Lince ibérico: 146 ejemplares nacidos en libertad en 2020

J.M.
-

La Junta libera en Polán a dos de los seis ejemplares cuya suelta está prevista este año en los Montes de Toledo. En total, se han reintroducido a 51 individuos en los últimos años

Lince ibérico: 146 ejemplares nacidos en libertad en 2020 - Foto: Yolanda Lancha

Un hábitat bien conservado y abundancia de conejo alimentan la estadía y la reproducción del lince ibérico, una especie autóctona protegida que se reintroduce con cuentagotas en los últimos años. La directora del Organismo Autónomo de Parques Nacionales, María Jesús Rodríguez, ayudó al consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, a la liberación de uno de los dos ejemplares soltados a la vez en la finca ‘El Borril’, perteneciente a la Diputación y localizada en Polán. Apenas estuvieron 20 segundos cada uno a la vista del medio centenar de espectadores antes de perderse en el paraje.

Los Montes de Toledo constituyen uno de los tres hábitats del lince ibérico en Castilla-La Mancha. La región alberga unos 180 ejemplares con más de un año de vida y unos 146 cachorros: 69 en los Montes de Toledo, 40 en Sierra Morena oriental y 37 en Sierra Morena occidental.

La suelta de ‘Regata' y 'Rally’, como parte del programa europeo ‘Lynx Connect’ fue antecedida en las anteriores semanas de 2021 por la puesta en libertad de tres ejemplares en la provincia de Ciudad Real y dos en la de Toledo, también en ‘El Borril’. Se trata de una hembra y un macho de lince ibéricos nacidos en 2020, concretamente con 11 meses de vida y a un paso de alcanzar la edad juvenil. Ambos procedían del Centro de Cría en Cautividad de Zarza de Granadilla (Cáceres), dirigido precisamente por el Organismo Autónomo de Parques Nacionales del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

De esta manera, el programa derecuperación del lince ibérico ha liberado ya 51 ejemplares en los Montes de Toledo y 101 en el conjunto de Castilla-la Mancha. «Es una muy buena noticia», apuntó al respecto José Luis Escudero, quien destacó que la región cerró el año 2020 con 146 cachorros repartidos en 46 camadas silvestres. «La reintroducción del lince ibérico va a ir más allá porque formamos parte de un proyecto aprobado por la Unión Europea», indicó sobre el ‘Lynx connect’.

Los Montes de Toledo albergarán la suelta de seis ejemplares este año 2021, unos individuos que tienen como mayor peligro para su supervivencia la muerte por atropellos. La directora del Organismo Autónomo de Parques Nacionales reconoció el trabajo de los equipos de los centros de cría y cautividad y el de los agentes que completan el seguimiento de los ejemplares en el campo. «Salen con la energía, con la potencia y con la gana de libertas por cómo se han criado», afirma la responsable, quien resaltó el «extremo cuidado» de los centros para que no se acostumbren al ser humano.

Actualmente en la región se encuentran asentadas un total de 47 hembras reproductoras, 21 en Montes de Toledo, 12 en Sierra Morena oriental y 14 controladas en Sierra Morena occidental, núcleo que ha evolucionado principalmente con ejemplares silvestres. Otros indicadores positivos son, por un lado, el alto porcentaje de ejemplares silvestres nacidos en 2019 que en 2021 ya regentarán territorios y se incorporarán a la fracción reproductora de la población. Y, por otro lado, la buena adaptación de los ejemplares procedentes de los centros de cría. De los 10 ejemplares liberados el año pasado, un total de 6 se han asentado en las áreas de reintroducción: 3 en los Montes de Toledo y 3 en Sierra Morena oriental.

La nueva andadura del proyecto Life ‘Lynx Connect’ coordinado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía tiene 21 socios beneficiarios, entre los que se encuentra la comunidad de Castilla-La Mancha, con la participación de la Consejería de Desarrollo Sostenible (que coordina el proyecto en la región) y la Consejería de Fomento. Otros socios que trabajan en la región son el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, Fundación CBD-Hábitat, WWF, Fundación Artemisan y la empresa Fomecam.