresas de la región, invirtió 82 millones, abonó 158 millones en impuestos y 54 en salarios

El impacto de Iberdrola en la región es de 443 millones

El impacto socioeconómico de la actividad de Iberdrola en 2018 se elevó a 443 millones de euros en Castilla-La Mancha. Tal y como subraya la compañía a través de un comunicado, esta cifra refuerza su  papel como uno de los principales motores de esta comunidad autónoma, en la que, durante el pasado ejercicio, realizó pagos por valor de 150 millones de euros a más de 380 empresas castellano-manchegas e invirtió 82 millones de euros.
El impacto fiscal de la actividad económica que la compañía ha llevado a cabo en la región ha superado los 158 millones de euros, mientras que los salarios y otras retribuciones han alcanzado los 54 millones de euros entre una plantilla de más de 550 profesionales.
El presidente del grupo, Ignacio Galán, destacó que «en Iberdrola queremos estar cada vez más cerca de las personas. Contribuir a su bienestar, a su progreso y preservar el planeta en el que todos vivimos son nuestras principales señas de identidad». La compañía acaba de estrenar un nuevo propósito, el de «continuar construyendo, cada día y en colaboración, un modelo energético más eléctrico, saludable y accesible», que se asienta en tres pilares fundamentales que constituyen los valores actualizados del grupo: «Energía Sostenible, Fuerza Integradora e Impulso Dinamizador».
La transformación digital es una parte esencial de esta contribución. Durante el año pasado, la compañía culminó el proyecto STAR (Sistema de Telegestión y Automatización de la Red) para el despliegue de las redes inteligentes, con el que se ha logrado digitalizar una red de 700.000 puntos de suministro en Castilla-La Mancha y cerca de 11 millones en España.
Asimismo, Iberdrola acomete actuaciones en las zonas de protección de avifauna, con las que adaptará en los próximos ocho años más de 48.100 apoyos eléctricos en Castilla-La Mancha.
A través de su Programa Social, cuyo objetivo es contribuir al desarrollo social y la mejora de la calidad de vida de las personas más vulnerables en los territorios de España donde la compañía desarrolla su actividad, Iberdrola colaborará en Castilla-La Mancha durante 2019 con Fundación Save The Children en Toledo y con la Fundación Solidaridad del Henares Proyecto Hombre, en Guadalajara. En el ámbito de la cultura, en 2018, la compañía renovó las iluminaciones exteriores e interiores, respectivamente, del Monasterio de Uclés, en Cuenca, y del Museo del Ejército, en Toledo. Asimismo, apoyó la restauración del retablo de la Catedral de Cuenca y suscribió un convenio de colaboración para la renovación de la iluminación ornamental exterior de la Basílica de Nuestra Señora del Prado.