«Soy asturiano, pero lo que haga aquí, será como talaverano»

Raquel Jiménez
-

El director general blanquiazul detalla sus inicios en el arbitraje, su opinión sobre el VAR o su ilusión en el CF Talavera

El director general blanquiazul insiste en la unión de todos los estamentos del club para el éxito del equipo. - Foto: Ferrero

Llega el momento de conocer un poco más a César Muñiz Fernández. Sus inicios en el arbitraje, sus años en Primera, su opinión sobre la entrada de la tecnología en el fútbol con el VAR, así como sus diversas facetas profesionales y su ilusión en el CF Talavera.
De su etapa en el arbitraje, ¿cuál es el mejor y el peor recuerdo?
Los recuerdos son todos bonitos cuando has sido árbitro en distintas categorías y tenido la suerte de llegar a Primera División; sólo 20 colegiados acceden a la máxima categoría de los 15.000 ó 20.000 que hay en España. He intentado disfrutar de cada etapa pero, sin duda, es la Primera División la que más repercusión tiene; pero tengo gratos recuerdos de Segunda, de Segunda B y de Tercera, de los viajes y del trato con los compañeros. Pero Primera y a nivel internacional te hacen disfrutar y te forma como persona; no hay que olvidar que en el arbitraje empiezas con 15 años, con lo que te hace madurar muchísimo.
Siguió la estela paterna.
Sí, sí. Mi padre fue asistente internacional. Estuve jugando al fútbol en alevines, infantiles y cadetes; pero mi padre me contaba en casa anécdotas y reglas de juego y, de esta forma, me fui enganchando a la figura del árbitro. Con 15 años decidí empezar en este mundo que requiere mucha personalidad e independencia.
¿Cuándo un árbitro deja de estar en activo, es más crítico o compresivo con el gremio?
Yo creo que es buena la crítica constructiva porque te abre los ojos. Desde que dejé de arbitrar, estoy en los medios de comunicación, ahora en la televisión, y cuando el colegiado lo hace bien, le felicito y aplaudo, mientras que cuando lo hace mal, intentamos  encontrar el motivo del error.
¿El VAR ha mejorado la labor arbitral?
Da una segunda oportunidad al árbitro y además hace el deporte más justo. Pero hay que hacer que el VAR sea mucho más rápido porque el futbolista y el espectador quieren dinamismo; entonces, si el fútbol, en el que ya de por sí se juega poco, lo paras mucho más, se convierte en un deporte que carece de esa viveza que todo el mundo quiere.
¿Le hubiera gustado contar con el VAR?
La verdad es que sí porque toda ayuda, bienvenida sea. Además ,me hubiera adaptado perfectamente.
¿Cómo atiende a todas sus facetas profesionales?.
Lo importante es hacer bien los frentes en los que estoy e intentar dedicarlos tiempo. No olvidemos que la Dirección General de un club lleva muchas horas porque son bastantes áreas y, sobre todo, en esta fase de cambio. Pero al final es importantísimo hacerlo todo con pasión, ilusión y mucho respeto; yo soy asturiano, pero todo lo que lleve a cabo aquí, lo haré como si fuera talaverano.
¿Cuál es su ilusión en el CF Talavera?
Pues que debemos creernos que podemos ser un Fuenlabrada o un Huesca, pero con mucha calma y paciencia. Mi ilusión es ver a la gente convencida con este proyecto, que apoye, que sea socio y que anime al club. Y, sobre todo, que seamos todos una piña porque en el fútbol nos desanimamos rápidamente. Entonces, hay que hacer un llamamiento al socio para que tenga paciencia y constancia. Si entre todos apoyamos al club, seguro que lo vamos a llevar en volandas.