El Torrijos se reinventa ante la expulsión de Josu y suma un merecido punto

Área 11
-

Los locales impusieron su voluntad y esfuerzo físico ante un Azuqueca que defraudó por su escasa creación de juego

El Torrijos se reinventa ante la expulsión de Josu y suma un merecido punto

Pedro Velasco debutó con buen pie en el banquillo del Torrijos al arrancar un empate ante un Azuqueca del que se esperaba mucho en el San Francisco, pero que evidenció muchas carencias. No hay que olvidar, que los azudenses afrontaban el choque sin cuatro de sus hombres importantes: Rafa Espada, Roberto, Manzano y Carlos García, y ello pasó factura a los visitantes, que en ningún momento jugaron cómodos y apenas crearon peligro ante un rival bien plantado sobre el terreno de juego.
El Torrijos no tardó en hacerse con el mando del encuentro ante un Azuqueca teóricamente superior en cuanto a técnica se refiere. Pero el joven equipo local suplió con esfuerzo físico y voluntad sus carencias técnicas y durante el primer cuarto de hora de juego suyo fue el balón. El Torrijos era el único equipo que conseguía llegar con cierto peligro hasta la portería rival, sobre todo con subidas rápidas por la banda derecha y algún que otro centro al área que, pese a todo, resolvió con contundencia el guardameta visitante Javi Alonso.
El Azuqueca intentaba hacer su juego, pero no conseguía salir de su parcela y sucumbía una y otra vez ante el acoso de la joven escuadra local. El encuentro estaba resultando entretenido, pero a partir del minuto 30, el juego se endureció de una forma absolutamente incomprensible y el encuentro se convirtió en una lucha embarullada en el centro del campo. Y en una de esas acciones, en el minuto 36, se acababa generando una pequeña tangana en la que el jugador local Josu le propinaba un balonazo intencionado al visitante Pascu. El colegiado no lo dudó y le mostró la roja directa al jugador local, dejando al Torrijos con un hombre menos a falta de 55 minutos de juego.
Tras el descanso, continuó la igualdad como tónica dominante, con un Azuqueca que decepcionó un tanto ya que en ningún momento impuso su mayor calidad en el terreno de juego. Javi Robledo, al cual se le temía mucho en San Francisco, estuvo muy bien marcado por la pareja de centrales rojiblancos y apenas dio señales de vida. Mientras, Pedro Velasco animaba a sus jugadores a mantener el orden defensivo y a buscar alguna contra para llevarse los tres puntos. Y la tuvo el Torrijos en el minuto 84, cuando el peligroso Cristian conectó por la derecha y envió un centro envenenado a Chumi en el punto de penalti. Pero, cuando el gol se cantaba en la grada, el disparo lo detuvo el portero azudense.
Animó esta jugada al cuadro local, que se lanzó en busca de la portería rival y dispuso de otra buena ocasión solo dos minutos mas tarde en una falta sin consecuencias.
En tiempo de descuento el Azuqueca se fue a por el partido aprovechando el cansancio de su rival. La gran estatura de sus hombres ofensivos permitió al cuadro azudense gozar de dos claras ocasiones, sobre todo la de su capitán Pancorbo que aprovechó un lanzamiento de córner para inquietar la meta de Alberto. La jugada terminó en un barullo resuelto por la defensa local. La última jugada del encuentro tuvo a Esaú como protagonista, pero su disparo lo rechazó Kevin en una buena intervención que dejó el encuentro con el cero a cero inicial.