Un rival con dinamita pero dudas atrás

J. M. Loeches
-
El cuadro verdinegro ha marcado 74 goles en el Campeonato de Liga. - Foto: Oskar González

El Sestao River se caracteriza por llevar el peso de los encuentros aunque también saca rédito al balón parado y al juego directo

Una cosa es la teoría y otra la práctica. El CD Toledo va a enfrentarse al Sestao River habiendo visto videos y más videos, pero luego hay que aplicarlo en el césped, y eso a veces en fútbol no sale del todo. Se intentará. Y como ha manifestado muchas veces el entrenador verde, Manu Calleja, lo más importante es centrarse en uno mismo y ejecutar lo trabajado en los últimos meses, siempre adaptando esos pequeños detalles que te va a marcar el contrario.
Y en este caso, el cuadro vasco llega a estos ‘play off’ con un equipo que puede parecerse en mimbres al CD Toledo. Reúne experiencia y juventud a partes iguales y ensambla calidad para crear juego colectivo e imaginación para desequilibrar con una individualidad. Además, los de Ibon Etxebarrieta también tienen muy estudiadas las jugadas de estrategia y son capaces de generar peligro con juego directo. Quizás lo que les diferencia del equipo toledano es que no son tan efectivos al contragolpe.
Etxebarrieta, que ya tiene experiencia en ascensos a Segunda B con el Zamudio SD, ha conformado un equipo a su gusto que ha mejorado el nivel con respecto al curso anterior. Tiene un centro del campo muy sólido y una delantera con gol, y su defensa, aunque ha sido la línea menos consistente, en ataque sí que ha conseguido aportar muchos goles gracias al balón parado.
Por todo esto, el River ha sido superior al 90 por ciento de sus rivales, aunque se le ha visto bajar ese dominio con los conjuntos de la parte alta del Grupo IV. Le ha costado llegar a un porcentaje alto de efectividad y eso le ha llevado a dejar abiertos algunos encuentros en los que al final se le han escapado puntos en los últimos minutos, un comportamiento que también han evidenciado a veces los de Calleja.
Aunque Mikel Ruiz ha defendido la portería ya con la clasificación asegurada, el portero titular es Ibon Barandiarán. En los laterales, el cuadro verdinegro tiene bastante seguridad con el trotamundos Ander Gago, con pasado en el Guadalajara en Segunda División, en el derecho, y con Jonma, en el izquierdo. El centro de la zaga ha ido variando a lo largo del campeonato, pero Jaime Zumalacárregui y Cabanas (también lateral izquierdo) se han consolidado como los preferidos del entrenador. Entre los dos suman siete goles. Por delante, Etxebarrieta suele situar un doble pivote con el joven De Enguino y el veterano Eneko Rubio, cada uno con sus funciones, mientras que el director de orquesta, en la mediapunta, es Aitor Villar, un atacante que es capaz de moverse por todas las posiciones del ataque y que también ha venido actuando en banda. Por el costado izquierdo entra el hispano-portugués Víctor Monteiro, que ha anotado doce goles en la Liga, y por el derecho, Txema Pan, muy móvil y de gran calidad. Ha firmado ocho dianas y puede jugar también como delantero centro. Sin embargo, esta campaña el ‘9’ muy pocas veces se lo han arrebatado a Óscar Martín ‘El Rifle’, quien a sus 35 años ha vuelto al River para alcanzar los 17 tantos.
Hasta catorce futbolistas han marcado algún tanto del total de 74 que ha anotado el Sestao River en las 38 jornadas de la Liga. Y es que no hay que olvidarse del extremo Marcos Jimeno o del delantero Álvaro Martín. Asimismo, Julen Huidobro y Aitor Huete son buenos recambios para el centro del campo y con facilidad para ver portería.