La XXXI Semana Cultural de 'El Trapío' echa a andar

Dominguín
-

Jesús Hijosa, Joselito de Vega, Manuel Amador y Joel Rodríguez, conducidos por el periodista Mario Gómez, fueron los primeros nombres propios de la semana. Las novilladas como futuro de la tauromaquia fue la temática sobre la que versó la tertulia

La XXXI Semana Cultural de 'El Trapío' echa a andar - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

La sala Domingo Ortega del coso de Mendigorria se quedó pequeña para acoger a la marea de gente que se llenó al reclamo del elenco anunciado que iba a tratar un asunto de la máxima actualidad.
Rondaban las 8 de la tarde cuando a modo de clarinazo el presidente de la Peña ‘El Trapío’ de la capital regional tomaba la palabra para inaugurar la XXXI Semana Cultural.
En sus palabras, Antonio Almena, quiso, además de presentar los actos y dar la bienvenida a todos los asistentes, tener un cariñoso recuerdo con el ganadero Francisco Medina y Lucia de Castro mujer del expresidente de la entidad, Luis Sánchez Aranda, ambos socios de la peña y recientemente fallecidos, por los que se guardó un minuto de silencio.
Tras ello, fue turno para que Mario Gómez, periodista y habitual en los coloquios de la capital, comenzó a dar presentación a los cuatro invitados de la velada.
Jesús Hijosa, alcalde de Villaseca de la Sagra y alma mater del Alfarero de Oro y Alfarero de Plata, desgranó la evolución del certamen y cómo ha ido variando con el paso de los años, además de poner en liza los nombres de los tentaderos públicos del próximo Alfarero de Plata, así como esbozar lo que será la edición 2020 del Alfarero de Oro. Fue muy crítico con la viabilidad de las novilladas hoy en dia, las cuales están ahogadas en gastos lo que las hace inviables económicamente. Sonaron varias veces los aplausos tras su intervención que dejó claro la situación analizada por el edil sagreño.
Joselito de Vega, quien además de ser matador de toros, lleva un cuarto de siglo al frente de la Escuela Taurina de Toledo, relató los cambios que ha sufrido la entidad educativa así como las alegrías y momentos difíciles por los que ha pasado durante su periodo al cargo. Además de recordar momentos entrañables y nombres de toreros que han pasado por la misma y que hoy son destacados en los carteles de las principales ferias de los diferentes escalafones. Es partidario el profesor de la escuela de que se cuente con los noveles para que se rueden en festejos menores y que no se deje por parte de Ayuntamientos y empresarios de realizar encerradas. También abogó por las clases prácticas que son el primer contacto de los alumnos con el público y una plaza de toros.
También matador de toros es el albaceteño Manuel Amador. Amador por su parte aportó su visión respecto a la organización de las novilladas sin picadores, además de su experiencia como organizador de corridas de toros. Sin duda, el certamen de ‘Promesas de nuestra tierra’ es uno de los más señeros de cuantos festejos sin picadores se celebran en el panorama nacional y que en 2020 celebrará su quinta edición, de la que ya se están comenzando a esbozar los carteles. Coincidió con Hijosa en el planteamiento sobre el futuro de estos festejos que necesitan ayuda de los ayuntamientos para llevarlos a cabo. Claro en sus planteamientos pisa el suelo en cuanto a su puesta en escena, lo cual debe llevarse a cabo con cabeza y si no se puede realizar un festejo es mejor que hacerlo en condiciones no legales.
Novilladas sin picadores de las que también es habitual organizador el último de los componentes de la mesa que ayer inauguraba este ciclo. Joel Rodríguez, aportó su visión desde la organización de este tipo de festejos, así como de los festejos populares, de los cuales este empresario también tiene experiencia, por lo que pudo aportar su opinión desde este prisma de doble focal. Ha anunciado que volverá a organizarse el certamen regional de recortes con dos semifinales y una final que espera que se asiente y tenga buena acogida por los aficionados al festejo popular.
Para esta tarde-noche, la Peña ‘El Trapío saldará una «deuda pendiente», pues tras no poderse celebrar en el último ‘Noviembre Cultural y Taurino’, se hará justicia con uno de los personajes más reconocidos de la plaza de toros de Toledo.
El cirujano Blas Díaz, verá reconocida su trayectoria de más de tres décadas al cargo de la enfermería capitalina, a lo que habría que sumar varios años como aprendiz. Este reconocimiento, inicialmente programado para el pasado mes de noviembre, hubo de ser suspendido por motivos de salud del homenajeado y será ahora cuando, con la conducción del doctor Armando Martín Capilla, se lleve a cabo.