Un cadáver en la A-42 a la altura de Illescas

La tribuna
-

La Guardia Civil abre una investigación por el hallazgo de restos humanos en la A-42 en Illescas (Toledo)

Patrulla Guardia Civil. - Foto: David Pérez

La Guardia Civil abría ayer una investigación en relación al hallazgo de restos humanos en la carretera A-42 a su paso por el término municipal de Illescas. La Guardia Civil recibía poco antes de las seis de la madrugada del lunes dos llamadas de particulares y una del 112 que también fue alertada por un particular, avisando de la supuesta aparición en la esta vía, en el kilómetro 34,600, de un animal muerto en la calzada.
Sin embargo, cuando la patrulla desplazada llegó al lugar indicado lo que se encontraron los agentes fueron restos humanos del cadáver de una persona cuya identidad aún se desconoce, que pudo haber sido atropellada varias veces por el estado y dispersión de los restos.
La Guardia Civil acordonó la zona  para realizar las pesquisas correspondientes y recoger, además de los restos de este cadáver que se encontraba desmembrado, las posibles pruebas con las que llevar a cabo la investigación sobre lo sucedido. A lo largo de la mañana de ayer, y después de que la autoridad judicial permitiera el levantamiento de dichos restos, se abrió el carril derecho de la autovía -en dirección a Toledo- que había permanecido cortado durante horas y que provocó importantes retenciones dado que es una vía por la que circulan, sobre todo en días laborables, miles de vehículos.
 Hasta el lugar de los hechos además de la Guardia Civil, se desplazaron empleados de Obras Públicas y un médico de Urgencias, que únicamente confirmó el fallecimiento de esta persona. El punto kilométrico en el que se hallaron los restos del cadáver está a 500 metros de la salida 35 a Illescas centro y según confirmaban fuentes de la Delegación del Gobierno no se registró ningún vehículo accidentado en las inmediaciones.