La labor de los capellanes de hospitales y residencias

Redacción
-

El arzobispo ha reunido por videoconferencia a medio centenar de sacerdotes que ene stas semanas están realizando una labor «silenciosa e invisible» en los hospitales y residencias

La labor de los capellanes de hospitales y residencias

Aunque el arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, desde el inicio de la pandemia mantiene un contacto directo y diario con cada uno de los capellanes de los hospitales y residencias geriátricas con asistencia religiosa- ha reunido a medio centenar de sacerdotes en una videoconferencia para compartir testimonios, inquietudes y preocupaciones.
En este encuentro, el primero de estas características que se produce tras 42 días de confinamiento, el prelado ha escuchado cada una de las experiencias, así como la descripción de la realidad de los centros en los que asisten espiritualmente de los sacerdotes, que están realizando una labor silenciosa e invisible en los hospitales y residencias. Lo hacen acompañando espiritualmente a enfermos de Covid-19, profesionales y familiares. De ahí que Cerro haya destacado que esta labor también «ayuda a sanar a los enfermos y a todos los que están sufriendo esta enfermedad».
Los capellanes son los administradores de los sacramentos y están atentos a la necesidad espiritual de cada enfermo, acompañando y rezando por los pacientes contagiados. Una entrega que no sólo llevan a cabo con los enfermos sino también con todos los profesionales sanitarios y de las residencias, porque tal y como expresaron encuentran en los sacerdotes su cercanía y entrega, compartiendo juntos la misión de sanar a cientos de personas.
También tuvo lugar un recuerdo a los sacerdotes que están contagiados por el coronarivus, dedicando un especial momento de oración por los sacerdotes que han fallecido en esta pandemia, y demostrando una vez más como el amor de Cristo les ha urgido a acudir a los hermanos enfermos.
Todos los hospitales públicos y privados, así como residencias de ancianos -con asistencia espiritual- de la Archidiócesis de Toledo cuentan con la atención espiritual de sacerdotes, organizados por turnos y guardias para hacer presente el amor de Cristo en medio del dolor y la enfermedad.