Un final incoherente

J. M. Loeches
-

El CD Toledo cede en casa (0-1) ante La Roda tras dominar el partido 65 minutos, aunque sin ocasiones claras de gol. La expulsión de Machuca fue clave

Un final incoherente - Foto: Yolanda Redondo

Diez jornadas después el CD Toledo volvió a perder. No lo mereció. Fue muy superior a La Roda, en dominio y posesión, pero cometió un fallo grave que le sacó del encuentro y alejó la medicina que hubiera supuesto para la clasificación y para la recuperación de Chato. Al equipo albaceteño le valió con defenderse sin fisuras y aprovechar una salida rápida en la que el portero Machuca fue expulsado, a falta de diez minutos para el final.
Podía presuponerse que el inicio fuera un tablero de ajedrez en el que ambos equipos iban a medir muy bien sus movimientos. Pues así fue. El conjunto de Manu Calleja quiso más la pelota y La Roda se conformó con esperar para robar y salir de forma rápida pero lo más reseñable de los primeros minutos es el emotivo minuto de aplausos, en el 6 de partido, para apoyar a Chato, que está jugando la final de su vida en el hospital Virgen de la Salud.
Con la dosis de fuerza que aportan estas iniciativas, el CD Toledo dispuso de la primera llegada por medio de Iván Bueno, que entró al área un poco escorado a la izquierda y su remato se lo tuvieron que mandar a saque de esquina. En el minuto 10 el rival contestó mejor sabe, con una falta colgada al área que Félix no dirigió bien con la cabeza. Ocasión muy clara. Pero en ese intercambio de golpes el conjunto verde también aportó un centro aparentemente inofensivo de Álex Pérez desde el lado izquierdo que rebotó en la bota izquierda de Iván Bueno. El madrileño no pudo controlarla bien a pesar de que se encontraba perfectamente situado.
El CD Toledo estaba fogoso y lanzó dos saques de esquina consecutivos en torno al minuto 20 con los que pudo haberse adelantado, uno de ellos rematatado de cabeza por Pepe Delgado, que maldijo de nuevo su falta de puntería. Tiene ganas de marcar. Casi las mismas que la diestra de Álvaro Antón de volver a hacer diabluras. A todo esto, Calleja se decantó por meter a Cifu y a Esparza para poner a Santigosa como pareja en el centro de la zaga con Dennis Nieblas.
El resultado estaba siendo un dominio absoluto, por jugadores, por posicionamiento y, hay que decirlo, por intensidad y compromiso en cada acción. Tanta que cada  balón perdido se recuperaba casi inmediatamente. Sólo faltaba que los dos de arriba entrasen más en contacto con la pelota o rematasen alguna de las llegadas de sus compañeros.
Con La Roda bien cerrado atrás y sin concesiones, el balón parado fue la mejor manera de asustar y Antón, en una falta escorada, forzó a Miguel a conceder otro córner más. Iban unos cuantos. Y uno más tras una salida rápida de Manu Gavilán en la que el colegiado aplicó ley de la ventaja y que terminó de nuevo en la esquina. En el minuto 38 hubo un amago de pedir penalti de Manolo sobre Jokin Esparza cuando el navarro entraba a rematar un centro pasado de Álex Pérez. García de la Mora dejó sacar... otro córner.
El CD Toledo no dejaba a La Roda pasar del medio campo pero el dominio no terminaba de transformarlo en peligro claro. Incluso, Calleja, cuando el equipo estaba en ataque posicional, metió adentro a Iván Bueno y Esparza para sorprender, con Rubén Moreno y Manu Gavilán abiertos en banda. Y ya en el minuto 45, se pidió otra pena máxima, esta vez por impedir Felipe Belmonte el remate de Rubén Moreno en un balón que venía desde la derecha.
La segunda parte cogió la inercia de la primera y las aproximaciones del Toledo no se hicieron esperar. La Roda metió el miedo en el cuerpo durante un par de minutos pero en el 50 llegó la mejor ocasión del partido para los verdes. La provocó un centro de Álex Pérez al corazón del área que rebotó en el portero y luego nadie pudo hacerlo entrar en la portería.
José Luis Fuentes hizo el primer cambio en su equipo, pero el CD Toledo seguía dando palazos a las olivas para recoger las aceitunas. En otro centro fue Félix el que casi introduce la pelota en su portería. Otro saque de esquina más. La posesión se mantenía del lado toledano, pero en una fase en la que se empezaron a meter balones al área por meterlos. Y no pareció una buena idea.
En torno al minuto 65 ya era evidente que el dominio se había repartido. Fuentes pensó que era el momento de meter a Marcos Moreno y Calleja retiró a Cifu, que no estaba al cien por cien, para dar veinte minutos a Obed. La tendencia era la misma. Quizás el punto se estaba viendo como positivo, pero en verdad no hubo tanta aproximación. Justo cuando el técnico local había hecho el segundo cambio, Pascu por Pepe Delgado, Machuca salió a tapar la carrera de Marcos Moreno y tocó la pelota con la mano fuera del área. El colegiado no tuvo dudas, le sacó la roja y Manu Calleja sacrificó a Manu Gavilán para que Tirso debutara en la portería toledana. En esa misma falta, el mexicano estrenó sus guantes.
El empate ya sí que parecía notable o sobresaliente, pero apenas unos segundos, porque en el saque de esquina posterior, Álvaro Collado se elevó para rematar de cabeza y poner el 0-1. El Toledo entró en la locura de hacer la guerra como fuera. Rubén Moreno se sacó disparos de la nada y Obed dispuso de otro desde fuera del área. No era la tarde, desde luego, porque el partido había sido magnífico.
Dennis Nieblas se fue arriba para intentar rematar alguna pelota pero el encuentro se había difuminado de tal manera que se entró en el descuento con el contrario parando sin miramientos cualquier aproximación.