La renovada zona de Escuela Gimnasia, tras Semana Santa

I. G .Villota
-

No habrá inauguración, al estar en campaña, pero sí se organizará una fiesta con las 17 asociaciones sociales que tienen su sede en el Parque de la Integración para celebrar la mejora del espacio

La renovada zona de Escuela Gimnasia, tras Semana Santa - Foto: Víctor Ballesteros

Otra obra importante, no solo por la recuperación de un espacio público, hasta ahora muy degradado, sino por el componente social que tiene la intervención, una demanda además de las denominadas históricas. La actuación de mejora en el Parque de la Integración, conocido como la zona de los chalés de la Escuela de Gimnasia, estará lista en 15 días, tras la Semana Santa. No habrá inauguración oficial de la obra, al estar en plena campaña electoral, pero sí se organizará una fiesta con las 17 asociaciones sociales que tienen su sede en este espacio para celebrar la mejora acometida. 
Se trata de una obra gestionada por el área de Urbanismo, dirigido por Teo García, con un presupuesto de 140.000 euros que solventa una demanda vecinal histórica en la ciudad, atendiendo a la degradación de la zona, con importantes problemas de accesibilidad, por ejemplo, incomprensibles cuando allí tienen sede entidades como la asociación de daño cerebral o la de enfermos de alzheimer. 
Las obras han consistido en crear aceras, hasta ahora inexistentes y muy necesarias teniendo en cuenta que los usuarios de estas entidades utilizan sillas de ruedas por problemas de movilidad. También mejora el pavimento, en estos momentos de tierra y plagado de baches.  
Eliminación de cableado. Una parte fundamental es la eliminación del cableado, actualmente sujeto a los árboles. También se ha aprovechado la actuación para introducir una  red  de  saneamiento de pluviales.
La  ordenación no modifica las entradas al espacio ni tampoco el arbolado existente, aunque se eliminarán los ejemplares que están completamente secos, lo que supone un problema de seguridad, para posteriormente plantar otros nuevos.
Con la obra también se redistribuirá el alumbrado público, con la instalación de seis nuevas farolas. 
Uno de los apartados más importantes de la obra es la ordenación del aparcamiento, que en la actualidad se hace de manera indiscriminada. En total se crearán un total de 37 plazas de estacionamiento con sus marcas viales, dos de ellas reservadas para personas con discapacidad.
En total se ha actuado sobre una superficie de casi 2.500 metros cuadrados. De ellos, 1.200 responde a la superficie viaria, unos 330 metros cuadrados al aparcamiento y los casi 1.000 metros cuadrados  son aceras y espacio peatonal.